Elec­cio­nes loca­les, regio­na­les y legis­la­ti­vas en Marrue­cos el 8 de septiembre

La cuen­ta atrás para la tri­ple jor­na­da elec­to­ral en Marrue­cos se apro­xi­ma a su fin. El 8 de sep­tiem­bre las urnas reve­la­rán las nue­vas figu­ras que pasa­rán a ocu­par las ins­ti­tu­cio­nes loca­les y regio­na­les para los pró­xi­mos cin­co años. El foco esta­rá pues­to, sin embar­go, en el resul­ta­do de las legis­la­ti­vas, don­de 32 for­ma­cio­nes polí­ti­cas com­pe­ti­rán por ocu­par los 395 esca­ños de la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes y acce­der al Gobierno.

Unas elec­cio­nes que están bajo la lupa ante las recu­rren­tes acu­sa­cio­nes de repar­to de por­cen­ta­jes y ama­ño de resul­ta­dos en la Casa Real marro­quí. Unas acu­sa­cio­nes las que este año se le han suma­do las de los marro­quíes en el Esta­do espa­ñol por el voto delegado.

En cuan­to a los par­ti­dos, el isla­mis­ta mode­ra­do Saaed­di­ne Oth­ma­ni, actual pri­mer minis­tro y can­di­da­to del Par­ti­do de la Jus­ti­cia y el Desa­rro­llo (PJD), es el favo­ri­to para reva­li­dar un car­go que ocu­pa des­de mar­zo de 2017. El PJD ha gober­na­do inin­te­rrum­pi­da­men­te des­de 2011, año en que Marrue­cos ins­tau­ró una nue­va Car­ta Mag­na que otor­ga­ba amplias pre­rro­ga­ti­vas a los pode­res eje­cu­ti­vo y legis­la­ti­vo. Duran­te la últi­ma legis­la­tu­ra la for­ma­ción com­par­tió Gobierno con la Agru­pa­ción Nacio­nal de Inde­pen­dien­tes (RAI), el cuar­to par­ti­do más vota­do y socio junior de la coa­li­ción, vin­cu­la­do a la éli­te eco­nó­mi­ca y la Casa Real.

Des­pués de una déca­da, los obser­va­do­res ven por pri­me­ra vez sig­nos de debi­li­dad en la for­ma­ción isla­mis­ta. Res­pal­da­do has­ta aho­ra por la cla­se media marro­quí, en su mayo­ría per­te­ne­cien­te a las zonas urba­nas, el PJD afron­ta un serio des­gas­te a nivel interno y externo pro­vo­ca­do por algu­nas de las deci­sio­nes adop­ta­das en los últi­mos meses, entre ellas la nor­ma­li­za­ción de las rela­cio­nes diplo­má­ti­cas con Israel, la lega­li­za­ción del can­na­bis y la gene­ra­li­za­ción del uso del fran­cés en la ense­ñan­za pri­ma­ria. Las nove­da­des jurí­di­cas imple­men­ta­das en la ley elec­to­ral serán una baza en con­tra de los intere­ses del PJD y del res­to de fuer­zas mayo­ri­ta­rias del Par­la­men­to. Apro­ba­da en mar­zo de este año por la Cáma­ra baja, la medi­da modi­fi­ca osten­si­ble­men­te el méto­do de con­teo elec­to­ral según infor­ma Ata­la­yar.

Unas elec­cio­nes bajo acu­sa­cio­nes de nula trans­pa­ren­cia y con obser­va­do­res internacionales

Son recu­rren­tes las acu­sa­cio­nes de flta de trans­pa­ren­cia en las elec­cio­nes en el rei­no alaui­ta. Más aún cuan­do se encuen­tra en ple­na con­fla­gra­ción béli­ca con el Fren­te POLISARIO que lucha por la libe­ra­ción del Sáha­ra Occi­den­tal.

14 fun­cio­na­rios elec­tos fran­ce­ses inte­gran uno de los gru­pos que tie­ne como misión la super­vi­sión de las pró­xi­mas elec­cio­nes loca­les, regio­na­les y legis­la­ti­vas de Marrue­cos. Habrá dis­pues­tos miles de obser­va­do­res inter­na­cio­na­les para cer­ti­fi­car el buen fun­cio­na­mien­to del meca­nis­mo elec­to­ral marro­quí según infor­ma Ata­la­yar. El Con­se­jo Nacio­nal de Dere­chos Huma­nos (CNDH) con­ce­dió per­mi­sos a diver­sas orga­ni­za­cio­nes e ins­ti­tu­cio­nes para estar pre­sen­tes de cara a super­vi­sar las elec­cio­nes. Den­tro de ese gru­po de obser­va­do­res, cator­ce fun­cio­na­rios elec­tos fran­ce­ses irán en misión para obser­var las elec­cio­nes del 8 de sep­tiem­bre en Marruecos.

La Unión Afri­ca­na recha­za enviar observadores

La Unión Afri­ca­na ha recha­za­do la soli­ci­tud de Marrue­cos de enviar obser­va­do­res para moni­to­rear el desa­rro­llo de las elec­cio­nes legis­la­ti­vas del 8 de sep­tiem­bre que Marrue­cos cele­bra­rá ile­gal­men­te en los terri­to­rios saha­rauis ocu­pa­dos, según fuen­tes ofi­cia­les cita­das por la agen­cia arge­li­na de noti­cias APS que reco­ge El Con­fi­den­cial Saha­raui.
Con esta deci­sión, la UA ha mos­tra­do su apo­yo total a la Repú­bli­ca Ára­be Saha­raui Demo­crá­ti­ca (RASD) para con­so­li­dar su posi­ción, con­tra la ocu­pa­ción del terri­to­rio, en el seno del blo­que Afri­cano. Se tra­ta de un dolo­ro­so fra­ca­so para Rabat, que que­ría invo­lu­crar a los habi­tan­tes del Sáha­ra Occi­den­tal en un pro­ce­so elec­to­ral que no les con­cier­ne, orga­ni­za­do por una fuer­za de ocu­pa­ción mili­tar cuyo his­to­rial está pla­ga­do de vio­la­cio­nes de los dere­chos humanos. 

El 18 de agos­to, el pre­si­den­te saha­raui, Brahim Gha­li, pidió al SG de la ONU que inter­vi­nie­ra para evi­tar que Marrue­cos inclu­ye­ra al Sáha­ra Occi­den­tal ocu­pa­do en sus elec­cio­nes legis­la­ti­vas y que pusie­ra fin a todas las acti­vi­da­des ile­ga­les lle­va­das a cabo por Rabat en estos territorios.

Boi­cot en terri­to­rio saharaui

Mien­tras Rabat inten­ta desa­rro­llar una cam­pa­ña elec­to­ral con nor­ma­li­dad en el Saha­ra Occi­den­tal (con la cola­bo­ra­ción de par­ti­dos de una pre­ten­di­da izqueir­da como el Par­ti­do del Pro­gre­so y el Socia­lis­mo) el movi­mien­to de libe­ra­ción saha­raui desa­rro­lla valien­tes accio­nes de pro­tes­ta en el Sáha­ra ocu­pa­do como la de Mina Baali.

La entra­da Elec­cio­nes loca­les, regio­na­les y legis­la­ti­vas en Marrue­cos el 8 de sep­tiem­bre se publi­có pri­me­ro en La otra Anda­lu­cía.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *