Las res­tric­cio­nes sani­ta­rias son sólo para los ‘prin­gaos’

La pan­de­mia y las sub­si­guien­tes medi­das res­tric­ti­vas son un asun­to de cla­se social. Los millo­na­rios de todo el mun­do no han guar­da­do cua­ren­te­na, han via­ja­do y han orga­ni­za­do sus pro­pias fies­tas, sin mas­ca­ri­llas, ni dis­tan­cia de segu­ri­dad y, sobre todo, sin que la poli­cìa les tire a puer­ta aba­jo por­que metían mucho ruido.

En Espa­ña sólo le han pilla­do al boca­zas de Revi­lla, inclu­so fumán­do­se un puro en un res­tau­ran­te, pero han tras­cen­di­do muchos más casos, que nin­gún medio ha que­ri­do publi­car. En los res­tau­ran­tes de lujo hay reser­va­dos en los que se pue­den ver las mesas para las gran­des comi­lo­nas, con los ceni­ce­ros enci­ma para que no fal­te de nada. La poli­cía no entra nun­ca a ese tipo de sitios.

En Fran­cia han sor­pren­di­do a polí­ti­cos, jue­ces y gran­des capi­ta­lis­tas en comi­das, reunio­nes y fies­tas en ple­na cua­ren­te­na. Nin­gún empre­sa­rio ha can­ce­la­do su agen­da por el toque de queda.

Lo mis­mo ha ocu­rri­do en Nue­va Zelan­da, don­de la cua­ren­te­na es tan estric­ta que la pobla­ción lle­va sema­nas ence­rra­da en sus casas a cal y can­to. Los puer­tos y aero­puer­tos tam­bién per­ma­ne­cen cerra­dos al trá­fi­co… para casi todos. Inclu­so muchos nacio­na­les que salie­ron de via­je no han podi­do regre­sar a sus casas.

Al mul­ti­mi­llo­na­rio Larry Page, cofun­da­dor de Goo­gle, que apa­re­ce en la foto de por­ta­da, esas res­tric­cio­nes no le afec­tan. Com­pró una de las islas Fiji y el gobierno le per­mi­tió entrar en el país para que pudie­ra des­can­sar en su reman­so de paz.

La pren­sa lo ha publi­ca­do y se ha mon­ta­do el corres­pon­dien­te revue­lo. A Page la poli­cía debe­ría haber­le ence­rra­do en uno de los alber­gues habi­li­ta­dos para pasar los 14 días regla­men­ta­rios de cua­ren­te­na, como todos los demás: encerrado.

Dicen los medios que como ni siquie­ra es resi­den­te en el país, no le debe­rían haber per­mi­ti­do la entra­da. Pero don­de hay una regla siem­pre hay una excep­ción. El Minis­te­rio de Sani­dad auto­ri­zó su entra­da por­que la ley no es igual para todos.

“El gobierno debe res­pon­der por qué el mul­ti­mi­llo­na­rio Larry Page, cofun­da­dor de Goo­gle, fue auto­ri­za­do a entrar en Nue­va Zelan­da mien­tras que los kiwis deses­pe­ra­dos y las fami­lias sepa­ra­das no pue­den cru­zar la fron­te­ra”, dijo David Sey­mour, diri­gen­te del Par­ti­do Neo­ze­lan­dés, que está en la oposición.

Fuen­te: mpr21​.info

La entra­da Las res­tric­cio­nes sani­ta­rias son sólo para los ‘prin­gaos’ se publi­có pri­me­ro en La otra Anda­lu­cía.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *