Ante el des­alo­jo del Gaz­tetxe de Errotxapea

La ofen­si­va poli­cial, lejos de tener su base en las razo­nes sani­ta­rias, se sitúa cla­ra­men­te en la lucha de clases.

La orga­ni­za­ción anti­rre­pre­si­va TINKO quie­re mos­trar su soli­da­ri­dad a todas las per­so­nas dete­ni­das, heri­das y per­se­gui­das como con­se­cuen­cia del des­alo­jo del Gaz­tetxe de Errotxa­pea. Asi­mis­mo, que­re­mos denun­ciar la acti­tud de la poli­cía. Y no úni­ca­men­te la acti­tud poli­cial de hoy, sino que lo que que­re­mos denun­ciar es el pro­pio carác­ter de esta.

Duran­te todo el verano hemos podi­do ver, en dis­tin­tos luga­res de Eus­kal Herria, a las poli­cías de los dis­tin­tos colo­res ata­can­do a la juven­tud, cau­san­do dece­nas de dete­ni­dos y heri­dos. La pan­de­mia es la excu­sa, pero el obje­ti­vo es dis­ci­pli­nar y hacer arro­di­llar­se a la cla­se obrera.

El turis­mo, por ejem­plo, ha pro­vo­ca­do innu­me­ra­bles aglo­me­ra­cio­nes de gen­te en las capi­ta­les de Eus­kal Herria, pero la bur­gue­sía no ha envia­do ni una vez a sus perros a apa­lear a los turis­tas, ya que es el mode­lo de con­su­mo el que deter­mi­na qué aglo­me­ra­ción es acep­ta­ble (las impul­sa­das por la bur­gue­sía) y cuál es la que hay que per­se­guir sin com­pa­sión (las de la cla­se obre­ra). Mien­tras aumen­tan el afo­ro de los cam­pos de fút­bol para hacer nego­cio, prohí­ben reu­nir­se al aire libre.

El pue­blo de Plen­tzia será toma­do por los cipa­yos des­de las 5 de la tar­de de hoy para que la gen­te no beba en la calle. Para eso pon­drán con­tro­les en las carre­te­ras y en la esta­ción del metro. Plen­tzia, muni­ci­pio de la comar­ca de Uri­be Kos­ta. En esta comar­ca están los cha­lets y las man­sio­nes de algu­nas de las fami­lias de explo­ta­do­res con mayo­res for­tu­nas de Biz­kaia. No vere­mos a los poli­cías rodean­do sus casas para impe­dir esas fies­tas que “ale­gran” con alcohol y cocaí­na. La ofen­si­va poli­cial, lejos de tener su base en las razo­nes sani­ta­rias, se sitúa cla­ra­men­te en la lucha de clases.

Por lo tan­to y como decía­mos al prin­ci­pio, no cri­ti­ca­mos úni­ca­men­te una actua­ción con­cre­ta de la poli­cía, sino su fun­ción his­tó­ri­ca. Su come­ti­do es blin­dar los pri­vi­le­gios de los pode­ro­sos, y eso que­da paten­te en cual­quier con­flic­to labo­ral, en los desahu­cios, en el con­trol de los espa­cios, o en la vio­len­cia y el odio que mues­tran con­tra toda acti­vi­dad que pon­ga en duda cual­quier par­ce­la del sistema.

Vol­vien­do al tema del des­alo­jo del Gaz­tetxe de Errotxa­pea, los gaz­tetxes y otros loca­les oku­pa­dos por colec­ti­vos son mucho más que sitios en los que estar. Son espa­cios para orga­ni­zar­se, reu­nir­se, deba­tir, pre­pa­rar a la mili­tan­cia y hacer fren­te a este sis­te­ma que nos piso­tea. Por eso han envia­do hoy a la poli­cía a apa­lear a la juventud.

TINKO vuel­ve a hacer un lla­ma­mien­to a unir fuer­zas con­tra la repre­sión, y se adhie­re a la movi­li­za­ción con­vo­ca­da hoy a las 20:00 en la Pla­za Roja de Errotxapea.

TINKO

Erre­pre­sioa­ren aurka

Amnis­tia­ren alde

Jato­rria /​Ori­gen

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *