Argen­ti­na. Gati­llo fácil en Cór­do­ba: fusi­la­ron a un joven y repri­mie­ron a su familia

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 27 de agos­to de 2021. 

Este vier­nes por la madru­ga­da, un efec­ti­vo ves­ti­do de civil de la Poli­cía de Cór­do­ba fusi­ló con un dis­pa­ro en la cabe­za a Emi­liano Sosa, un deli­very de 23 años que pre­sun­ta­men­te inten­tó rea­li­zar un robo con un arma de fue­go, que no fue encon­tra­da por la poli­cía cien­tí­fi­ca. La cau­sa fue cara­tu­la­da como “homi­ci­dio en oca­sión de robo”, y que­dó a car­go de la fis­cal de ins­truc­ción Lilia­na Cope­llo. El impu­tado, actual­men­te dete­ni­do, podría con­se­guir la liber­tad en las pró­xi­mas horas ante la ausen­cia de “ries­go procesal”.

Cuan­do se ente­ra­ron del ase­si­na­to, la fami­lia de Emi­liano se acer­có a la Cos­ta­ne­ra Nor­te de la ciu­dad capi­tal cor­do­be­sa. Tras un encuen­tro con la Guar­dia de Infan­te­ría, fue­ron repri­mi­dos con balas de goma y tres per­so­nas resul­ta­ron dete­ni­das. Alle­ga­dos a Emi­liano ase­gu­ran que sim­ple­men­te cir­cu­la­ba en su moto tra­ba­jan­do como deli­very cuan­do fue atacado.

“Apa­ren­te­men­te esta per­so­na habría cir­cu­la­do y apa­re­cen dos per­so­nas al cos­ta­do del auto con armas de fue­go, lo habrían ame­na­za­do y él repe­lió la agre­sión. Fue un inten­to de robo. En esta zona suce­den muchos hechos en este lugar, hace pocos días fue lo del legis­la­dor que le sus­tra­je­ron efec­tos”, dijo la fiscal. 

La acu­sa­ción de un supues­to robo a mano arma­da es una his­to­ria ya cono­ci­da. Lo mis­mo suce­dió con Blas Correas, un ado­les­cen­te de 17 años que fue ase­si­na­do por la poli­cía mien­tras via­ja­ba con sus ami­gos en un auto. Tras esqui­var un con­trol poli­cial, los efec­ti­vos per­si­guie­ron al vehícu­lo y dis­pa­ra­ron a matar a tra­vés del para­bri­sas tra­se­ro. Cuan­do sus ami­gos inten­ta­ban lle­var­lo a un hos­pi­tal, fue­ron inter­cep­ta­dos por otros dos patru­lle­ros, y Blas murió sin acce­der a aten­ción médica.

Cuan­do su mamá lle­gó a la esce­na del cri­men, los efec­ti­vos ya habían lim­pia­do todo. Aun­que en una pri­me­ra ver­sión los ofi­cia­les ase­gu­ra­ron que se tra­tó de un tiro­teo con los meno­res de edad, las peri­cias demos­tra­ron que nin­guno de ellos esta­ba armado.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *