Perú. Absur­dis­tán, el país don­de impe­ran los absurdos

Por Gus­ta­vo Espi­no­za M.*. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 5 de sep­tiem­bre de 2021.

Cuan­do a un afgano le pre­gun­tan qué sig­ni­fi­ca la pala­bra “Afga­nis­tán”, res­pon­de sim­ple­men­te: País en el que viven los afga­nos. Si a los perua­nos nos pre­gun­ta­ran qué quie­re decir “Absur­dis­tán”, podría­mos decir: país en el que impe­ran los absur­dos. Alu­di­ría­mos así, al Perú. Y es ver­dad que aquí, en nues­tro tiem­po, pare­cie­ra haber­se impues­to el rei­no del absur­do, por lo menos en el plano de la polí­ti­ca. Veamos.

En 1980, hace 41 años, el señor Iber Mara­ví, que fri­sa­ba los vein­te años tuvo una acción vin­cu­la­da a una mujer joven ‑Edith Lagos- que apa­re­ció muer­ta lue­go de un poco cla­ro enfren­ta­mien­to arma­do. Fue un supues­to “acto terrorista”.

La poli­cía de enton­ces ¿Lo detu­vo? ¿Lo per­si­guió? ¿Lo encar­ce­ló? ¿Pre­sen­tó denun­cia con­tra él? No. Nada de eso suce­dió. Las auto­ri­da­des judi­cia­les ¿Hicie­ron algo? ¿Lo pro­ce­sa­ron? ¿Lo sen­ten­cia­ron? Tampoco.

Unos y otros, poli­cías y jue­ces, con­si­de­ra­ron el hecho como una anéc­do­ta en la tumul­tuo­sa vida aya­cu­cha­na de aquel tiem­po. Y todo que­dó ahí.

Hoy, 41 años des­pués, Ros­sa­na Cue­va y el Canal 5 de la TV con­si­de­ra­ron el hecho como una prue­ba irre­ba­ti­ble de la filia­ción Sen­de­ris­ta del señor Mara­ví, y exi­gie­ron su renun­cia inme­dia­ta al por­ta­fo­lio de Tra­ba­jo. “No pue­de per­ma­ne­cer un minu­to más en ese Des­pa­cho”, dis­pu­so la Ter­ce­ra Vice Pre­si­den­ta del Con­gre­so la seño­ra Patri­cia Chi­ri­nos, como si ella fue­ra la pro­pie­ta­ria del pues­to en disputa.

A pro­pó­si­to de doña Patri­cia, hoy pro­pie­ta­ria del his­tó­ri­co Hotel Bolí­var gra­cias al dece­so de su espo­so, el anciano ban­que­ro León Rupp, falle­ci­do a poco de la boda legan­do su cuan­tio­sa heren­cia; ella fue alcal­de­sa de La Per­la en repre­sen­ta­ción de “Chim-Pum Callao”, una Orga­ni­za­ción cri­mi­nal (sí la lla­mó el Poder Judi­cial), y socia de Akex Kou­ri ‑a quien visi­ta­ra en pri­sión– y Félix Moreno, aun tras las rejas. Pero no importa.

Pen­se­mos un poco: ¿Si el señor Mara­ví no hubie­se sido desig­na­do Minis­tro de Tra­ba­jo el 29 de julio pasa­do, ¿habría moti­va­do el inte­rés de los inqui­si­do­res de hoy? Segu­ra­men­te no. Habría vivi­do has­ta el fin de sus días como un ciu­da­dano de a pie, dedi­ca­do a sus menes­te­res habi­tua­les, sin lla­mar la aten­ción de nadie. Pero como el Pre­si­den­te Cas­ti­llo lo hizo Minis­tro, y como res­pon­de al inte­rés de sus adver­sa­rios minar su Poder a cual­quier pre­cio, enton­ces el señor Mara­vi ten­drá que ofre­cer su cue­llo, como pavo en feria.

El pasa­do 27 de agos­to, el Par­la­men­to otor­gó su con­fian­za al Gabi­ne­te Belli­do. Esto sig­ni­fi­ca que le con­ce­dió lo que se lla­ma “Un Voto de Inves­ti­du­ra” para que asu­ma su fun­ción y cum­pla su tarea. 48 horas más tar­de, los con­gre­sis­tas deman­da­ron la sali­da de dos minis­tros y anun­cia­ron que, lue­go exi­gi­rían la caí­da de dos más, y así suce­si­va­men­te. ¿Y la “con­fian­za? ¿Se extinguió?

Recor­de­mos: el 11 de abril pasa­do Pedro Cas­ti­llo obtu­vo casi el 19% de los votos y logró el pri­mer lugar en la pri­me­ra ron­da elec­to­ral. El 6 de junio ganó defi­ni­ti­va­men­te la elec­ción y fue ungi­do Jefe del Esta­do a des­pe­cho de sus adver­sa­rios. que invo­ca­ron al cie­lo para que Dios cam­bia­ra el rum­bo de las cosas.

El 19 de julio, y con­tra­rian­do todas las exi­gen­cias plan­tea­das por sus adver­sa­rios, el señor Cas­ti­llo fue pro­cla­ma­do Pre­si­den­te por el JNE, y ocho días des­pués ins­ta­ló su Gobierno pese a la des­afo­ra­da pro­tes­ta de “la otra par­te”, que tocó deses­pe­ra­da­men­te la puer­ta de los Cuar­te­les cla­man­do por un Gol­pe de Esta­do que cam­bia­ra el rum­bo de las cosas.

No obs­tan­te tales exi­gen­cias, las deman­das y las roga­ti­vas plan­tea­das, la ins­ti­tu­ción cas­tren­se hizo honor a su fun­ción, y no optó por la alter­na­ti­va que le invo­ca­ba aban­do­nar su fun­ción no deli­be­ran­te, y con­ver­tir­se en asal­tan­te del Poder.

Lo absur­do aquí, por cier­to, es sim­ple: que haya habi­do quie­nes –per­dien­do las elec­cio­nes- exi­gie­ran que los uni­for­ma­dos les saca­ran las cas­ta­ñas del fue­go, y anu­la­ran los comi­cios pasados. 

Pero tam­bién es absur­do el mane­jo que se da al caso del Secre­ta­rio Gene­ral de Perú Libre. Como dicen en redes, la dere­cha, de cerri­to en cerri­to, ha cons­trui­do un Cerrón.

Y es que, en efec­to, ha agi­gan­ta­do la capa­ci­dad ope­ra­ti­va de un hom­bre pre­sen­tán­do­lo como capaz de todo: nom­bra minis­tros, digi­ta al Pre­si­den­te, lava acti­vos, mal­ver­sa fon­dos, mani­pu­la al gobierno, orga­ni­za Mafias en su región, deci­de polí­ti­cas de Esta­do, arrin­co­na a Pedro Cas­ti­llo. Un poco más y lo encum­bran como el Pope­ye de la polí­ti­ca perua­na. Solo le fal­ta con­su­mir espinacas.

Lo real es que lo acu­san de todo, pero ocul­tan un hecho medu­lar; fue con­de­na­do no por robo, ni pecu­la­do, ni mal­ver­sa­ción de fon­dos; sino por Nego­cia­ción Incom­pa­ti­ble. ¿Saben lo que es eso? Es una fal­ta admi­nis­tra­ti­va que no cons­ti­tu­ye deli­to penal, pero aquí, en Absur­dis­tán, le han dic­ta­do sentencia.

¿Y el tema de los Bre­ve­tes, es una Mafia? Si, Invo­lu­cra a 27 per­so­nas, 20 de las cua­les son fuji­mo­ris­tas y 4 apris­tas. ¿Alguien dice algo de eso? ¿Mávi­la Huer­ta? ¿Ros­sa­na Cue­va? ¿Mia­gros Lei­va? ¿O tal vez Phi­llips Butther o Beto Ortiz?. No. Nada, ni nadie. Todos, hacen Mutis en el Foro, como en la anti­gua Roma.

No olvi­de­mos: cuan­do Fer­nan­do Belaun­de fue elec­to Pre­si­den­te, nom­bró “Secre­ta­rio del Con­se­jo de Minis­tros” a su sobrino, Vic­tor Andrés Gar­cía Belaún­de. ¿Alguien le enros­tró eso? ¿Alguien dijo “nepo­tis­mo”?.

Y dicen que un anó­ni­mo tra­ba­ja­dor del hemi­ci­clo dijo haber escu­cha­do al con­gre­sis­ta Mon­to­ya con­fiar­le a otro de su ban­ca­da, un secre­to: Me ase­gu­ran que este The­do­ra­kis que ha muer­to, era Sen­de­ris­ta. Le com­po­nía la músi­ca a Abi­mael, para que bai­la­ra. ¿Habrá esta­do con Mara­vi el 80 en Aya­cu­cho? Hay que pedir infor­me a la Dincote.

Es que el Perú de algu­na mane­ra ¿ya es Absurdistán? 

*Edi­tor de Resu­men Lati­no­ame­ri­cano en Perú.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *