Esta­dos Uni­dos. La pan­de­mia redu­jo la espe­ran­za de vida

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 22 de julio de 2021. 

La influen­cia de la covid-19 varía según la ascen­den­cia. En el caso de los his­pa­nos inci­dió en un 90 por cien­to, mien­tras que su inci­den­cia entre los blan­cos fue del 68 por cien­to y del 59 en los afro­ame­ri­ca­nos. Ade­más, se amplió la bre­cha his­tó­ri­ca entre hom­bres y mujeres.

La pan­de­mia de coro­na­vi­rus ha hecho que se modi­fi­que la espe­ran­za de vida en los Esta­dos Uni­dos. En 2020 cayó un año y medio, lo cual repre­sen­ta el des­cen­so anual más impor­tan­te des­de la Segun­da Gue­rra. La caí­da fue más pro­nun­cia­da en his­pa­nos y afro­ame­ri­ca­nos, con una mer­ma de tres años. 

Así lo infor­mó el Cen­tro para el con­trol y pre­ven­ción de Enfer­me­da­des, que atri­bu­yó a la covid-19 la dis­mi­nu­ción en la espe­ran­za de vida. En 2020 hubo 3,3 millo­nes de muer­tes en los Esta­dos Uni­dos, una cifra récord. Un 11 por cien­to fue por el coronavirus.

En el caso de los blan­cos, la reduc­ción de la expec­ta­ti­va de vida fue de 14 meses, a 77 años y 7 meses. Es el peor dato para ese seg­men­to de la pobla­ción des­de 2002. 

En el caso de los afro­ame­ri­ca­nos, hay que retro­ce­der has­ta los años de la Gran Depre­sión, hace nue­ve déca­das, para hallar una caí­da tan pro­nun­cias en la espe­ran­za de vida: 71 años y 10 meses, un núme­ro que sola­men­te se regis­tró en 2000.

Los regis­tros en el caso de los his­pa­nos no son tan anti­guos, en cam­bio, ya que las esta­dís­ti­cas se lle­van des­de hace quin­ce años. No obs­tan­te, los núme­ros de 2020 tam­bién son un récord para esa comu­ni­dad: la expec­ta­ti­va de vida para sus inte­gran­tes cayó tres años. 

No es sola­men­te el virus el cau­san­te de este decli­ve. Los exper­tos agre­gan las sobre­do­sis de dro­ga, en espe­cial entre blan­cos, y el aumen­to en la tasa de homi­ci­dios entre los negros, según Eli­za­beth Arias, una de las redac­to­ras del informe. 

A aque­llas cau­sas se debe agre­gar que los his­pa­nos y los afro­ame­ri­ca­nos no han teni­do acce­so a una aten­ción médi­ca de cali­dad, pade­cen con­di­cio­nes de haci­na­mien­to y tie­nen tra­ba­jos peor remunerados.

La espe­ran­za de vida (esto es, la esti­ma­ción del pro­me­dio de años que pue­de vivir una per­so­na naci­da en un año deter­mi­na­do) no ha deja­do de aumen­tar en los Esta­dos Uni­dos duran­te déca­das, pero se estan­có en 2015. En 2019 se esta­ble­ció en 78 años y 10 meses y en 2020 bajó a 77 años y 4 meses.

La influen­cia de la pan­de­mia varía según el gru­po. Fue cau­sal del 90 por cien­to de la dis­mi­nu­ción de la espe­ran­za de vida entre los his­pa­nos. Ese núme­ro es del 68 entre los blan­cos y lle­ga al 59 en los afroamericanos.

Ade­más, se amplió la bre­cha his­tó­ri­ca entre hom­bres y muje­res. En los pri­me­ros se redu­jo casi dos años, mien­tras que las muje­res per­die­ron un año. Estas cuen­tan con una espe­ran­za de vida de 80 años y 2 meses, mien­tras la de los hom­bres es de 74 años y 6 meses. 

A su vez, los mayo­res de 65 años repre­sen­tan más del 80 por cien­to de las muer­tes por coro­na­vi­rus en los Esta­dos Uni­dos. Como con­se­cuen­cia de ello, baja­ron los efec­tos de la pan­de­mia en la espe­ran­za de vida duran­te los pri­me­ros meses de vida, sig­na­da por las muer­tes de adul­tos jóve­nes y niños, más que por los dece­sos de las per­so­nas mayores.

Por tales razo­nes, la reduc­ción de la espe­ran­za de vida en 2020 repre­sen­ta la mitad de la baja de tres años que se regis­tro entre 1942 y 1943, duran­te la Segun­da Guerra. 

La ante­rior reduc­ción impor­tan­te se había regis­tra­do entre 1917 y 1918, duran­te la inter­ven­ción esta­dou­ni­den­se en la Pri­me­ra Gue­rra y la pan­de­mia de gri­pe española.

En esos casos, la espe­ran­za de vida se pudo recu­pe­rar y se esti­ma que el fenó­meno se repe­ti­rá des­pués de la pandemia. 

Lo que toda­vía no se pue­de esta­ble­cer es cuán­tos años se podría tar­dar en recu­pe­rar los valo­res que se han per­di­do. De hecho, ya se da por sen­ta­do que no hay mane­ra de que en 2021 se pue­dan recu­pe­rar los valo­res pre­vios a la pandemia.

Fuen­te: Pagina12

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *