Afga­nis­tán. Ale­ma­nia. Reco­no­ce su ‘mea culpa’

Resu­men Medio Orien­te, 16 de agos­to de 2021.-

El Gobierno de Ale­ma­nia admi­te que, como el res­to de la comu­ni­dad glo­bal, se equi­vo­có al eva­luar la irrup­ción relam­pa­guean­te de Tali­bán en Afganistán.

No hay nada que disi­mu­lar: todos [es decir], el Gobierno ale­mán, los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia, la comu­ni­dad inter­na­cio­nal hemos eva­lua­do erró­nea­men­te la situa­ción [en Afga­nis­tán]”, ha con­fe­sa­do este lunes el minis­tro ger­mano de Asun­tos Exte­rio­res, Hei­ko Maas, en una com­pa­re­cen­cia ante los medios cele­bra­da en Ber­lín, la capital.

Sus decla­ra­cio­nes se han ver­ti­do, ape­nas un día des­pués de la toma de la capi­tal afga­na, Kabul, por Tali­bán y la hui­da del ya expre­si­den­te afgano Ash­raf Qani del país y mien­tras los gobier­nos occi­den­ta­les, enca­be­za­dos por EE.UU., tra­tan de eva­cuar a todos sus ciu­da­da­nos y a los afga­nos que han cola­bo­ra­do con ellos, así como a las fuer­zas de Orga­ni­za­ción del Tra­ta­do Atlán­ti­co Nor­te (OTAN).

Por su par­te, la can­ci­ller ale­ma­na, Ange­la Mer­kel, ha esti­ma­do en una reu­nión pri­va­da de la direc­ción de su par­ti­do, la Unión Cris­tia­no­de­mó­cra­ta (CDU), que el núme­ro de per­so­nas a las que Ber­lín quie­re eva­cuar de Afga­nis­tán ascien­de a 10 000, según reco­ge la agen­cia de noti­cias fran­ce­sa AFP.

Tras cali­fi­car de “amar­ga” la situa­ción en el país cen­troa­siá­ti­co y los días que le segui­rán para quie­nes quie­ran huir del aho­ra terri­to­rio bajo con­trol de Tali­bán, la can­ci­ller ha deja­do cla­ro, según los tes­ti­gos, “siem­pre diji­mos que nos que­da­ría­mos, si los esta­dou­ni­den­ses se que­da­ban”, en refe­ren­cia a la esta­día de las tro­pas ger­ma­nas, des­ple­ga­das casi 20 años en Afga­nis­tán, en misión mili­tar bajo el para­guas de la OTAN.}

En este sen­ti­do, Mer­kel ha acla­ra­do que la deci­sión de aban­do­nar Afga­nis­tán fue “esen­cial­men­te toma­da por EE.UU.” y ha con­si­de­ra­do que se debió a “razo­nes de polí­ti­ca inter­na” toma­das en Washington.

A par­tir de EE.UU. —que el domin­go tomó el con­trol del aero­puer­to de Kabul para ase­gu­rar la eva­cua­ción del per­so­nal mili­tar y diplo­má­ti­co— la man­da­ta­ria ha pre­ci­sa­do que “hubo un efec­to dominó”.

El pri­mer minis­tro bri­tá­ni­co, Boris John­son, tam­bién orde­nó, en la mis­ma jor­na­da de domin­go, el reti­ro de sus tro­pas y expre­só públi­ca­men­te que “no hay solu­ción mili­tar en Afga­nis­tán”, aun­que con­vo­có a seguir tra­ba­jan­do para que el país no se trans­for­me en “cal­do de cul­ti­vo” para el terrorismo.

El colap­so en Afga­nis­tán ocu­rre poco des­pués de que las tro­pas de EE.UU. y de la Alian­za Atlán­ti­ca, que inva­die­ron Afga­nis­tán en 2001, comen­za­ran la fase final de su reti­ra­da, entre­gan­do todas sus bases mili­ta­res a sus homó­lo­gos afganos.

Fuen­te: HispanTV

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *