Perú. Gobierno del pue­blo en el Esta­do neoliberal

Vicen­te Otta Rive­ra /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 1 de sep­tiem­bre de 2021

A las 2 de la tar­de, del jue­ves 26 de agos­to, el con­gre­so otor­gó el voto de con­fian­za al gabi­ne­te Belli­do. 73 votos a favor, 50 en con­tra es el resul­ta­do de la votación.

Esta apro­ba­ción era pre­vi­si­ble dado el muy recien­te acce­so de Pedro Cas­ti­llo al sillón pre­si­den­cial y, men­gua­da la pola­ri­za­ción ini­cial, con la sali­da de Héc­tor Béjar de la can­ci­lle­ría. 
La nota sal­tan­te se pro­du­jo con la irrup­ción del que­chua en el dia­lo­go polí­ti­co del pri­mer poder del esta­do. Muchos pare­cen tomar­lo como par­te del anec­do­ta­rio polí­ti­co. Nada más lejos de la reali­dad. Expre­sa de mane­ra poten­te la con­ti­nua­ción de la frac­tu­ra social y cul­tu­ral del Perú, des­de Piza­rro que entre­ga la biblia a Atahual­pa. Cul­tor de otro idio­ma, el Inca arro­ja el libro lejos de sí.

Des­en­cuen­tro idio­má­ti­co y cul­tu­ral que se ha man­te­ni­do y pro­fun­di­za­do a lo lar­go de los últi­mos 485 lar­gos años. La inde­pen­den­cia cuyo Bicen­te­na­rio dice cele­brar­se este año, no cum­plió con su pos­tu­la­do esen­cial. La igual­dad y liber­tad de todos los perua­nos. La perua­ni­dad y nación se redu­je­ron a los crio­llos, hijos de los espa­ño­les naci­dos aquí en tie­rra peruana.

El 80% de la pobla­ción de la épo­ca, indí­ge­na, negra y mes­ti­za, no tuvie­ron cam­bio favo­ra­ble alguno. Los indí­ge­nas vie­ron empeo­rar su con­di­ción social. Aun cuan­do las refor­mas de Velas­co, 1969 – 1975, cam­bia­ron su con­di­ción, con el acce­so a la tie­rra y espe­cial­men­te, con el reco­no­ci­mien­to del idio­ma que­chua, como len­gua ofi­cial. Esto nun­ca se res­pe­tó y se des­co­no­ce sistemáticamente. 

La cen­su­ra y recha­zo del con­gre­so a la uti­li­za­ción de este idio­ma por el pre­mier Gui­do Belli­do, es la expre­sión fla­gran­te de la arro­gan­cia crio­lla fren­te a la inmen­sa mayo­ría popu­lar-nacio­nal. Mes­ti­za, cho­la y pro­vin­cia­na, mayoritariamente.

Hablar que­chua en un espa­cio de la polí­ti­ca ofi­cial, que está obli­ga­da a res­pe­tar el plu­ra­lis­mo idio­má­ti­co, es recha­za­da de mane­ra arbi­tra­ria. Reve­la­ción del carác­ter racis­ta y exclu­yen­te del poder crio­llo en el Perú del siglo XXI. El fac­tor étni­co-social tie­ne una enor­me inci­den­cia en la for­ma en que se desa­rro­llan las dife­ren­cias y con­tra­dic­cio­nes sociales.

Este fac­tor per­mea y les impreg­na pecu­liar ten­sión y vio­len­cia a los con­flic­tos socia­les actua­les. Con este telón de fon­do desa­rro­lla­re­mos las siguien­tes líneas de reflexión.

Impre­vis­ta lle­ga­da al gobierno: Cri­sis del mode­lo neo­li­be­ral, Covid y corrupción

Debe recor­dar­se que Pedro Cas­ti­llo (PC)-Perú Libre (PL) lle­ga al gobierno de mane­ra impre­vis­ta. Has­ta el mes de febre­ro ambos eran casi NN en el esce­na­rio polí­ti­co elec­to­ral nacio­nal, no lle­ga­ban ni al 3% de inten­ción de voto.

La defec­ción del can­di­da­to favo­ri­to, Yony Les­cano del par­ti­do dere­chis­ta, Acción Popu­lar (AP) y de la can­di­da­ta izquier­dis­ta, Jun­tos por el Perú, Veró­ni­ca Men­do­za, abren el espa­cio de PC, que sim­bo­li­za la pre­sen­cia cho­la, pro­vin­cia­na y de izquier­da. Encar­na el des­con­ten­to social fren­te a la difí­cil situa­ción del Perú. La pan­de­mia y la corrup­ción habían crea­do una situa­ción crí­ti­ca. Un enor­me males­tar de la mayo­ría nacio­nal por el terri­ble cos­to social, que los pobres venían pagan­do en salud y hambre.

200 mil muer­tes, la cifra más alta de muer­tos en el mun­do, por millón de habi­tan­tes, y los 5 últi­mos pre­si­den­tes pro­ce­sa­dos o encar­ce­la­dos por corrup­ción, uno sui­ci­da­do, para no ir a prisión.

La pan­de­mia ha teni­do efec­to ple­bis­ci­ta­rio a nivel glo­bal, tam­bién la dere­cha neo­li­be­ral mun­dial: Trump, Bol­so­na­ro, han paga­do sus con­se­cuen­cias. En nues­tro país, ha suce­di­do lo pro­pio. El 19% de vota­ción alcan­za­do por Cas­ti­llo en la pri­me­ra vuel­ta, es en bue­na medi­da con­se­cuen­cia de la pan­de­mia. Con este por­cen­ta­je obtu­vo su pase al balotaje.

Masi­vas movi­li­za­cio­nes, emer­ge la gene­ra­ción del Bicentenario 

Los efec­tos devas­ta­do­res de la pan­de­mia suma­da a la indo­len­cia, inefi­ca­cia y corrup­ción de las auto­ri­da­des guber­na­men­ta­les, pro­du­je­ron un males­tar y esta­do de áni­mo nacio­nal como no se daban des­de hace 25 años.

Abrió grie­tas en el dis­cur­so neo­li­be­ral sobre las bon­da­des del mode­lo vigen­te des­de 1993 y dio cur­so al des­con­ten­to y la movi­li­za­ción ciu­da­da­na. Des­le­gi­ti­ma la par­ti­do­cra­cia con­ser­va­do­ra y gene­ra las con­di­cio­nes para la radi­ca­li­za­ción social de la pobla­ción vul­ne­ra­ble y sec­to­res empo­bre­ci­dos de la pre­ca­ria cla­se media.

Por pri­me­ra vez en 30 años, hay un cues­tio­na­mien­to abier­to al mode­lo neo­li­be­ral y la cons­ti­tu­ción polí­ti­ca que la sus­ten­ta des­de el año 1993. Se abren las con­di­cio­nes para pro­po­ner abier­ta­men­te, el cam­bio de la cons­ti­tu­ción. La posi­bi­li­dad de con­vo­car una Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te, que ela­bo­re y aprue­be la nue­va car­ta magna.

El áni­mo de cam­bio se apo­de­ra de impor­tan­tes sec­to­res de la sociedad

Todos estos ele­men­tos van a con­fluir en el esce­na­rio elec­to­ral del 06 de abril. Lo más valio­so es que el grue­so de la ciu­da­da­nía sen­si­bi­li­za­da y movi­li­za­da es joven, entre los 16 y 30 años. Deno­mi­na­da con jus­ti­cia, la gene­ra­ción del Bicentenario

Fac­to­res que inci­den en el resul­ta­do electoral:

Ante el desas­tre sani­ta­rio y eco­nó­mi­co-social, las fuer­zas con­ser­va­do­ras care­cen de legi­ti­mi­dad para seguir jus­ti­fi­can­do un mode­lo que pro­du­jo extra­or­di­na­rios bene­fi­cios a la gran empre­sa, espe­cial­men­te agro-extrac­ti­vas, en tan­to los tra­ba­ja­do­res for­ma­les y auto emplea­dos obtu­vie­ron solo miga­jas. Para unos la rique­za caía a cho­rros mien­tras que, para el res­to, caía a cuen­ta gota, si caía.

La pér­di­da de legi­ti­mi­dad y pre­di­ca­men­to del sta­tus quo con­ser­va­dor, que se agu­di­za con las masi­vas y poten­tes movi­li­za­cio­nes de la pri­me­ra sema­na de noviem­bre 2020, gene­ran el cues­tio­na­mien­to más seve­ro al orden vigen­te, en los últi­mos 30 años.

Este cues­tio­na­mien­to es tan fuer­te que ha logra­do sub­ver­tir la narra­ti­va anti socia­lis­ta, ins­ta­la­da en la socie­dad perua­na des­de los años noven­ta del siglo ante­rior. Socia­lis­mo, izquier­dis­mo, igual a Sen­de­ro Lumi­no­so; ergo toda la izquier­da socia­lis­ta, es terro­ris­ta, así pin­ta­ba la cam­pa­ña mediá­ti­ca y polí­ti­ca per­sis­ten­te de la dere­cha recalcitrante.

El año 2021 del siglo XXI, se pro­du­ce la rein­ser­ción de las pro­pues­tas socia­lis­tas de la izquier­da perua­na en la socie­dad, su retorno al uni­ver­so de la polí­ti­ca nacio­nal legal.

Gobierno del pue­blo o gobierno sec­ta­rio del hegemonismo

En cir­cuns­tan­cias en que arre­cia­ba la cam­pa­ña de calum­nias y men­ti­ras de la dere­cha, el equi­po de cam­pa­ña de Perú Libre y Cas­ti­llo lan­zó la con­sig­na, Pedro Cas­ti­llo, can­di­da­to del pue­blo. Enfa­ti­za­ron, que no era una can­di­da­tu­ra per­so­nal, ni del par­ti­do Perú Libre, que era una can­di­da­tu­ra del pue­blo peruano. En tan­to tal se enco­men­da­ba a su apo­yo y vota­ción pues en caso de lle­gar al gobierno, era su obje­ti­vo estar a su servicio.

Esta pro­pues­ta tuvo amplia aco­gi­da y la pobla­ción mayo­ri­ta­ria hizo suya la can­di­da­tu­ra y le dio el triun­fo presidencial.

Esta defi­ni­ción de can­di­da­to del pue­blo, debe tener su expre­sión en un gobierno del pue­blo. Cues­tión que no está suce­dien­do. Se está pro­du­cien­do una par­ti­di­za­ción hege­mo­nis­ta del eje­cu­ti­vo, en su gabi­ne­te y deci­sio­nes polí­ti­cas más importantes.

La tarea urgen­te es tra­zar el plan de acción polí­ti­ca gene­ral del gobierno y sus equi­pos de ges­tión, al igual que la perio­di­za­ción y rit­mo de su imple­men­ta­ción. 
Evi­tar caer en el hege­mo­nis­mo polí­ti­co que pro­duz­ca el ais­la­mien­to del gobierno recién inaugurado. 

Abrir paso a un gobierno de ancha base, inte­gra­do por los mejo­res, efi­cien­tes y hones­tos pro­fe­sio­na­les, exis­ten­tes en la izquier­da y el cam­po demo­crá­ti­co; no redu­cir la ges­tión solo a mili­tan­tes partidarios. 

http://www.otramirada.pe/sites/default/files/Gobierno%20del%20pueblo%20en%20el%20Estado%20neoliberal.pdf#overlay-context=gobierno-del-pueblo-en-el-estado-neoliberal

FUENTE: Otra Mirada

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *