La Jun­ta inclu­ye en el Ace­le­ra­dor de Pro­yec­tos de Inte­rés Estra­té­gi­co una macro­ur­ba­ni­za­ción ile­gal en Tarifa

El Con­se­jo de Gobierno de la Jun­ta de Anda­lu­cía ha acor­da­do asig­nar a la Uni­dad Ace­le­ra­do­ra de Pro­yec­tos de Inte­rés Estra­té­gi­co de Anda­lu­cía el pro­yec­to Atlan­te­rra Golf, ubi­ca­do en el tér­mino muni­ci­pal de Tari­fa (Cam­po de Gibral­tar). Ya son tres los pro­yec­tos de “inte­rés estra­té­gi­co” para Anda­lu­cía decla­ra­dos en la pro­vin­cia de Cádiz, y los tres son macro­ur­ba­ni­za­cio­nes con cam­pos de golf. La revo­lu­ción ver­de de Moreno Boni­lla se ha que­da­do en el green de los cam­pos de golf. La Jun­ta lo apues­ta todo a “agi­li­zar” la espe­cu­la­ción urba­nís­ti­ca y revi­ta­li­zar la eco­no­mía del ladrillo.

Pare­ce que la Jun­ta no ve más futu­ro para Anda­lu­cía que los cam­pos de golf rodea­dos de urba­ni­za­cio­nes de lujo. En la pro­vin­cia de Cádiz se han inclui­do en esta “Uni­dad Ace­le­ra­do­ra” tres macro­ur­ba­ni­za­cio­nes: El Següe­sal en Bar­ba­te, Cas­te­llar Golf en Cas­te­llar de la Fron­te­ra y el Plan Par­cial del Sec­tor SA‑1 Cabo de Pla­ta, aho­ra rebau­ti­za­do como Atlan­te­rra Golf, en Tari­fa. Los tres ado­le­cen de gra­ves irre­gu­la­ri­da­des legales.

La Jun­ta de Anda­lu­cía y los ayun­ta­mien­tos de estas tres loca­li­da­des apues­tan por cemen­tar las esca­sas zonas del lito­ral gadi­tano que se sal­va­ron del tsu­na­mi de la bur­bu­ja inmo­bi­lia­ria que esta­lló en 2008, y que pro­vo­có una gra­ví­si­ma cri­sis eco­nó­mi­ca y social. Pare­ce que no han apren­di­do nada; se les han olvi­da­do las penu­rias que pro­vo­có la espe­cu­la­ción y la corrup­ción urba­nís­ti­ca que aso­ló el país a fina­les del siglo pasa­do y prin­ci­pios de éste.

Este pro­yec­to se basa en el des­fa­sa­do PGOU de Tari­fa de 1990, que con­tem­pla unas des­me­su­ra­das pre­vi­sio­nes de cre­ci­mien­tos urba­nís­ti­cos. Al desas­tre urba­nís­ti­co y medioam­bien­tal que ha supues­to Atlan­te­rra, con sus 2.500 vivien­das, se pre­ten­de sumar aho­ra la urba­ni­za­ción colin­dan­te de Cabo de Pla­ta –que fue pro­mo­vi­da por Ata­la­ya Desa­rro­llos Inmo­bi­lia­rios (aho­ra Gru­po Q), Atlan­te­rra A.G. y Cor­ti­jo de El Moro S.A.-, con una super­fi­cie de 1.279.780 m2, un cam­po de golf, 1.035 vivien­das y 1.372 pla­zas hote­le­ras. Ade­más, exis­te la pre­ten­sión de reca­li­fi­car el colin­dan­te Cor­ti­jo de El Moro, con una super­fi­cie de seis millo­nes de metros cua­dra­dos, para cons­truir otras 1.100 vivien­das, 1.350 pla­zas hote­le­ras, y dos cam­pos de golf, lo que pro­vo­ca­ría un gigan­tes­co impac­to ambien­tal y terri­to­rial. Esta zona se encuen­tra colin­dan­te con el Par­que Natu­ral del Estre­cho y Reser­va de la Bios­fe­ra, jun­to a Sie­rra Pla­ta, que es una de las zonas de mayor valor en arte rupes­tre de Anda­lu­cía. Este Plan Par­cial res­pon­de a una polí­ti­ca urba­nís­ti­ca y turís­ti­ca obso­le­ta, que no es más que el desa­rro­llo en el siglo XXI de la polí­ti­ca turís­ti­ca del fran­quis­mo, ya que este terreno se inclu­yó como Sue­lo Urba­ni­za­ble en el PGOU en base a la decla­ra­ción de Cen­tro de Inte­rés Turís­ti­co Nacio­nal por el régi­men franquista.

Plan Par­cial de urba­ni­za­ción de Cabo de Pla­ta en Tarifa.

Para com­pren­der la des­me­su­ra de los cre­ci­mien­tos urba­nís­ti­cos que inclu­ye el PGOU de Tari­fa, bas­te des­ta­car que con­tem­pla 7.538.961 m2 de sue­los urba­ni­za­bles. Tenien­do en cuen­ta que el sue­lo urbano actual, ya sobre­di­men­sio­na­do, es de 4.389.450 m2, lo que se pre­ten­de es aumen­tar el sue­lo urba­ni­za­do en este tér­mino muni­ci­pal en un 171,7%, inclu­yen­do zonas de altí­si­mo valor eco­ló­gi­co y pai­sa­jís­ti­co, como Val­de­va­que­ros y la pla­ya de Los Lances.

Este tipo de pro­yec­tos están en abso­lu­ta con­tra­po­si­ción con Direc­ti­vas, Pla­nes y Leyes vigen­tes: Ley 7/​2015 de Sue­lo y Reha­bi­li­ta­ción Urba­na, Ley 9/​2006 sobre eva­lua­ción ambien­tal de pla­nes (trans­po­si­ción de la Direc­ti­va 2001/​42/​CE) y el Plan de Orde­na­ción del Terri­to­rio de Anda­lu­cía (POTA). El Ayun­ta­mien­to de Tari­fa, en vez de adap­tar este PGOU obso­le­to a la nue­va nor­ma­ti­va urba­nís­ti­ca y medioam­bien­tal, pro­mue­ve un cre­ci­mien­to insos­te­ni­ble y la col­ma­ta­ción del lito­ral en uno de los lito­ra­les más pri­vi­le­gia­dos de Europa.

El Plan Par­cial Cabo Pla­ta fue apro­ba­do defi­ni­ti­va­men­te en diciem­bre de 2008 por la Comi­sión Pro­vin­cial de Urba­nis­mo de la Jun­ta de Anda­lu­cía. Esta apro­ba­ción es nula de pleno dere­cho al no haber­se some­ti­do el pro­yec­to a la pre­cep­ti­va Eva­lua­ción Ambien­tal Estra­té­gi­ca (EAE) a lo que obli­ga la nor­ma­ti­va comu­ni­ta­ria y esta­tal. La omi­sión de este pro­ce­di­mien­to ha sido gene­ra­li­za­da en Anda­lu­cía, pre­ten­dien­do con ello la Jun­ta y los ayun­ta­mien­tos no tener que some­ter los pro­yec­tos urba­nís­ti­cos a con­sul­tas pre­vias a la ciu­da­da­nía, no jus­ti­fi­car estos cre­ci­mien­tos desor­bi­ta­dos, no ana­li­zar opcio­nes alter­na­ti­vas, no eva­luar el impac­to ambien­tal y pai­sa­jís­ti­co… Pero lo que ha pro­vo­ca­do este incum­pli­mien­to de la legis­la­ción de eva­lua­ción ambien­tal de pla­nes urba­nís­ti­cos ha sido la anu­la­ción en cas­ca­da de estos pla­nes apro­ba­dos ile­gal­men­te. Bas­te como ejem­plo el Plan Par­cial de Val­de­va­que­ros, tam­bién en el tér­mino de Tari­fa, anu­la­do por el Tri­bu­nal Supe­rior de Jus­ti­cia de Anda­lu­cía (TSJA), con sen­ten­cia rati­fi­ca­da por el Tri­bu­nal Supre­mo (TS), por care­cer de EAE, acep­tan­do el recur­so inter­pues­to por Eco­lo­gis­tas en Acción. 

Hay que des­ta­car tam­bién que esta urba­ni­za­ción se apro­bó sin tener garan­tías de abas­te­ci­mien­to de agua; más de 500.000 m3/​año que nece­si­ta­rían el cam­po de golf, las vivien­das y los hote­les. La urba­ni­za­ción colin­dan­te de Atlan­te­rra arras­tra serios pro­ble­mas de abas­te­ci­mien­to, que se agra­va­rían con este com­ple­jo urbanístico.

El colec­ti­vo Eco­lo­gis­tas en Acción-Cádiz ha denun­cia­do esta situa­ción y anun­cia que empren­de­rá todas las accio­nes lega­les para impe­dir este des­pro­pó­si­to, que cemen­ta­ría aún más una zona pri­vi­le­gia­da del lito­ral gaditano.

La entra­da La Jun­ta inclu­ye en el Ace­le­ra­dor de Pro­yec­tos de Inte­rés Estra­té­gi­co una macro­ur­ba­ni­za­ción ile­gal en Tari­fa se publi­có pri­me­ro en La otra Anda­lu­cía.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *