La ver­dad de Man­cu­so sobre el paramilitarismo

La exis­ten­cia del para­mi­li­ta­ris­mo de Esta­do no está en cues­tión. Ha sido la más horri­ble pesa­di­lla que lle­nó de muer­tos nues­tros cam­pos dejan­do viu­das, huér­fa­nos y muchos dolien­tes, gene­ra­li­zó el des­po­jo vio­len­to de tie­rras en un ran­go supe­rior al de la vio­len­cia de los años 50 y acti­vó con el terror el éxo­do de cam­pe­si­nos el aban­dono de los sur­cos de tra­ba­jo para sal­var la vida. Esta inhu­ma­ni­dad infer­nal del Esta­do fue el ins­tru­men­to del sicó­pa­ta Uri­be para des­bor­dar el con­teo de muer­tos por fal­sos posi­ti­vos y así demos­trar con san­gre, el éxi­to de su polí­ti­ca de segu­ri­dad democrática.

Los tes­ti­mo­nios del exje­fe para­mi­li­tar Sal­va­to­re Man­cu­so ante la Juris­dic­ción Espe­cial para la Paz, JEP, son impre­sio­nan­tes: «El para­mi­li­ta­ris­mo es una crea­ción esta­tal fra­gua­do en clu­bes socia­les, bata­llo­nes, hote­les y ofi­ci­nas guber­na­men­ta­les. «Yo mis­mo tuve car­net de la poli­cía y del B‑2». «Fue Car­los Cas­ta­ño quien en el 95 me con­tó que se había reu­ni­do con la cúpu­la mili­tar y que le pidie­ron for­ta­le­cer las AUC en el nor­te del país, que iban a colo­car coman­dan­tes de Poli­cía y direc­to­res sec­cio­na­les de la Fis­ca­lía afi­nes a la ideo­lo­gía para­mi­li­tar», había afir­ma­do en una ver­sión libre en agos­to del 2013. Y lo reafir­ma hoy al reite­rar la ver­dad de que «el crea­dor del blo­que nor­te de las auto­de­fen­sas fue el gene­ral Iván Ramí­rez. El mis­mo que como coman­dan­te del bata­llón de Inte­li­gen­cia Charry Solano, BINCI, estu­vo al fren­te de cien­tos de des­apa­ri­cio­nes for­za­das de lucha­do­res populares».

«Bajo inti­mi­da­ción ‑dice Man­cu­so a la JEP- com­pra­mos tie­rras en Ura­bá y Cór­do­ba a 25 mil pesos hec­tá­rea. Des­pués las ven­di­mos a 8 mil al Fon­do Gana­de­ro de Cór­do­ba. Así crea­mos una bur­bu­ja eco­nó­mi­ca. Por eso no hay res­ti­tu­ción». Y reve­la que, «el Esta­do Colom­biano man­dó a matar a sus agen­tes que inves­ti­ga­ban crí­me­nes de Estado».

Otra ver­dad apor­ta­da por el exje­fe para­mi­li­tar es que «la UP no fue exter­mi­na­da por las auto­de­fen­sas. Su gran vic­ti­ma­rio fue el Esta­do colom­biano. Cuan­do la UP empe­zó a lle­gar a car­gos de elec­ción popu­lar, la preo­cu­pa­ción vino de ins­ti­tu­cio­nes de segu­ri­dad del Esta­do y de sec­to­res económicos».

“Fui encar­ga­do de crear las AUC a tra­vés de las CONVIVIR” (Man­cu­so lide­ra­ba 420 y cada una tenía no menos de 25 inte­gran­tes. Sus líde­res se reu­nían en Mede­llín cuan­do Uri­be era gobernador).

«Ope­rá­ba­mos con el ejér­ci­to, la poli­cía, el DAS y la fis­ca­lía. La inte­li­gen­cia del Esta­do nos entre­ga­ba lis­tas de per­so­nas que tenía­mos que matar, y noso­tros cum­plía­mos las órde­nes sin preguntar».

Mien­tras todo esto ocu­rría ¿dón­de esta­bas JUSTICIA? No hubo jus­ti­cia por­que jus­ti­cia no hay. Las Cor­tes actua­ron siem­pre como trin­che­ra de impu­ni­dad de los geno­ci­das de Estado.

El coman­dan­te en jefe del para­mi­li­ta­ris­mo de Esta­do, de los fal­sos posi­ti­vos, de los peo­res crí­me­nes de lesa huma­ni­dad de las últi­mas déca­das ha sido el pre­si­den­te Álva­ro Uribe.

FARC-EP

Segun­da Mar­que­ta­liaAgos­to 11 de 2021

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

46 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *