Perú. La opo­si­ción: del chan­ta­je al golpe

Por Alber­to Adrian­zén M., Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de agos­to de 2021

El jue­ves 12 de agos­to en que se reali­zó una de las pri­me­ras sesio­nes del nue­vo Con­gre­so, ha sido, aca­so, uno de los días más nefas­tos de estos últi­mos 21 años de demo­cra­cia, solo com­pa­ra­ble al hecho de haber teni­do cua­tro pre­si­den­tes y dos con­gre­sos en estos últi­mos cin­co años. 

Apro­bar una comi­sión para que inves­ti­gue las últi­mas elec­cio­nes y antes otra comi­sión para inves­ti­gar los pri­me­ros cin­co días del gobierno, es una mez­cla de locu­ra, chan­ta­je y gol­pis­mo. El mun­do nos debe mirar con pena y sor­pre­sa como un país don­de hay un gru­po de polí­ti­cos y con­gre­sis­tas que se nie­gan acep­tar que per­die­ron; que ganó Pedro Cas­ti­llo, y que por ello solo les que­da como argu­men­to echar som­bras sobre una elec­ción reco­no­ci­da por el mun­do como lim­pia y legal. O hay que estar loco o ser un redo­ma­do gol­pis­ta para votar a favor de estas propuestas.

Lo que esta­mos vien­do es un cla­ro chan­ta­je para impo­ner­le al pre­si­den­te un gabi­ne­te a gus­to de la dere­cha, de los gran­des pro­pie­ta­rios y de los gru­pos de ultra­de­re­cha anti­co­mu­nis­tas. Una mane­ra vio­len­ta de cap­tu­rar un Esta­do que cada vez con­tro­lan menos y un gobierno que defi­ni­ti­va­men­te no con­tro­lan como lo demues­tra el inten­to incons­ti­tu­cio­nal de cen­su­rar al Can­ci­ller Héc­tor Béjar cuan­do se sabe que es pre­rro­ga­ti­va del pro­pio pre­si­den­te (artícu­lo 118 de la Cons­ti­tu­ción Polí­ti­ca) el de «diri­gir la polí­ti­ca exte­rior y las rela­cio­nes internacionales…».

Par­te de este chan­ta­je gol­pis­ta es ame­na­zar al pre­si­den­te y pro­mo­ver una sim­bó­li­ca «ter­ce­ra vuel­ta elec­to­ral», pero esta vez en el Con­gre­so, des­le­gi­ti­man­do tan­to al pre­si­den­te como a las elec­cio­nes últi­mas, y lue­go gri­tar frau­de para que en caso que Pedro Cas­ti­llo no acep­te su chan­ta­je, traer­se aba­jo al gobierno y con­vo­car a nue­vas elec­cio­nes gene­ra­les para des­apa­re­cer al pro­gre­sis­mo y a los que lla­man «comu­nis­tas». 

Esta­mos, pues, ante una cla­ra estra­te­gia ile­gal, gol­pis­ta y auto­ri­ta­ria. Espe­ro, sin­ce­ra­men­te, que aque­llos que defien­den la demo­cra­cia se opon­gan rotun­da­men­te a este inten­to gol­pis­ta. Hoy un fuji­mo­ris­mo derro­ta­do por ter­ce­ra vez en elec­cio­nes lim­pias, apo­ya­do por una dere­cha anti­co­mu­nis­ta y por sec­to­res que pro­mue­ven el regre­so del mili­ta­ris­mo en nues­tro país, quie­ren vol­ver al poder entran­do por la ven­ta­na o rom­pien­do a pata­das la puer­ta como hacen los gru­pos para­mi­li­ta­res para impo­ner­nos un régi­men auto­ri­ta­rio y «sal­var» a un neo­li­be­ra­lis­mo en cri­sis. Por eso hay que defen­der a este gobierno y al pre­si­den­te Pedro Cas­ti­llo, reco­no­cien­do sus erro­res y limi­ta­cio­nes. No pode­mos per­mi­tir que la demo­cra­cia se con­vier­ta en un cir­co, en un acto de hipo­cre­sía, y la polí­ti­ca en un chan­ta­je como hacen los mafio­sos. Final­men­te, la ver­dad que pide el con­gre­sis­ta Cue­to autor de la moción para inves­ti­gar esta últi­ma elec­ción es que per­die­ron. Así es la demo­cra­cia: unas veces se gana y otras veces se pierde.

FUENTE: Otra Mirada

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *