Cuba. El 4 de setiem­bre de 1958, Fidel Cas­tro cons­ti­tu­ye en la Sie­rra Maes­tra el pelo­tón feme­nino de com­ba­te Maria­na Gra­ja­les (fotos)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 4 de setiem­bre de 2021

Pelo­tón feme­nino Maria­na Gra­ja­les. Pelo­tón for­ma­do por muje­res que en la Sie­rra Maes­tra, ade­más de ayu­dar en la reta­guar­dia como gue­rri­lle­ras, tenían deci­sión de insis­tir para incor­po­rar­se como com­ba­tien­tes. Obe­de­cien­do esa soli­ci­tud, el 4 de sep­tiem­bre de 1958, tras una reu­nión de sie­te horas entre Fidel y su Esta­do Mayor, se creó en La Pla­ta, el pelo­tón feme­nino Maria­na Grajales.

Celia Sán­chez, gue­rri­lle­ra del pelo­tón las Maria­nas y Fidel Castro

Crea­ción del pelotón

Fidel Cas­tro Ruz con­si­de­ró que las muje­res podían real­men­te empu­ñar las armas y serían inclu­so mejo­res y más dis­ci­pli­na­das que los hom­bres. Con­vo­có enton­ces a una reu­nión a los miem­bros del man­do del Ejér­ci­to Rebel­de. Aun­que encon­tró el apo­yo de varios com­ba­tien­tes, en par­ti­cu­lar el res­pal­do de la heroí­na Celia Sán­chez Man­du­ley, sabía que halla­ría opo­nen­tes al tomar tal deci­sión, por­que pre­va­le­cía en algu­nos la des­con­fian­za en la capa­ci­dad com­ba­ti­va de la mujer.

Lue­go de hacer un recuen­to his­tó­ri­co de las luchas de la mujer cuba­na, quien había pen­sa­do antes en Maria­na Gra­ja­les, en Ana Betan­court, en Celia, el Coman­dan­te en jefe, con su pro­ver­bial poder de per­sua­sión, con­ven­ció a todos de la idea. Al tér­mino del encuen­tro, lue­go de horas de dis­cu­sión, el 4 de sep­tiem­bre de 1958  se diri­gie­ron a Radio Rebel­de, y allí que­dó cons­ti­tui­do el pelo­tón de muje­res del Ejér­ci­to Rebel­de Maria­na Gra­ja­les Maria­na Gra­ja­les, muje­res que han pasa­do a la his­to­ria como Las Maria­nas o Las Maria­nas de la Sierra. 

Desig­na­ción de la Jefatura

Pelo­tón Las Maria­nas jun­to a Fidel Cas­tro Ruz

Como prue­ba de su con­fian­za, Fidel Cas­tro Ruz las entre­nó y les ense­ñó a tirar. Lue­go de varios días de pre­pa­ra­ción, las con­vo­có para ele­gir la jefa, y al tér­mino de una prue­ba de tiro, Isa­bel Rie­lo resul­tó la mejor, y fue desig­na­da al fren­te del pelotón.

Trans­cu­rri­das algu­nas sema­nas, y ya arma­das, comen­za­ron a par­ti­ci­par en com­ba­tes diri­gi­das por el coman­dan­te Eddy Suñol, pese a que ini­cial­men­te él se había opues­to a que las muje­res fue­ran armadas.

Teté Pue­bla, con 15 años en el pelo­tón. LLe­gó a ser gene­ra­la en la Revolución 

Bau­tis­mo de fuego

El Com­ba­te de Cerro Pela­do, en el actual muni­ci­pio de Bar­to­lo­mé Masó, en la sur-orien­tal pro­vin­cia de Gran­ma fue el esce­na­rio pro­pi­cio para que el pelo­tón Maria­na Gra­ja­les rea­li­za­ra su bau­tis­mo de fue­go. Se enfras­ca­ban en un com­ba­te en las intrin­ca­cio­nes de la Sie­rra Maes­tra. Sin mover­se de sus posi­cio­nes, sopor­ta­ron estoi­ca­men­te los dis­pa­ros del arma­men­to enemi­go.
De esa mane­ra resis­tie­ron su bau­tis­mo de fue­go, cum­plien­do con la pro­me­sa de no ren­dir­se nun­ca. Y es que los sen­ti­mien­tos de liber­tad y jus­ti­cia tam­bién eran fuer­tes en ellas. 

Recuer­dan en la Sie­rra el 55 Ani­ver­sa­rio de la cons­ti­tu­ción del pelotón

Fuen­te : Ecured

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *