Afga­nis­tán. ¿Ata­que a cie­gas?: EEUU bom­bar­dea Tali­bán, no hay ni una baja

Resu­men Medio Orien­te /​16 de agos­to de 2021 – Un bom­bar­de­ro estra­té­gi­co de EE.UU. B‑52 no alcan­zó por varios kiló­me­tros sus obje­ti­vos en Kabul (capi­tal afga­na) y solo des­tru­yó tres cober­ti­zos de Talibán.

Pre­vio a la toma de Kabul por el gru­po arma­do Tali­bán, Esta­dos Uni­dos en una reac­ción no tan rápi­da lan­zó el sába­do algu­nas ofen­si­vas con­tra los tali­ba­nes y des­ple­gó al menos un bom­bar­de­ro estra­té­gi­co B‑52 para sus ope­ra­cio­nes con­tra los con­vo­yes de esta ban­da apos­ta­dos cer­ca de la capital.

Sin embar­go, según ha infor­ma­do este lunes el por­tal de avia­ción ruso Avio​.propor algu­na razón impen­sa­ble, el bom­bar­de­ro esta­dou­ni­den­se falló varios kiló­me­tros y solo des­tru­yó algu­nos edi­fi­cios en rui­nas y no cau­só nin­gu­na baja entre los miem­bros de Talibán.

El (bom­bar­deo) B‑52 Stra­to­for­tress solo des­tru­yó algu­nos gra­ne­ros con su poten­te gol­pe. Nin­guno de los tali­ba­nes resul­tó heri­do”, reza un tuit reco­gi­do por el medio ruso.

Al res­pec­to, las fuer­zas estra­té­gi­cas esta­dou­ni­den­ses fue­ron cali­fi­ca­das, en el tuit, de abso­lu­ta­men­te inú­ti­les, ya que, si un bom­bar­de­ro estra­té­gi­co no pue­de alcan­zar con éxi­to sus obje­ti­vos, no tie­ne nin­gu­na efi­ca­cia real.

A raíz de este fias­co, Esta­dos Uni­dos demos­tró la com­ple­ta inuti­li­dad de su B‑52, fallan­do con­tra los mili­tan­tes por varios kiló­me­tros. ¿Qué pode­mos decir de las capa­ci­da­des de este avión en con­di­cio­nes reales de com­ba­te, cuan­do, ade­más de sis­te­mas de defen­sa aérea, tie­ne ins­ta­la­da la más poten­te inter­fe­ren­cia radio­elec­tró­ni­ca?”, ha cues­tio­na­do un exper­to, con­for­me el medio ruso.

Cabe seña­lar que, a pesar del tras­la­do de varios miles de tro­pas esta­dou­ni­den­ses a Kabul, los tali­ba­nes logra­ron cap­tu­rar la capi­tal afga­na en solo cua­tro horas, mien­tras que los mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses fue­ron adver­ti­dos de que, en caso de inter­ven­ción, serían com­ple­ta­men­te destruidos.

El colap­so de Afga­nis­tán ha ocu­rri­do poco des­pués de que las fuer­zas de Esta­dos Uni­dos y de la Orga­ni­za­ción del Tra­ta­do del Atlán­ti­co Nor­te (OTAN), que inva­die­ron Afga­nis­tán en 2001, comen­za­ran la fase final de la reti­ra­da, entre­gan­do todas sus bases mili­ta­res a los afganos.

Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos han pasa­do la mayor par­te de los últi­mos 20 años en Afga­nis­tán, bajo el supues­to de entre­nar y equi­par a las fuer­zas de segu­ri­dad afganas.

Un buen núme­ro de gene­ra­les occi­den­ta­les se ha jac­ta­do de crear un Ejér­ci­to afgano pode­ro­so y capaz. No obs­tan­te, este alar­de se anu­la cuan­do se ve que las fuer­zas loca­les no pudie­ron hacer fren­te a los tali­ba­nes. De acuer­do con ana­lis­tas, las poten­cias occi­den­ta­les han ido debi­li­tan­do de mane­ra pre­me­di­ta­da a las tro­pas de Afganistán.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *