El Gobierno está «asus­tao» – farc​-ep​.net

El Gobierno está «asus­tao» por­que ya casi se com­ple­tan tres meses y no cesa el agua­ce­ro de la indig­na­ción nacional.

La suble­va­ción de Colom­bia con­tra el mal gobierno de Duque, ape­nas empie­za. Un empu­jon­ci­to de las inmen­sas mul­ti­tu­des, y se pue­de caer. Eso es lo que lo tie­ne «asus­tao». Duque no sabe qué hacer y actúa como si hubie­se per­di­do la razón. Por eso está cri­mi­na­li­zan­do a los jóve­nes de la Pri­me­ra Línea a los cua­les ya les dio esta­tus de «terro­ris­tas» y para demos­trar­lo ha pre­sen­ta­do ante la pren­sa a los pri­me­ros mucha­chos cap­tu­ra­dos en alla­na­mien­tos, con todo su «arse­nal terro­ris­ta»: cas­cos de obre­ro, ante­ojos para pro­te­ger la visión, guan­tes de tra­ba­jo, latas de cane­cas y peda­zos de hojas de zinc. La pro­tes­ta lo tie­ne loco. Les puso pre­cio a las cabe­zas de los líde­res y lide­re­sas de las Pri­me­ras Líneas, cri­mi­na­li­zan­do de hecho la pro­tes­ta legí­ti­ma. No le pare­ció sufi­cien­te que, en la repre­sión de estos últi­mos meses el ejér­ci­to y la poli­cía hayan ase­si­na­do a más de un cen­te­nar de jóve­nes, sin con­tar heri­dos ni desaparecidos.

Fren­te a las reco­men­da­cio­nes de la CIDH que visi­tó a Colom­bia en medio de las pro­tes­tas res­pon­dió que para el Gobierno no es obli­ga­ción cum­plir tales reco­men­da­cio­nes, des­co­no­cien­do abier­ta­men­te la con­clu­sión de la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal en el sen­ti­do de que «los están­da­res inter­ame­ri­ca­nos tie­nen carác­ter vin­cu­lan­te». Y para rema­tar aho­ra se les ocu­rrió la estu­pi­dez de cerrar las fron­te­ras de los Depar­ta­men­tos para que los pobla­do­res de las regio­nes no se vin­cu­len a las movi­li­za­cio­nes nacio­na­les con­tra el gobierno. ¿¡Qué vai­na es esa!? Fas­cis­mo puro.

Deses­pe­ra­do pre­ten­de dis­traer la aten­ción del pue­blo de las cau­sas que lo lan­za­ron a pro­tes­tar en las calles, pero el pro­ble­ma es que, el Gobierno es el pro­ble­ma. Los auto-aten­ta­dos que han mon­ta­do en Nor­te de San­tan­der, fron­te­ra con Vene­zue­la, no sir­ven para nada por­que el pue­blo no es ton­to. Tres o cua­tro días antes ya se sabía que eso iba ocu­rrir. Y aho­ra, en las vís­pe­ras de una nue­va movi­li­za­ción con­tra su Gobierno el 20 de julio, día del gri­to de nues­tra inde­pen­den­cia de hace 211 años, Duque resuel­ve pro­se­guir el jue­go de su enga­ño dete­nien­do per­so­nas supues­ta­men­te liga­das a los aten­ta­dos para dar­le cre­di­bi­li­dad al artificio.

Ten­ga en cuen­ta, señor Duque, que el ase­si­na­to del Pre­si­den­te de Hai­tí no lo deja a usted exen­to de sal­pi­ca­du­ras, por­que en com­pa­ñía de su ami­go Anto­nio Intria­go, jefe de la empre­sa de mer­ce­na­rios CTU Secu­rity de Esta­dos Uni­dos, ya usted inten­tó hacer con Madu­ro lo que aho­ra han hecho mer­ce­na­rios colom­bia­nos con­tra Moïse.

FARC-EP

Segun­da Mar­que­ta­liaJulio 19 de 2021cri­mi­na­li­za­ción Las armas “leta­les” Duque con el 

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *