Gra­ves ten­sio­nes entre Arge­lia y Marrue­cos ame­na­zan con des­es­ta­bi­li­zar toda África

La ten­sión aumen­ta entre Marrue­cos y Arge­lia. Las últi­mas decla­ra­cio­nes del can­ci­ller marro­quí, Nas­ser Bou­ri­ta, expre­sa­das duran­te la visi­ta de su homó­lo­go israe­lí, fue­ron recha­za­das y mal reci­bi­das en Argel. 

Rabat y Tel Aviv acu­san abier­ta­men­te a Arge­lia de for­mar un eje con Irán y expre­san públi­ca­men­te estar preo­cu­pa­dos por esta nue­va alianza.

Arge­lia no ha res­pon­di­do ofi­cial­men­te, pero toda­vía se nie­ga rotun­da­men­te a modi­fi­car su posi­ción sobre la cues­tión del Sáha­ra Occi­den­tal. Es esta cues­tión esen­cial la que está en el cen­tro de la dispu­ta entre Argel y Rabat.

Los saha­rauis entre Marrue­cos y Argelia

Para com­pren­der la cri­sis entre Arge­liaMarrue­cos, tene­mos que retro­ce­der diez años. El pro­fe­sor de cien­cias polí­ti­cas Yahia Zou­bir recuer­da que por enton­ces, “el pre­si­den­te Bou­te­fli­ka decla­ró que nun­ca habría un casus belli entre los dos paí­ses. Una afir­ma­ción que fue tra­du­ci­da por la par­te marro­quí como un aban­dono de la cau­sa saha­raui por par­te de Argelia”.

Pero en 2019, la diplo­ma­cia arge­li­na vuel­ve a poner el tema del Sáha­ra Occi­den­tal en la pales­tra tras la caí­da de Bouteflika.

La ten­sión se con­vier­te enton­ces en una gran cri­sis y Marrue­cos lan­za una ofen­si­va diplo­má­ti­ca tra­tan­do de hacer una amal­ga­ma entre el Sáha­ra Occi­den­tal y la Cabi­lia argelina.

El ana­lis­ta Mus­tapha Had­dam seña­la: “Cuan­do vemos toda la ener­gía pues­ta por Marrue­cos en apo­yar un movi­mien­to terro­ris­ta como MAK (Movi­mien­to por la Auto­de­ter­mi­na­ción de Cabi­lia) finan­cián­do­lo y defen­dien­do su cau­sa inter­na­cio­nal­men­te, es evi­den­te que Marrue­cos está lan­zan­do un ata­que direc­to con­tra Argelia.”

Ambi­güe­dad estadounidense

Para Mus­tapha Had­dam, Marrue­cos bus­ca des­es­ta­bi­li­zar el fren­te interno arge­lino. El pro­fe­sor Yahia Zou­bir apo­ya este pun­to de vis­ta y afir­ma que esta ofen­si­va fue posi­ble gra­cias a la nor­ma­li­za­ción entre los marro­quíes y los Israe­lís, y la ambi­güe­dad mos­tra­da por los Esta­dos Uni­dos: “Marrue­cos se sin­tió fuer­te al esta­ble­cer rela­cio­nes con Israel, pero no solo por la posi­ción esta­dou­ni­den­se que, por un lado, no reco­no­ce ofi­cial­men­te la sobe­ra­nía de Marrue­cos sobre el Sáha­ra Occi­den­tal y por otro, no cues­tio­na el tuit del expre­si­den­te Donald Trump sobre este tema que ha revi­ta­li­za­do a Marrue­cos con­tra su vecino.”

Mien­tras tan­to, Marrue­cos está desa­rro­llan­do el dis­cur­so de la mano exten­di­da. Pero Arge­lia no le cree y se man­tie­ne fir­me en sus posiciones.

En par­ti­cu­lar, se nie­ga a abrir su fron­te­ra con Marrue­cos y reafir­ma su posi­ción sobre el con­flic­to del Sáha­ra Occi­den­tal como una cues­tión de des­co­lo­ni­za­ción, tal y como afir­ma la ONU.

¿Es posi­ble la guerra?

La cri­sis se está inten­si­fi­can­do, pero para Must­paha Had­dam no irá más lejos. Según él, “no pue­de haber gue­rra entre los dos paí­ses por­que las gran­des poten­cias no lo per­mi­ti­rán. Esto des­es­ta­bi­li­za­ría el fren­te sur de Euro­pa pero tam­bién a toda Áfri­ca. Es extre­ma­da­men­te peligroso.”

“En Argel, aun­que nos acos­tum­bra­mos a las cri­sis con el vecino del oes­te, varias voces creen que esta vez se ha tras­pa­sa­do un lími­te, una línea roja”.

Fuen­te: ECSaha­raui.

La entra­da Gra­ves ten­sio­nes entre Arge­lia y Marrue­cos ame­na­zan con des­es­ta­bi­li­zar toda Áfri­ca se publi­có pri­me­ro en La otra Anda­lu­cía.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *