Admi­ti­da a tra­mi­te denun­cia con­tra Lanbide

El juz­ga­do de lo con­ten­cio­so admi­nis­tra­ti­vo de Vito­ria-Gas­teiz blo­quea el virus de los recor­tes que tie­ne inva­di­do a Lanbide

● Dicho juz­ga­do ha admi­ti­do a trá­mi­te la denun­cia de una per­so­na per­cep­to­ra de la Ren­ta de Garan­tía de Ingre­sos (RGI) resi­den­te en Cru­ces des­pués de que Lan­bi­de hubie­ra vul­ne­ra­do y recor­ta­do sus derechos

● Per­so­nas usua­rias de la enti­dad dis­fra­za­das de virus se han con­cen­tra­do fren­te a las ofi­ci­nas de Cru­ces denun­cian­do la polí­ti­ca de recor­tes en el acce­so a las pres­ta­cio­nes socia­les que apli­ca Lan­bi­de pese al agu­di­za­mien­to de la pobre­za gene­ra­do por la pan­de­mia del coronavirus

Bara­kal­do, 20 de julio de 2021

Des­pués de que Lan­bi­de le hubie­ra sus­pen­di­do la per­cep­ción de la RGI, una per­so­na usua­ria resi­den­te en el barrio bara­kal­dés de Cru­ces ha pre­sen­ta­do una denun­cia con­tra el Ser­vi­cio Vas­co de Empleo que ha sido admi­ti­da a trá­mi­te por el Juz­ga­do de lo Con­ten­cio­so Admi­nis­tra­ti­vo núme­ro 2 de Gasteiz.

Varias per­so­nas usua­rias de Lan­bi­de se han con­cen­tra­do ante las ofi­ci­nas que tie­ne en el barrio bara­kal­dés de Cru­ces, dis­fra­za­das de virus, para denun­ciar la polí­ti­ca de recor­tes en el acce­so a las pres­ta­cio­nes socia­les que apli­ca el Ser­vi­cio Vas­co de Empleo, pese a que la pan­de­mia del coro­na­vi­rus haya agu­di­za­do las situa­cio­nes de pobreza.

Esta polí­ti­ca de cri­mi­na­li­za­ción y recor­tes se pro­pa­ga entre las nor­mas inter­nas de Lan­bi­de con una faci­li­dad simi­lar a la que lo hace el famo­so pató­geno entre la ciu­da­da­nía, hacien­do oídos sor­dos a las reso­lu­cio­nes dic­ta­das por los juz­ga­dos de los Con­ten­cio­so Admi­nis­tra­ti­vo y el Defen­sor del Pue­blo- Arar­te­ko en esta materia.

Tras haber inter­pues­to un recur­so de repo­si­ción que no fue res­pon­di­do y haber soli­ci­ta­do pos­te­rior­men­te un cer­ti­fi­ca­do de silen­cio admi­nis­tra­ti­vo nega­ti­vo para cer­cio­rar­se de que Lan­bi­de le había dado la razón ‑peti­ción que tam­po­co fue res­pon­di­da en pla­zo- la per­so­na usua­ria deci­dió ago­tar la últi­ma vía dis­po­ni­ble para el ejer­ci­cio de sus dere­chos: soli­ci­tó jus­ti­cia gra­tui­ta e inter­pu­so una deman­da ante el juz­ga­do de lo con­ten­cio­so admi­nis­tra­ti­vo. Sien­do admi­ti­da a trá­mi­te por el Juz­ga­do de lo Con­ten­cio­so Admi­nis­tra­ti­vo núme­ro 2 de Gasteiz.

Debe­mos recor­dar que, antes de inter­po­ner la deman­da ante el juz­ga­do de lo Con­ten­cio­so Admi­nis­tra­ti­vo, Lan­bi­de no resol­vió los recur­sos y ale­ga­cio­nes rea­li­za­das por este vecino del barrio de Cru­ces. La desidia del ser­vi­cio Vas­co de Empleo en este asun­to ha sido abso­lu­ta. Lo cual tam­bién se ha expues­to en la denun­cia­da presentada.

Las per­so­nas con­cen­tra­das han reite­ra­do lo expues­to en la deman­da admi­ti­da a trá­mi­te por el Juz­ga­do de lo Con­ten­cio­so Admi­nis­tra­ti­vo y, en con­cre­to, han exigido:

-PRIMERO – Se esti­me ínte­gra­men­te el recur­so pre­sen­ta­do y, en con­se­cuen­cia, se revo­que la reso­lu­ción recu­rri­da, decla­rán­do­la no ajus­ta­da a Dere­cho y decla­ran­do la impro­ce­den­cia de sus­pen­der el dere­cho a las pres­ta­cio­nes socia­les que corresponden.

-SEGUNDO – Se decla­re la reso­lu­ción de LANBIDE recu­rri­da NULA de pleno dere­cho al vul­ne­rar el prin­ci­pio de lega­li­dad, dado que la obli­ga­ción adu­ci­da por Lan­bi­de (como incum­pli­da) no se reco­ge en la nor­ma­ti­va vigen­te. Con­for­me se indi­ca en las sen­ten­cias cita­das por esta par­te (una de ellas, 15616 de 11.07.16, Juz­ga­do Con­ten­cio­so Núme­ro 2 al que nos diri­gi­mos): «no exis­te una nor­ma que direc­ta y cla­ra­men­te deter­mi­ne el cese de la asis­ten­cia, y esta no podrá realizarse”.

-TERCERO – El Ser­vi­cio Vas­co de Empleo debe reco­no­cer la nuli­dad de sus «cri­te­rios» para sus­pen­der la pres­ta­ción de RGI. En nin­gún caso se pro­du­ce un incum­pli­mien­to de nor­ma­ti­va y artícu­los del Decre­to 1472010. Como ha que­da­do corro­bo­ra­do docu­men­tal­men­te en la denun­cia admi­ti­da a trámite.

-CUARTO – Se atien­da que la par­te dis­po­si­ti­va del dic­ta­men de Lan­bi­de no reco­no­ce expre­sa­men­te el dere­cho de mi patro­ci­na­do a sus dere­chos y resuel­ve «que median­te nue­va reso­lu­ción a dic­tar, se podrán exi­gir nue­vos requi­si­tos y obli­ga­cio­nes». Sin base legal algu­na. Esta ins­truc­ción es con­tra­ria a derecho.

-QUINTO – Se con­de­ne a Lan­bi­de al abono del impor­te corres­pon­dien­te a la ayu­da que tenía reco­no­ci­da y cuyo pago se sus­pen­dió en el mes de junio 2020, jun­to con intere­ses des­de enton­ces y HASTA FECHA COMPLETO PAGO.

-SEXTO – Se con­de­ne a la par­te deman­da­da, LANBIDE, al pago de las cos­tas judiciales.

La pla­ta­for­ma por los dere­chos socia­les ha lamen­ta­do, así mis­mo, que “todo este pro­ce­so legal es un autén­ti­co cal­va­rio: des­de las difi­cul­ta­des que supo­ne empren­der accio­nes lega­les con­tra Lan­bi­de, la demo­ra de las cau­sas judi­cia­les, que los jui­cios se cele­bren en el pala­cio de jus­ti­cia de Vito­ria-Gas­teiz o los meses que tar­da el Ser­vi­cio Vas­co de Empleo en aca­tar las sen­ten­cias dic­ta­das en su contra”.

“Estas cir­cuns­tan­cias con­du­cen a dece­nas de fami­lias a renun­ciar a deman­dar a Lan­bi­de o a que una vez ini­cia­do el pro­ce­so se reti­ren del mis­mo. Son muchos meses sin dis­po­ner de recur­sos eco­nó­mi­cos para poder sobre­vi­vir”, denun­cia el colec­ti­vo social de Bara­kal­do con­tra la pobreza.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *