Argen­ti­na. Gra­cias a una ini­cia­ti­va del blo­que del Fren­te de Todos dis­tin­guen en Mar del Pla­ta a un cola­bo­ra­cio­nis­ta de la dic­ta­du­ra militar

Por Juan Can­de­lo­ro, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 23 de agos­to de 2021.

foto: Repre­sor De la Cana­le: en vez de ir pre­so por estar vin­cu­la­do a crí­me­nes de la dic­ta­du­ra, lo pre­mian (foto 1995)

Jor­ge Luis De la Cana­le, seña­la­do por los orga­nis­mos de Dere­chos Huma­nos por sus víncu­los con el apa­ra­to repre­si­vo, reci­bió un títu­lo al méri­to depor­ti­vo. La ini­cia­ti­va fue del blo­que del FdT.

Foto: Dir. de Inte­li­gen­cia Poli­cía de la Prov. de Bue­nos Aires: Reu­nión de la mesa direc­ti­va de la CNU, orga­nis­mo fas­cis­ta y paramilitar

A prin­ci­pios de 2021 a tra­vés de un pro­yec­to de orde­nan­za ela­bo­ra­do por el Con­ce­jal del Fren­te de Todos Rober­to “Chu­cho” Páez y el Círcu­lo de Perio­dis­tas Depor­ti­vos de Mar del Pla­ta, se soli­ci­tó que se le otor­gue una dis­tin­ción a Jor­ge Luís De La Cana­le, por su des­ta­ca­do apor­te en mate­ria depor­ti­va a nivel local. Final­men­te, en mayo de este año, por vota­ción uná­ni­me del blo­que de ese espa­cio, más la apro­ba­ción del res­to de los con­ce­ja­les, se pro­mul­gó la Orde­nan­za Nº 25111 que le otor­ga el títu­lo al “Méri­to Depor­ti­vo” a De la Cana­le con varia­dos fun­da­men­tos, todos ellos rela­cio­na­dos al mun­do del depor­te y sobre todo con su par­ti­ci­pa­ción en el Comi­té Eje­cu­ti­vo del COPAN, que le per­mi­tie­ra a esa ciu­dad bal­nea­ria ser la sede de los Jue­gos Depor­ti­vos Pan­ame­ri­ca­nos en 1995.

Pero De la Cana­le tie­ne un pasa­do que se remon­ta más allá de sus logros como diri­gen­te depor­ti­vo, su ape­lli­do está vin­cu­la­do a los años más oscu­ros del Terro­ris­mo de Esta­do en “La felíz”. Cómo abo­ga­do, for­mó par­te de la pata civil que fue un engra­na­je cla­ve en el secues­tro y des­apa­ri­ción de per­so­nas, algu­nas de ellas cole­gas suyos del foro judi­cial. Su nom­bre fue cita­do duran­te los his­tó­ri­cos Jui­cios por la Ver­dad en 2001, pri­me­ro por Amíl­car Gon­zá­lez, reco­no­ci­do perio­dis­ta del dia­rio La Capi­tal duran­te la déca­da del 60 y 70 y titu­lar del Sin­di­ca­to de Pren­sa por aque­llos años, que lue­go fue secues­tra­do por su mili­tan­cia pero­nis­ta y obli­ga­do a un duro exi­lio. Duran­te su secues­tro, Gon­zá­lez per­ma­ne­ció duran­te varios días en el des­ta­ca­men­to 9 de Julio de la poli­cía bonae­ren­se. Estan­do ahí y en un asa­do entre sin­di­ca­lis­tas y poli­cías, pudo encon­trar­se al doc­tor De la Canale.

–¿Qué hace usted en esta comi­sa­ría? –pre­gun­tó González.

–Yo acá ten­go ami­gos – Le res­pon­dió de for­ma alta­ne­ra De la Cana­le, para lue­go aban­do­nar­lo a su suerte.

Según cons­ta en el expe­dien­te Nº 120172742012, ya retor­na­da la demo­cra­cia, De la Cana­le inti­mi­dó a Ceci­lia Boe­ri, secre­ta­ria por enton­ces del Juez Pedro Hooft, otro miem­bro de la jus­ti­cia que enfren­ta una cau­sa por su par­ti­ci­pa­ción en la últi­ma dic­ta­du­ra. Ade­más, varios tes­ti­gos afir­ma­ron que por aque­llos años “De la Cana­le iba arma­do a Tribunales”.

Años más tar­de, Etel­vi­na Gar­cía, sue­gra de Raúl Hugo Alais, abo­ga­do labo­ra­lis­ta des­apa­re­ci­do en la lla­ma­da “Noche de las Cor­ba­tas”, nom­bró a De la Cana­le duran­te su decla­ra­ción en la cau­sa “Moli­na”, un pro­ce­so de mucha tras­cen­den­cia que tuvo a Gre­go­rio Rafael Moli­na como el autor mate­rial del ase­si­na­to de los abo­ga­dos Nor­ber­to Cen­teno y Jor­ge Can­de­lo­ro, ade­más de haber sido el ver­du­go del res­to de los letra­dos de esa fatí­di­ca jor­na­da. Fue la pri­me­ra con­de­na a reclu­sión per­pe­tua y efec­ti­va en cár­cel común de un tor­tu­ra­dor en todo el país y De la Cana­le fue men­cio­na­do en varias opor­tu­ni­da­des duran­te ese jui­cio como par­te de la agru­pa­ción de ultra­de­re­cha CNU (Con­cen­tra­ción Nacio­nal Uni­ver­si­ta­ria) que actuó en los años pre­vios al Golpe.

En el año 2008, la Comi­sión Pro­vin­cial por la Memo­ria, des­cla­si­fi­có y ges­tio­nó un archi­vo de la ex Direc­ción de Inte­li­gen­cia de la Poli­cía de la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires, que con­fir­ma­ba la par­ti­ci­pa­ción de civi­les en el apa­ra­to repre­si­vo de Mar del Pla­ta” – Jus­ta­men­te el lega­jo Dip­ba nº 151 – Mesa Estu­dian­til, cita a Jor­ge De la Cana­le como inte­gran­te de la pato­ta que ingre­so el 6 de diciem­bre de 1971 al rec­to­ra­do el día que ase­si­na­ron a la joven estu­dian­te de arqui­tec­tu­ra Sil­via Filler, y un infor­me de la Dele­ga­ción Regio­nal de Inte­li­gen­cia del año 1985 da cuen­ta que De la Cana­le fue un miem­bro de la CNU que, cómo Ullúa, Cin­cot­ta y Dur­quet, “cola­bo­ró con el ejér­ci­to en la lucha anti­sub­ver­si­va” des­pués del 24 de mar­zo de 1976.

Reci­clar­se y volver

Otor­gar una dis­tin­ción a un ex miem­bro de la CNU es gra­ve en tér­mi­nos his­tó­ri­co polí­ti­cos, pero que la pro­pues­ta ingre­sa­ra al Hono­ra­ble Con­ce­jo Deli­be­ran­te de la mano del titu­lar de la Comi­sión de Dere­chos Huma­nos es inen­ten­di­ble, tan­to como que la orde­nan­za haya sido vota­da por una­ni­mi­dad bajo la aten­ta mira­da de los ros­tros de los detenidos/​desaparecidos que col­man las pare­des de ese recin­to des­de el año 2011. Rápi­da­men­te dis­tin­tos orga­nis­mos pusie­ron en aler­ta el “error” come­ti­do por los edi­les mar­pla­ten­ses y tan­to la Comi­sión Muni­ci­pal de la Memo­ria como la Asam­blea por una Socie­dad Sin Fas­cis­mo pre­sen­ta­ron docu­men­ta­ción que aho­ra, a tra­vés de un nue­vo expe­dien­te que aún no ha sido tra­ta­do ni mucho menos san­cio­na­do, inten­ta dar mar­cha atrás con un reco­no­ci­mien­to que nun­ca ten­dría que haber existido.

Cuan­do la impu­ni­dad se per­pe­túa en el tiem­po per­mi­te que som­bríos per­so­na­jes pue­dan reci­clar­se con actos “cama­leó­ni­cos” para así vol­ver a la socie­dad como dis­tin­gui­dos seño­res. Se crean enton­ces para­do­jas que hacen que víc­ti­mas y vic­ti­ma­rios com­par­tan un mis­mo espa­cio en la vida social como si nada entre ellos hubie­ra ocu­rri­do. Tal es el caso del actual Juez Hooft que enfren­ta una cau­sa por gra­ves deli­tos de lesa huma­ni­dad y que aún hoy con­ti­núa admi­nis­tran­do “jus­ti­cia”, o del ex Fis­cal Fede­ral Gene­ral Gus­ta­vo Modes­to Demar­chi, recien­te­men­te falle­ci­do, Jefe de la CNU, pro­pie­ta­rio de varios bin­gos y que logró ser can­di­da­to a inten­den­te por el jus­ti­cia­lis­mo en 1983, o de Pedro Asa­ro, que se desem­pe­ñó como Pre­si­den­te de la Cáma­ra de Libre­ros e inter­vino acti­va­men­te en la orga­ni­za­ción de varias edi­cio­nes de la Feria del Libro y que en la actua­li­dad cum­ple con­de­na por su par­ti­ci­pa­ción en el secues­tro y ase­si­na­to en 1975 de la deca­na de la Facul­tad de Huma­ni­da­des, la licen­cia­da María del Car­men Mag­gi, o el mis­mo Jor­ge De la Cana­le que con sus ges­tio­nes polí­ti­cas en el ámbi­to depor­ti­vo lle­gó a pre­si­dir la Aso­cia­ción Mar­pla­ten­se de Atle­tis­mo, logran­do de algu­na mane­ra que par­te de la socie­dad olvi­de su pasa­do como acti­vo cola­bo­ra­dor de la dictadura.

Este año se cum­ple el 50 ani­ver­sa­rio del ase­si­na­to de Sil­via Filler en manos de la CNU y por esas cosas del olvi­do, del des­tino, del ampa­ro, de la impu­ni­dad y de cier­ta memo­ria selec­ti­va, quien fue­ra par­te de la ban­da que la ase­si­nó, dis­fru­ta de sus últi­mos años con un reco­no­ci­mien­to que nun­ca debió existir.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

El terro­ris­mo de Esta­do antes y des­pués del golpe

De la Cana­le nació el 18 de diciem­bre de 1946. Según con­tó en una entre­vis­ta a Canal 10 de Mar del Pla­ta en 2015, a los 16 años entró a la Facul­tad de Dere­cho de la Uni­ver­si­dad Cató­li­ca (des­de el ‘75 sería nacio­na­li­za­da) y como no tenía dine­ro para abo­nar la cuo­ta, era bedel (pasa­ba lis­ta) de la cáte­dra que dic­ta­ba el her­mano del juez Viñas.

La Con­cen­tra­ción Nacio­nal Uni­ver­si­ta­ria tenía inte­gran­tes ope­ra­ti­vos (“cula­tas” que la mayo­ría de las veces eje­cu­ta­ban las órde­nes) y otra par­te inte­lec­tual (quie­nes le die­ron el mar­co ideo­ló­gi­co y ade­más daban las órde­nes). La fir­ma del accio­nar se com­po­nía de la gran can­ti­dad de balas que uti­li­za­ban y en su rie­go de san­gre dejar ten­da­les de cuer­pos en rutas y cami­nos. Ya fue­ra en La Pla­ta (don­de Car­los Alber­to Disan­dro la per­ge­ñó) o Mar del Pla­ta (Pian­to­ni y lue­go Demar­chi sobre todo).

La Comi­sión Pro­vin­cial por la Memo­ria sumó prue­ba obje­ti­va a ese deba­te oral y públi­co al apor­tar la des­cla­si­fi­ca­ción del archi­vo de la Direc­ción de Inte­li­gen­cia de la Poli­cía de la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires (Dip­ba). Allí se difun­dió cómo par­te de los miem­bros de la agru­pa­ción de ultra­de­re­cha CNU, for­ma­dos en la Facul­tad de Dere­cho de la Uni­ver­si­dad Cató­li­ca y que ejer­cie­ron la abo­ga­cía duran­te déca­das, des­pués del gol­pe de Esta­do de 1976 inte­gra­ron pato­tas del Gru­po de Arti­lle­ría de Defen­sa Aérea 601, uni­dad del Ejér­ci­to res­pon­sa­ble de secues­tros, tor­tu­ras y des­apa­ri­cio­nes. Inclu­so se seña­la con res­pec­to a los inte­gran­tes de la CNU de Mar del Pla­ta, que “des­pués del gol­pe de mar­zo de 1976, algu­nos cola­bo­ra­ron con el Ejér­ci­to en la lucha anti­sub­ver­si­va”, como Eduar­do Cin­cot­ta, Jor­ge De la Cana­le, Eduar­do Sal­va­dor Ullúa y Mario Ernes­to Durquet.

En un inten­to de defen­sa, Gus­ta­vo Demar­chi habló en el jui­cio que lo tenía como uno de los acu­sa­dos que (…) ¨Un ex poli­cía de ape­lli­do Gior­dano decla­ró ante el juez Gar­zón que Ullúa y De La Cana­le se lle­va­ban un estu­dian­te por la fuer­za, pero Fal­co­ne me deman­da a mi dicien­do que un emplea­do de Demar­chi y otro lle­va­ban por la fuer­za a un estu­dian­te».

El abo­ga­do Eduar­do Salerno así lo decla­ró en el Jui­cio por la Ver­dad y seña­ló al doc­tor De la Cana­le como uno de los refe­ren­tes de la CNU. En el Lega­jo Nº 7366 de la DIPBA, cara­tu­la­do “Misa recor­da­to­ria Dr. Ernes­to Car­los Pian­to­ni. Mar del Pla­ta” se indi­ca que se «cele­bró una Misa, en fecha 23 de mar­zo de 1977, recor­da­to­ria de Ernes­to Car­los PIANTONI, ex inte­gran­te de la CNU. La mis­ma fue con­vo­ca­da por: Gus­ta­vo Demar­chi, Jor­ge Agui­le­ra, Rober­to Coro­nel, Bel­trán Lagu­yas, (…) Jor­ge de la Cana­le» y otros.

Pun­tual­men­te, Jor­ge Casa­les (Juven­tud Uni­ver­si­ta­ria Pero­nis­ta en la déca­da del ‘70) nos dijo que “De la Cana­le era ase­sor del Coro­nel Bar­da. Lo dicen los infor­mes de inte­li­gen­cia incor­po­ra­dos a la cau­sa CNU”. Bar­da per­te­ne­ció al Gru­po de Arti­lle­ría de Defen­sa Aérea de Mar del Pla­ta don­de fue jefe de la Sub­zo­na 15 des­de febre­ro de 1976 has­ta el 15 de diciem­bre de 1977. Fue res­pon­sa­ble de los cen­tros clan­des­ti­nos de deten­ción, tor­tu­ra y exter­mi­nio Base Aérea, Base Naval, comi­sa­ría 4°, el Des­ta­ca­men­to Batán y la Escue­la de Sub­ofi­cia­les de Infan­te­ría de Mari­na. Fue con­de­na­do en 2008 a pri­sión per­pe­tua por la pri­va­ción ile­gal de la liber­tad, apli­ca­ción de tor­men­tos y homi­ci­dio de Ana­lía Maglia­ro y del abo­ga­do Jor­ge Can­de­lo­ro así como por el secues­tro y tor­tu­ras a Mar­ta Gar­cía de Candeloro.

La Comi­sión per­ma­nen­te por la Memo­ria, la ver­dad y la jus­ti­cia, con­for­ma­da por dis­tin­tos sec­to­res vin­cu­la­dos a los orga­nis­mos de dere­chos huma­nos, rea­li­za­rá una pre­sen­ta­ción mos­tran­do su opo­si­ción a la ini­cia­ti­va. Recor­da­mos que Rober­to Páez, edil del Fren­te de Todos, es el Pre­si­den­te de la Comi­sión de Dere­chos Huma­nos, Igual­dad De Opor­tu­ni­da­des y Dis­ca­pa­ci­dad del Con­ce­jo Deliberante.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *