Viet­nam. Heren­cia y lega­do de Ho Chi Minh para el mundo

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 2 de sep­tiem­bre de 2021.

Ho Chi Minh es uno de los per­so­na­jes fun­da­men­ta­les en la lucha por la inde­pen­den­cia y pos­te­rior for­ma­ción de la Repú­bli­ca de Vietnam.

El pre­si­den­te de Viet­nam, Ngu­yen Xuan Phuc, acom­pa­ña­do del pri­mer minis­tro Pham Minh Chinh y repre­sen­tan­tes de la Asam­blea Nacio­nal jun­to a otros altos fun­cio­na­rios rin­die­ron este jue­ves un home­na­je al líder de la Revo­lu­ción y padre de la inde­pen­den­cia Ho Chi Minh.

Ade­más de cele­brar­se un nue­vo ani­ver­sa­rio de la inde­pen­den­cia de Viet­nam, el pue­blo viet­na­mi­ta con­me­mo­ra un año más de la des­apa­ri­ción físi­ca de Ho Chi Minh.

Duran­te el home­na­je al líder de la Revo­lu­ción viet­na­mi­ta, el man­da­ta­rio Ngu­yen Xuan Phuc recor­dó las con­tri­bu­cio­nes de Ho Chi Minh a la cau­sa inde­pen­den­tis­ta, al Par­ti­do Comu­nis­ta y al pueblo.

Líder de la Revo­lu­ción vietnamita

Ho Chi Minh es uno de los per­so­na­jes fun­da­men­ta­les en la lucha por la inde­pen­den­cia y pos­te­rior for­ma­ción de la Repú­bli­ca de Vietnam.

Tras pasar 28 años en el exi­lio Ho Chi Minh regre­só en 1941 a Viet­nam en el mar­co de la Segun­da Gue­rra Mun­dial para ini­ciar el camino de la inde­pen­den­cia del país asiá­ti­co que para esa fecha se encon­tra­ba bajo domi­nio japonés.

En su lucha inde­pen­den­tis­ta, Ho Chi Minh fun­dó el Par­ti­do Comu­nis­ta y los pri­me­ros gru­pos revo­lu­cio­na­rios cono­ci­dos como Viet minh, que hicie­ron fren­te a las fuer­zas inva­so­ras japonesas.

Al tér­mino de la Segun­da Gue­rra Mun­dial, Ho Chi Minh pro­cla­mó el 2 de sep­tiem­bre de 1945 en la ciu­dad de Hanoi la inde­pen­den­cia de Viet­nam, con­vir­tién­do­se en el pri­mer pre­si­den­te del país asiático.

Ponien­do así fin a la cen­te­na­ria domi­na­ción de Fran­cia y abrien­do la era de un Viet­nam nue­vo, inde­pen­dien­te, libre y soberano.

Heren­cia de Ho Chi Minh

Ho Chi Minh con­sa­gró toda su vida a la cau­sa de libe­ra­ción del pue­blo viet­na­mi­ta, con­tri­bu­yen­do a la lucha común de los pue­blos por la paz, la inde­pen­den­cia, la demo­cra­cia y el pro­gre­so social.

A 52 años del falle­ci­mien­to del líder viet­na­mi­ta, el lega­do de su lucha y éti­ca sir­ve de ins­pi­ra­ción para los pue­blos que sufren la ocu­pa­ción for­za­da y la vio­len­cia mili­tar de los impe­rios tra­du­ci­da en bom­bas, muer­tes ino­cen­tes y destrucción.

El líder de la Revo­lu­ción viet­na­mi­ta enten­dió que la fuer­za del pue­blo era la raíz para lograr una sóli­da vic­to­ria y su amor a la Patria un motor con­sis­ten­te impo­si­ble de inva­dir por el enemigo. 

La heren­cia de Ho Chi Minh es la for­ta­le­za del pue­blo viet­na­mi­ta, que con­vir­tió a la nación en sím­bo­lo de las luchas de los paí­ses en vía de desa­rro­llo con­tra el impe­ria­lis­mo, el colo­nia­lis­mo y la explotación.

Fuen­te: teleSUR

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *