Méxi­co. Regre­sar al diálogo

Por Lev M. Veláz­quez Barri­ga, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 31 de agos­to de 2021.

Se han lle­va­do a cabo 18 reunio­nes de la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal de Tra­ba­ja­do­res de la Edu­ca­ción (CNTE) con el pre­si­den­te de la repú­bli­ca don­de se han resuel­to temas pen­dien­tes de las secue­las de la refor­ma edu­ca­ti­va ante­rior; no obs­tan­te, la aten­ción a las con­se­cuen­cias deri­va­das de la ins­ta­la­ción de las actua­les refor­mas de la Cuar­ta Trans­for­ma­ción y su tro­pi­ca­li­za­ción en los esta­dos, no tie­ne avan­ces significativos.

Des­de que se dio la últi­ma inter­lo­cu­ción con Andrés Manuel López Obra­dor han pasa­do ocho meses, a pesar de que la Coor­di­na­do­ra ha insis­ti­do en varias oca­sio­nes sobre la res­tau­ra­ción del diá­lo­go en Pala­cio Nacio­nal. La últi­ma pro­pues­ta de aten­ción que se le hizo a la disi­den­cia magis­te­rial con la secre­ta­ria de edu­ca­ción Del­fi­na Gómez, tenía como can­da­do temá­ti­co el regre­so a cla­ses presenciales.

Si bien es un acon­te­ci­mien­to inusual que duran­te la con­fe­ren­cia maña­ne­ra se le dé voz a la repre­sen­ta­ción del sin­di­ca­lis­mo, en este caso al Sin­di­ca­to Nacio­nal de Tra­ba­ja­do­res de la Edu­ca­ción (SNTE), no fue una deci­sión casual ni con el úni­co pro­pó­si­to de legi­ti­mar la aper­tu­ra físi­ca de las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas. La nega­ti­va a la reins­ta­la­ción del diá­lo­go con la CNTE, es sín­to­ma de que no fue posi­ble cons­truir un con­sen­so para ate­rri­zar el pro­ce­so de refor­mas edu­ca­ti­va, fis­cal, labo­ral y pen­sio­na­ria que afec­tan a los tra­ba­ja­do­res de la edu­ca­ción. De ahí que se recu­rrie­ra al SNTE, siem­pre dis­pues­to a aplau­dir y ser pro­mo­tor de cual­quier dis­po­si­ción ofi­cial, así sea con­tra­ria al tra­ba­ja­dor o a la vida de los miem­bros de la comu­ni­dad escolar.

La desig­na­ción pre­si­den­cial de Del­fi­na Gómez como titu­lar de la Secre­ta­ría de Edu­ca­ción Públi­ca, no igno­ra­ba su sim­pa­tía ‑aho­ra decla­ra­ción con­fe­sa- con Alfon­so Cepe­da Salas, diri­gen­te del SNTE. Su filia­ción al sin­di­ca­lis­mo patro­nal, la con­vir­tió en la mejor opción para apa­ren­tar un acuer­do con­senn­sua­do con el magis­te­rio, con la fina­li­dad de ins­tru­men­tar el régi­men de excep­ción labo­ral y de diso­lu­ción del sin­di­ca­to a tra­vés de la Ley Gene­ral del Sis­te­ma de Carre­ra para las Maes­tras y los Maes­tros; la absur­da peti­ción de decla­ra­ción patri­mo­nial y de intere­ses al pro­fe­so­ra­do pre­ca­ri­za­do; los raquí­ti­cos aumen­tos sala­ria­les y la impo­si­ción del regre­so a las cla­ses presenciales.

El inci­den­te del pre­si­den­te López Obra­dor con la Sec­ción 7 y 40 de la CNTE en Chia­pas se pudo evi­tar. Des­afor­tu­na­da­men­te, podría abrir mayo­res dis­tan­cias y alla­nar el camino a tres años más sin demo­cra­cia sin­di­cal y sin reva­lo­ri­za­ción del magis­te­rio. En estas con­di­cio­nes no sería posi­ble una refor­ma peda­gó­gi­ca que se ale­je de la que impu­so Aure­lio Nuño en 2016, ni un ver­da­de­ro for­ta­le­ci­mien­to de las escue­las nor­ma­les y tam­po­co cam­bios cons­ti­tu­cio­na­les de fon­do en el Artícu­lo 3° y sus leyes secun­da­rias. La úni­ca vía para evi­tar este des­en­la­ce, radi­ca en el res­ta­ble­ci­mien­to del diá­lo­go con la orga­ni­za­ción magis­te­rial más visi­ble del país que se ha dedi­ca­do a colo­car sobre el deba­te nacio­nal la nece­si­dad de un pro­ce­so demo­cra­ti­za­dor de la edu­ca­ción y del sin­di­ca­lis­mo: la CNTE.

Los con­flic­tos magis­te­ria­les de Chia­pas y Michoa­cán no res­pon­den a intere­ses par­ti­cu­la­res crea­dos por sus líde­res. Los gober­na­do­res Ruti­lio Escan­dón de More­na y Sil­vano Aureo­les del PRD, son la mis­ma ver­sión de la dere­cha que hace el tra­ba­jo sucio y sin escrú­pu­los para asfi­xiar a diri­gen­tes y mili­tan­tes de la CNTE. El pri­me­ro se apro­pió de los fon­dos de la caja de aho­rro de los maes­tros y el segun­do dejó de hacer los depó­si­tos que les des­cuen­tan a los tra­ba­ja­do­res esta­ta­les de la edu­ca­ción al fon­do de pen­sio­nes civi­les para el reti­ro y para el pago del ser­vi­cio médi­co del Ins­ti­tu­to de Segu­ri­dad Social al Ser­vi­cio de los Tra­ba­ja­do­res del Esta­do. Ambos retie­nen las cuo­tas de los sin­di­ca­li­za­dos para entre­gár­se­las a las frac­cio­nes patro­na­les del SNTE. Los dos des­co­no­cen los pro­ce­di­mien­tos demo­crá­ti­cos que impi­den el dere­cho de los maes­tros a la movi­li­dad del cen­tro de tra­ba­jo y los ascen­sos en pues­tos direc­ti­vos; repri­men, cri­mi­na­li­zan y bus­can el ani­qui­la­mien­to de las nor­ma­les. En sín­te­sis, mien­tras Ruti­lio retie­ne des­de hace meses el sala­rio de la repre­sen­ta­ción magis­te­rial, Sil­vano dejó de pagar las quin­ce­nas de 28 mil maes­tros estatales.

No exis­te nin­gún ele­men­to que iden­ti­fi­que la lucha magis­te­rial con los sec­to­res de la dere­cha. Por el con­tra­rio, en torno a ella está cerran­do filas el movi­mien­to sin­di­cal de la izquier­da que se fajó con­tra los neo­li­be­ra­les en los tiem­pos más repre­si­vos del sis­te­ma. La inten­ción de rela­cio­nar a la CNTE con la dere­cha gol­pis­ta y con Clau­dio X. Gon­zá­lez, enemi­gos his­tó­ri­cos de los maes­tros y de la edu­ca­ción públi­ca en Méxi­co, no tie­ne nin­gún sus­ten­to real, tan sólo es pro­duc­to de un even­tual des­en­cuen­tro, que no debe leer­se sin el pre­ce­den­te de una orga­ni­za­ción que tie­ne cua­tro déca­das de resis­ten­cia sin­di­cal, polí­ti­ca y peda­gó­gi­ca lite­ral­men­te “a muer­te” con­tra el neo­li­be­ra­lis­mo. Como seña­ló un com­pa­ñe­ro: “No se jun­tan los extre­mos […] sino se jun­tan las posi­cio­nes de quie­nes creen que la lucha de los maes­tros es un espa­cio para exhi­bir sus fobias”.

Fuen­te: Rebelión.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *