Boli­via. Párro­co afir­ma que veci­nos de El Alto nun­ca pla­ni­fi­ca­ron aten­ta­do con­tra plan­ta enga­rra­fa­do­ra de Sen­ka­ta en 2019

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 1 de sep­tiem­bre de 2021.

El párro­co de la Igle­sia San Fran­cis­co de Asís, el padre Gechi Reve­lín Pucho, dijo este mar­tes que los veci­nos de la ciu­dad de El Alto nun­ca pla­ni­fi­ca­ron un aten­ta­do con­tra la plan­ta de enga­rra­fa­do de la zona de Sen­ka­ta duran­te el gol­pe de Esta­do de 2019, pues­to que en sus reunio­nes de orga­ni­za­ción más bien dia­lo­ga­ron sobre cómo pro­te­ger­la de posi­bles daños. 

“Yo había par­ti­ci­pa­do en las reunio­nes veci­na­les y había otra ver­sión. Ahí no se habla­ba de que los mis­mos veci­nos esta­rían que­rien­do aten­tar la plan­ta de Sen­ka­ta. Más bien, en las reunio­nes se habla­ba que debía­mos pro­te­ger­la”, mani­fes­tó en una entre­vis­ta en el pro­gra­ma “Pri­mer plano” de Boli­via Tv.

Una ver­sión extra­ofi­cial de que los veci­nos de El Alto pre­ten­dían des­truir el com­ple­jo de enga­rra­fa­do fue emplea­da para que poli­cías y mili­ta­res arre­me­tan con­tra el pue­blo el 19 de noviem­bre de 2019 y pro­vo­quen la deno­mi­na­da “Masa­cre de Senkata”.

En ese con­tex­to, Reve­lín expli­có que los habi­tan­tes de las inme­dia­cio­nes de la plan­ta enga­rra­fa­do­ra siem­pre pro­te­gie­ron el com­ple­jo y lle­ga­ron inclu­so a con­tro­lar el ingre­so de per­so­nas a su vecin­da­rio, con la soli­ci­tud de cédu­las de iden­ti­dad, para que nadie se acer­que a él con la inten­ción de dañarlo.

El sacer­do­te mani­fes­tó que las ver­sio­nes sobre ese tema fue­ron solo par­te de un bom­bar­deo de infor­ma­ción sur­gi­do de las redes socia­les, que creó una espe­cie de psi­co­sis por­que seña­la­ban que per­so­nas de Río Seco, La Ceja, la carre­te­ra a Via­cha y Ven­ti­lla se diri­gían hacia el com­ple­jo para que sea des­trui­do con explosiones.

“Mucha noti­cia cir­cu­la­ba de (Luis Fer­nan­do Cama­cho), de que de San­ta Cruz envia­ba a su gen­te para hacer explo­tar (la plan­ta de enga­rra­fa­do)”, mencionó.

Ante todo lo suce­di­do, el reli­gio­so expre­só el deseo de que los hechos de vio­len­cia de 2019 nun­ca más se vuel­van a repe­tir en la his­to­ria del país, por­que deja­ron con­flic­tos, lágri­mas y “mucho dolor” al pue­blo de la ciu­dad de El Alto.

“Yo pido a Dios para que nos dé una paz inque­bran­ta­ble. Real­men­te qui­sié­ra­mos estar tran­qui­los y expe­ri­men­tar esa salud de paz, de esta­bi­li­dad, qui­sié­ra­mos ya comen­zar a vivir una vida armo­nio­sa”, concluyó.

Fuen­te: www​.abi​.bo

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *