El ase­si­na­to del pre­si­den­te de Haití

El jefe mer­ce­na­rio de la empre­sa CTU Secu­rity de Mia­mi (que apa­re­ce son­rien­te jun­to al pre­si­den­te Duque en un foto que cir­cu­la en redes), Chris­tian Emma­nuel Sanón (autor inte­lec­tual cap­tu­ra­do con dis­tin­ti­vos de la DEA), Dimi­tri Herard (Jefe de segu­ri­dad del pre­si­den­te que regis­tra 7 via­jes recien­tes a Bogo­tá), y un gru­po de mer­ce­na­rios colom­bia­nos, todos ellos ex-mili­ta­res, fue­ron los auto­res del bru­tal ase­si­na­to del pre­si­den­te legí­ti­mo de uno de los paí­ses más pobres del mundo.

Este hecho repu­dia­ble cons­ti­tu­ye una ver­güen­za infi­ni­ta para nues­tro país. No per­mi­ta­mos que el Esta­do colom­biano expor­te a otros terri­to­rios su expe­rien­cia en el ase­si­na­to de líde­res y lide­re­sas socia­les, su peri­cia en masa­cres a la pobla­ción civil, y la prác­ti­ca geno­ci­da de los “fal­sos posi­ti­vos”, para que sean apli­ca­dos al homi­ci­dio de pre­si­den­tes y auto­ri­da­des de otros países.

Uri­be y Duque, le deben al mun­do una expli­ca­ción cohe­ren­te en torno a su tole­ran­cia fren­te a la explo­sión de mer­ce­na­rios colom­bia­nos que hoy están rega­dos por el mun­do cons­ti­tu­yen­do una ame­na­za real con­tra ciu­da­da­nos de otras lati­tu­des. Ya están en Irak, en Yemen y en Ara­bia Sau­di­ta; mer­ce­na­rios son los mili­ta­res que tie­ne Colom­bia en el Sinaí, y una acti­tud mer­ce­na­ria tie­ne el actual gobierno al hacer­se el de la vis­ta gor­da y per­mi­tir que en la Gua­ji­ra colom­bia­na se entre­na­ron los mer­ce­na­rios de la Ope­ra­ción Gedeón, que bus­ca­ban cap­tu­rar o ase­si­nar al pre­si­den­te de Vene­zue­la y a otros diri­gen­tes y auto­ri­da­des de ese país.

Lo que aca­ba de suce­der en Hai­tí es una cam­pa­na­da de aler­ta para todos los pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca. No hace mucho Duque anun­ció la crea­ción de una fuer­za espe­cial para com­ba­tir y recha­zar ame­na­zas trans­na­cio­na­les… Muy cer­ca de Hai­tí está Cuba, la repú­bli­ca odia­da a muer­te por el gobierno de Esta­dos Uni­dos por abra­zar un orden social jus­to que ofre­ce huma­ni­dad y soli­da­ri­dad a los pue­blos del mun­do, razón por la cual la tie­ne some­ti­da al más arbi­tra­rio blo­queo eco­nó­mi­co, comer­cial y finan­cie­ro, acti­tud que cla­ma la más gran­de soli­da­ri­dad de los pue­blos hacia la isla.

Debe­mos exi­gir al Esta­do colom­biano el des­mon­te de estas empre­sas de mer­ce­na­rios cri­mi­na­les y exi­gir la adop­ción inme­dia­ta de una polí­ti­ca exte­rior basa­da en el res­pe­to a la libre auto­de­ter­mi­na­ción de los pue­blos, que pro­mue­va la her­man­dad y la coope­ra­ción con todos los paí­ses del mun­do, por la paz y por la jus­ti­cia. No que­re­mos gobier­nos camo­rris­tas como este de Duque y Uri­be con­tra Venezuela.

En la her­man­dad de las dos nacio­nes está la cla­ve, no solo de nues­tro futu­ro de inde­pen­den­cia, sino tam­bién de vida dig­na para todos los que pobla­mos el espa­cio de Nues­tra América.

FARC-EP

Segun­da Mar­que­ta­liaJulio 13 de 2021

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *