Perú. Cul­ti­var país

Por Mil­cia­des Ruiz, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de agos­to de 2021

Uti­li­za­mos la pala­bra cul­ti­vo en rela­ción a la agri­cul­tu­ra exclu­si­va­men­te. Se habla de cul­ti­var la tie­rra, pero los agri­cul­to­res hablan del cul­ti­vo de plan­tas que son seres vivos, según la espe­cie y varie­dad. No es lo mis­mo cul­ti­var papa que, algo­dón, por ejem­plo. Esto nos indi­ca que el cul­ti­vo es una meto­do­lo­gía pro­ce­sal de pro­duc­ción, apli­ca­da según cada caso. Por razo­nes didác­ti­cas uti­li­za­ré este con­cep­to para plan­tear algu­nas ideas de gobierno.

Todo pro­duc­to humano es el resul­ta­do de un pro­ce­so con­du­ci­do y por ello, pode­mos hablar de cul­ti­var el pro­ce­so eco­nó­mi­co, social, polí­ti­co, cul­tu­ral, etc.

Cul­ti­var una per­so­na sig­ni­fi­ca ayu­dar­la ade­cua­da­men­te en su desa­rro­llo fetal, infan­til y juve­nil, para que lle­gue en las mejo­res con­di­cio­nes de sus capa­ci­da­des en la adultez.

Si ha teni­do una bue­na nutri­ción ali­men­ti­cia y cog­ni­ti­va, su pro­duc­ti­vi­dad será alta. De esto depen­de su futuro.

Aná­lo­ga­men­te pode­mos decir de la fami­lia, de la socie­dad y de la huma­ni­dad ente­ra — una socie­dad mal nutri­da en ali­men­tos y cono­ci­mien­tos — , ten­drá una baja capa­ci­dad de desarrollo.

Si no tie­nen la nutri­ción ali­men­ti­cia apro­pia­da su capa­ci­dad físi­ca será defi­cien­te para com­pe­tir deportivamente.

Lo vemos cuan­do nues­tros jóve­nes que comen a las jus­tas pollos sin­té­ti­cos se enfren­tan a los que comen car­ne vacu­na de años de acu­mu­la­ción vitamínica.

Tam­bién, si nues­tros recur­sos huma­nos son cul­ti­va­dos con infor­ma­ción inade­cua­da su mal­for­ma­ción lo inca­pa­ci­ta­rá para desa­rro­llar­se intelectualmente.

El cere­bro pro­ce­sa solo el mate­rial que tie­ne dis­po­ni­ble, pero si la infor­ma­ción que reci­be no es la apro­pia­da, enton­ces su pro­duc­ción en valo­res y des­tre­zas ten­drá deficiencias.

Con­se­cuen­te­men­te, el ren­di­mien­to de los recur­sos huma­nos del futu­ro será medio­cre y los líde­res del maña­na serán inca­pa­ces. Lo que somos aho­ra, es lo que sem­bra­ron nues­tros antecesores.

¿Esto tie­ne que ver con la polí­ti­ca edu­ca­ti­va para la for­ma­ción gene­ra­cio­nal de nues­tros recur­sos huma­nos? Indu­da­ble­men­te, pero no bas­ta lle­nar­se la boca hablan­do de “cali­dad edu­ca­ti­va”. Si el mate­rial que se le inyec­ta a los estu­dian­tes está con­di­cio­na­do por intere­ses protervos.

Los edu­ca­do­res saben bien que, la polí­ti­ca edu­ca­ti­va actual no con­tri­bu­ye a la libe­ra­ción, sino a la domi­na­ción. El magis­te­rio sue­le ser ins­tru­men­to de domi­na­ción y no cul­ti­va­dor de líde­res socia­les del futu­ro. Para esta misión, se requie­re de una refor­ma edu­ca­ti­va con pro­yec­ción gene­ra­cio­nal cultivada.

Lo que no se cul­ti­va, cre­ce sil­ves­tre entre la mala hier­ba. El cul­ti­vo eli­mi­na la noci­vi­dad pre­ser­van­do lo bene­fi­cio­so. La demo­cra­cia tam­bién se cul­ti­va. Lo que hoy tene­mos es el resul­ta­do de lo mal que se hizo cuan­do la mala hier­ba polí­ti­ca abru­mó al pue­blo peruano con su corrup­ción y prác­ti­cas mafio­sas, gene­ran­do caos de gobierno.

Vemos aho­ra a los que sem­bra­ron esas simien­tes, vic­ti­man­do a su pro­pia cose­cha. Pero en polí­ti­ca, la vic­ti­mi­za­ción ele­va la pro­duc­ti­vi­dad elec­to­ral. El tiro les pue­de salir por la cula­ta. Hemos vis­to alta vota­ción obte­ni­da por polí­ti­cos defe­nes­tra­dos y deportados.

Nadie cose­cha lo que no siem­bra. Dicho de otro modo, la cose­cha social depen­de de lo que se cultive. 

De lo que el gobierno haga, o le hagan hacer, depen­de lo que se vie­ne. Nadie cose­cha lo que no siem­bra. Dicho de otro modo, la cose­cha social depen­de de lo que se cul­ti­ve. Habrá bue­na cose­cha si el cul­ti­vo de lo que se per­si­gue ha sido efi­cien­te y a la inversa.

De ser así, ten­dría­mos que ser pre­ven­ti­vos cal­cu­lan­do los resul­ta­dos pos­te­rio­res del pro­ce­so actual. El cul­ti­vo se pla­ni­fi­ca en pro­yec­ción a resul­ta­dos en el cor­to, mediano y lar­go plazo.

Es lo que hacen todos los inver­sio­nis­tas públi­cos y pri­va­dos. Si Chi­na tie­ne resul­ta­dos exi­to­sos en eco­no­mía, es por­que pla­ni­fi­ca siguien­do obje­ti­vos cla­ros y con una estra­te­gia endó­ge­na. Hoy cose­cha lo que sem­bró ayer.

“Bien­ve­ni­da toda inver­sión extran­je­ra si es bene­fi­cio­sa y no per­ju­di­ca el desa­rro­llo nacio­nal”. Si la inver­sión pri­va­da ayu­da a resol­ver el pro­ble­ma del pleno empleo, en bue­na hora. Si lo que apor­ta la inver­sión, es mayor que lo que se lle­va, el sal­do es favorable.

Imagen de consulta de la búsqueda visual

Com­bi­nan­do inver­sión pri­va­da y públi­ca se pue­de ren­ta­bi­li­zar la eco­no­mía nacio­nal en pro­pio pro­ve­cho socia­li­za­do. Es cues­tión de mane­jo y pro­duc­ti­vi­dad polí­ti­ca. El cre­ci­mien­to de la pobla­ción hace cre­cer las nece­si­da­des. Enton­ces, la eco­no­mía debe­rá cre­cer para nive­lar las nece­si­da­des pen­dien­tes de solu­ción y, cre­cer para aten­der las nue­vas necesidades.

Pero, ade­más nece­si­ta­mos mejo­rar nues­tras con­di­cio­nes de vida y para esto se nece­si­ta una base eco­nó­mi­ca sos­te­ni­ble en el tiem­po. Es impo­si­ble cubrir todo lo seña­la­do, sino hay sufi­cien­te acu­mu­la­ción eco­nó­mi­ca. Es la ren­ta­bi­li­dad por ren­di­mien­to, la que per­mi­te acu­mu­lar capi­tal. Cuan­to más acu­mu­le­mos, nues­tra base de desa­rro­llo ten­drá más capa­ci­dad de expan­sión. Si no se cul­ti­va la eco­no­mía en esta pers­pec­ti­va, solo cose­cha­re­mos pobre­za y sus derivados.

Pero hay fór­mu­las crea­ti­vas de com­bi­na­ción de inver­sio­nes para obte­ner mayor ren­di­mien­to eco­nó­mi­co y social. No impor­ta per­der en un rubro si se pue­de com­pen­sar recu­pe­ran­do en otros, lo que impor­ta es el ren­di­mien­to final; lo hacen las cade­nas de tien­das con sus ofer­tas para atraer clientes.

Lo hacen los agri­cul­to­res com­bi­nan­do cul­ti­vos en un mis­mo espa­cio. Siem­bran maíz, y lue­go legum­bres para obte­ner dos cose­chas en un mis­mo espa­cio, ya que las legum­bres no per­ju­di­can, pues absor­ben nutrien­tes ambien­ta­les que fer­ti­li­zan la tie­rra para ambos cultivos.

Se ofre­cen dos bolí­gra­fos chi­nos, un lápiz y borra­dor por un sol, lue­go de pasar por el fabri­can­te, expor­ta­dor, trans­por­te inter­con­ti­nen­tal, impor­ta­dor, mayo­ris­ta y ven­de­dor, es indu­da­ble que hay “gato ence­rra­do”. Suce­de esto, por­que lo impor­tan­te para Chi­na es que todos ten­gan empleo e ingre­sos, y lo que se pier­da en pren­der fue­go en la pra­de­ra, se recu­pe­ra aumen­tan­do la pro­duc­ti­vi­dad con las cenizas.

Lógi­ca­men­te, si todos tie­nen empleo e ingre­sos, no cabe duda que lo gas­ta­rán y este solo hecho, hará subir la deman­da de mer­can­cías. Este pri­mer movi­mien­to hará cre­cer la ofer­ta y las fábri­cas amplia­rán pro­duc­ción y empleo. Así, la eco­no­mía será como una bola de nie­ve que cre­ce con el movi­mien­to. Cre­ce el empleo, cre­ce la eco­no­mía, cre­cen los capi­ta­les y la capa­ci­dad para el desa­rro­llo. Este es el rol de los sub­si­dios pro­duc­ti­vos y de salarios.

Todos cono­cen de algún modo a la empre­sa pri­va­da Hua­wei. Lo que no saben es que es pro­pie­dad de sus tra­ba­ja­do­res pro­ce­den­tes del sin­di­ca­lis­mo. Nin­gu­na agen­cia guber­na­men­tal u orga­ni­za­ción exter­na, tie­ne accio­nes de Hua­wei, pero se aso­cian con poten­cia­les empre­sas exter­nas para cap­tar mayor lucro social. Fun­da­da en 1987, abas­te­ce de apa­ra­tos de tec­no­lo­gía de infor­ma­ción y comu­ni­ca­cio­nes (TIC) y dis­po­si­ti­vos inte­li­gen­tes. Ope­ra en más de 200 paí­ses y atien­de a más de 3 mil millo­nes de per­so­nas en todo el mundo.

Es líder en redes 5G y en el 2019, los ingre­sos por ven­tas glo­ba­les rodea­ron los 123 mil millo­nes de dóla­res, lo que sig­ni­fi­có un aumen­to inter­anual del 19.1%.

Por su par­te, los bene­fi­cios netos alcan­za­ron los 9 mil millo­nes de dóla­res, y el flu­jo de efec­ti­vo de acti­vi­da­des ope­ra­ti­vas superó los 13.1 mil millo­nes, un cre­ci­mien­to inter­anual del 22.4%. Esto se sem­bró hace 30 años, pero su cul­ti­vo ha sido bien lle­va­do. Estos mon­tos supe­ran nues­tra car­te­ra minera.

Hay un país en Amé­ri­ca que decla­ró su inde­pen­den­cia el 29 de octu­bre de 1821, por deci­sión de cabil­do popu­lar, sin mediar lucha por­que no tenía impor­tan­cia para la codi­cia espa­ño­la. No tenía rique­za mine­ral. Cele­bra­rá pron­to el bicen­te­na­rio de este acon­te­ci­mien­to. Des­de 1949, este país, no tie­ne gas­tos mili­ta­res que tra­gan pre­su­pues­tos en des­me­dro de los pro­yec­tos de desa­rro­llo, pues abo­lió las fuer­zas armadas.

Des­de enton­ces no tie­nen gol­pes ni dic­ta­du­ras mili­ta­res, no exis­te el ser­vi­cio mili­tar obli­ga­to­rio, ni terro­ris­mo de esta­do. Des­de la abo­li­ción cons­ti­tu­cio­nal del ejér­ci­to, no pue­de par­ti­ci­par en even­tos mili­ta­res, ni en gue­rras aje­nas. Esto fue con­fir­ma­do por la Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia, cuya Sala Cons­ti­tu­cio­nal esta­ble­ció que tam­po­co pue­de dar apo­yos a actos de gue­rra de otros esta­dos y por ley, esta­ble­ció la neu­tra­li­dad per­pe­tua. Por esto, recha­zó el uso de su terri­to­rio para ope­rar con­tra Nicaragua.

Es un poco más gran­de que Tum­bes, pero se con­vir­tió ofi­cial­men­te en el miem­bro 38 de la Orga­ni­za­ción para la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­cos (OCDE), cosa que el Perú no logró. Según cali­fi­ca­ción del Ins­ti­tu­to Lega­tum man­tie­ne un ele­va­do nivel de pros­pe­ri­dad y ha sido con­si­de­ra­do por New Eco­no­mics Foun­da­tion como la socie­dad más feliz del pla­ne­ta, duran­te más de una década.

Es más, en el 2015, la FAO lo pre­mió por haber redu­ci­do el ham­bre, al reba­jar de un 5% a la mitad, según cálcu­los de Nacio­nes Uni­das. Este país siem­pre ha vivi­do y desa­rro­lla­do sobre la base del agro y no de la mine­ría ni petróleo.

Ese país se lla­ma Cos­ta Rica, pero lo que aho­ra cose­cha es el resul­ta­do de haber cul­ti­va­do su eco­no­mía con lo poco que dis­po­nía, desa­rro­llan­do la eco­no­mía del banano y del café. La ren­ta­bi­li­dad agra­ria impul­só su capa­ci­dad para expan­dir­se y avan­zar a una eco­no­mía más amplia y diver­si­fi­ca­da. Hoy dis­fru­ta lo que cul­ti­vó más allá del agro.

Dirán que no hay com­pa­ra­ción por­que las con­di­cio­nes his­tó­ri­cas en nues­tro país han sido muy dife­ren­tes. Es ver­dad, pero el deno­mi­na­dor común es que el bien­es­tar se cultiva.

Toda la rique­za extraí­da de nues­tro sue­lo por foras­te­ros nos ha dado siem­pre pan para hoy y ham­bre para maña­na. Los pue­blos de las zonas mine­ras son los más pobres de nues­tro país. 

Nada vie­ne por azahar, la rique­za extrac­ti­va se aca­ba como suce­dió con el guano. Toda la rique­za extraí­da de nues­tro sue­lo por foras­te­ros nos ha dado siem­pre pan para hoy y ham­bre para maña­na. Los pue­blos de las zonas mine­ras son los más pobres de nues­tro país. El canon mine­ro es una pro­pi­na indi­rec­ta solo para cal­mar descontentos.

Qué dis­tin­to sería que el canon, en vez de dar­se en dine­ro que el cen­tra­lis­mo dilu­ye, se die­se en mate­ria­les, es decir una por­ción de los meta­les obte­ni­dos. Así, la par­te de mate­ria pri­ma obte­ni­da se que­da­ría en la zona mine­ra para trans­for­mar el oro, pla­ta, cobre y otros meta­les, en pro­duc­tos con valor agregado.

Se daría empleo e ingre­sos a la pobla­ción andi­na, con la joye­ría, arte­sa­nía, sumi­nis­tros tec­no­ló­gi­cos y otros pro­duc­tos indus­tria­les, para el mer­ca­do interno y de expor­ta­ción. Enton­ces, esta­ría­mos cul­ti­van­do empo­de­ra­mien­to eco­nó­mi­co local para cuan­do la extrac­ción se agote.

En las actua­les con­di­cio­nes por las que atra­vie­sa nues­tro país, hay la nece­si­dad de gene­rar movi­mien­to eco­nó­mi­co urgen­te, pero tene­mos que ser cer­te­ros. Hay que gene­rar una deman­da expan­si­va que esti­mu­le la pro­duc­ción. Deman­da de pro­duc­tos nacio­na­les, sus­ti­tu­yen­do impor­ta­cio­nes; por­que no habrá deman­da si no hay ingresos.

Decla­rar en emer­gen­cia la pro­duc­ción sec­to­rial selec­ti­va, para poner lími­tes tem­po­ra­les a las impor­ta­cio­nes inne­ce­sa­rias podría ser una alter­na­ti­va. El mer­ca­do regu­la­do es un freno si no es selec­ti­vo den­tro de una estra­te­gia de for­ta­le­ci­mien­to de debilidades.

Hay rubros de expan­sión de empleo masi­vo inme­dia­to: La pro­duc­ción agra­ria y la cons­truc­ción civil de vivien­das con cré­di­tos de lar­go pazo son dos bue­nas alter­na­ti­vas. El con­tra­pe­so al gas­to interno debe­rá ser cubier­to con la expor­ta­ción. Tene­mos ven­ta­jas eco­ló­gi­cas inex­plo­ta­das de alta ren­ta­bi­li­dad en el mer­ca­do internacional.

Lo que se gas­te en cons­truc­ción de hidro­eléc­tri­cas en la serra­nía redi­ta­rá con cre­ces con la ven­ta de ener­gía rural y a paí­ses ale­da­ños. Nues­tra geo­gra­fía tie­ne un alto poten­cial en ener­gías reno­va­bles para gene­rar empleo y desa­rro­llo en los andes. Hay que poner­se moscas.

El apo­yo polí­ti­co con­tra la agre­si­vi­dad de la opo­si­ción se gana con obras popu­la­res ¡O no! Aun­que en ver­dad, expo­ner ideas que caen en saco roto, no es alen­ta­dor. Pero, peor es no decir nada ¿Uste­des qué dicen?


*Mil­cía­des Ruiz es espe­cia­lis­ta en desa­rro­llo rural. Diri­ge el por­tal Repú­bli­ca Equit­ti­va: https://​repu​bli​cae​qui​ta​ti​va​.word​press​.com/

FUENTE: Ser­vin­di

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *