Colom­bia. «Fren­tes de Segu­ri­dad» anun­cia­dos por Min Defen­sa tie­nen carac­te­rís­ti­cas simi­la­res al paramilitarismo

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 5 de sep­tiem­bre de 2021.

En Barran­qui­lla y en Colom­bia se encen­die­ron las alar­mas tras el anun­cio el Minis­tro de Defen­sa, Die­go Molano, en el que se dará vía libre a la crea­ción de un “fren­te de Segu­ri­dad Ciu­da­da­na” que según lo dicho por el ten­drá el res­pal­do de empre­sa­rios y habi­tan­tes de la ciu­dad. Lo que preo­cu­pa sobre esta pro­pues­ta es que tie­ne una meto­do­lo­gía simi­lar a la que creó el para­mi­li­ta­ris­mo en Colombia.

Según lo dicho por el Minis­tro, estos fren­tes de segu­ri­dad ser­vi­rán tam­bién como «redes de apo­yo para enfren­tar el deli­to» y están jus­ti­fi­ca­das en el tra­ba­jo de la comu­ni­dad y en apro­ve­char las «capa­ci­da­des logís­ti­cas y tec­no­ló­gi­cas que tie­nen las empre­sas de vigi­lan­cia para dar infor­ma­ción», es decir que se vin­cu­la­ría a las empre­sas de vigi­lan­cia pri­va­da en estruc­tu­ras orgá­ni­cas de las fuer­zas de seguridad.

Sobre esta pro­pues­ta, que se mate­ria­li­za­ría la pró­xi­ma sema­na, siguen reca­yen­do muchas dudas y preo­cu­pa­cio­nes, pues ade­más de la fal­ta de con­trol ciu­da­dano que podría encu­brir la actua­ción de estos “fren­tes de segu­ri­dad” están los ante­ce­den­tes de este tipo de ope­ra­cio­nes, en que los pode­res de fuer­za públi­ca en manos de civi­les se con­vir­tie­ron en un ele­men­to de daño y de ero­sión del Esta­do de dere­cho y demo­crá­ti­co en el país.

El para­mi­li­ta­ris­mo sur­gió con la figu­ra de «Fren­tes de seguridad»

Sobre la segun­da preo­cu­pa­ción, esta­ría rela­cio­na­da con lo afir­ma­do por Salva­to­re Man­cu­so ante la Comi­sión de la Ver­dad, en torno a cómo se dio la crea­ción de las Auto­de­fen­sas Uni­das de Colom­bia y el papel que jugó ese jefe para­mi­li­tar en la géne­sis de esa para esta­ta­li­dad, en la que él par­ti­ci­pó como un civil qué tejía redes de apo­yo, que desa­rro­lla­ba infor­mes y que inclu­so fue inte­gran­te de orga­nis­mos de inte­li­gen­cia como el Beto que se carac­te­ri­zó por ser uno de los orga­nis­mos que más terror gene­ra­ba en la población.

Y jus­ta­men­te esa mane­ra de ope­rar, uni­da a los bají­si­mos índi­ces de ope­ra­ti­vi­dad de la jus­ti­cia es que infun­den dudas y preo­cu­pa­cio­nes entre un impor­tan­te sec­tor de orga­ni­za­cio­nes de Dere­chos Huma­nos, pues este tipo de “fren­tes de segu­ri­dad” esta­rían direc­ta o indi­rec­ta­men­te invo­lu­cra­dos con la fuer­za públi­ca, pero a la hora de ren­dir cuen­tas por sus accio­nes se encon­tra­rían por fue­ra de las revi­sio­nes que se hacen a orga­nis­mos del Estado.

Lea ade­más: Las decla­ra­cio­nes de Man­cu­so ante la Comi­sión de la Verdad

Adi­cio­nal­men­te, en la coyun­tu­ra actual del país, en la que en el mar­co del paro nacio­nal se vio la actua­ción con­jun­ta de civi­les arma­dos jun­to con inte­gran­tes de la poli­cía o el ejér­ci­to lo que se ha deno­mi­na­do para­mi­li­ta­ris­mo urbano, suma­do a la inca­pa­ci­dad o desin­te­rés por par­te de la fis­ca­lía en cuan­to a la judi­cia­li­za­ción de esos crí­me­nes come­ti­dos, cobi­ja con un man­to de impu­ni­dad las actua­cio­nes de este tipo de gru­pos que pue­dan ser vio­la­to­rias de los Dere­chos Humanos.

Fren­tes de Segu­ri­dad en la Cos­ta Atlán­ti­ca y los pode­res corrup­tos. Una com­bi­na­ción peligrosa

Por otra par­te, tam­bién hay un sec­tor polí­ti­co muy preo­cu­pa­do por este anun­cio del Minis­te­rio de Defen­sa, pues jus­ta­men­te la cos­ta atlán­ti­ca y su cla­se polí­ti­ca y empre­sa­rial se encuen­tra en este momen­to en el ojo del hura­cán pues se han ven­ti­la­do y denun­cia­do múl­ti­ples accio­nes en las que los cla­nes polí­ti­cos allí pre­sen­tes pre­ten­den ampliar sus fron­te­ras al nivel nacional.

Por otra par­te, las recien­tes ame­na­zas de muer­te en con­tra del gober­na­dor Car­los Cai­ce­do, que en prin­ci­pio fue­ron atri­bui­das a las AGC, pero que des­pués se dio a cono­cer que pro­vie­nen de sec­to­res cri­mi­na­les dife­ren­tes, dan cuen­ta de la con­fi­gu­ra­ción de una vio­len­cia estruc­tu­ra­da y ope­ra­ti­va en con­jun­to con sec­to­res empre­sa­ria­les de esa región.

No en vano, dadas todas estas preo­cu­pa­cio­nes hay voces que empie­zan a sur­gir y deman­das que se comien­zan a anun­ciar, que esta­rían diri­gi­das a evi­tar que estos fren­tes de segu­ri­dad tomen fuer­za y sepan con­so­li­dar como un nue­vo apa­ra­to cri­mi­nal en lugar de brin­dar con­di­cio­nes de segu­ri­dad a la ciu­da­da­nía, lo cual cons­ti­tu­cio­nal­men­te es del fue­ro exclu­si­vo de la fuer­za públi­ca y no de civiles.

fuen­te: Con­ta­gio Radio

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *