Yemen reci­bió mas de 10.000 ata­ques áereos y bom­bar­deos sólo en el mes de mayo

Según datos de un recien­te infor­me del Equi­po Nacio­nal Para El Alcan­ce Extran­je­ro de la Repú­bli­ca de Yemen la situa­ción empeo­ra en este país de 30 millo­nes de habi­tan­tes. El desas­tre huma­ni­ta­rio resul­tan­te de una gue­rra inú­til con­ti­núa sie­te años des­pués con el pre­tex­to de res­tau­rar el gobierno de títe­re de Riad (Gobierno de Hadi).

Sólo en el mes de mayo la coa­li­ción lide­ra­da por ara­bia Sau­dí lan­zó más de 10.000 bom­bar­deos sobre Yemen median­te ata­que aéreo, arti­lle­ría, dro­nes… Duran­te el mis­mo mes cen­te­na­res de infra­es­truc­tu­ras de uso civil (bom­bas de agua, cam­pos de cul­ti­vo, mer­ca­dos, bar­cos de pes­ca…) han sido des­trui­das en la gue­rra que el subim­pe­ria­lis­mo sau­dí (y sus alia­dos ára­bes y occi­den­ta­les) desa­rro­lla en Yemen.

Ello suce­de mien­tras los ojos de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal miran con silen­cio y com­pli­ci­dad. No hay jus­ti­fi­ca­ción para tal gue­rra más que ganar más del oro negro (petró­leo) que Ara­bia Sau­di­ta y los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos están ofre­cien­do a estos paí­ses. Entre ellos des­ta­can los EE.UU. y el Rei­no Uni­do, que están a la van­guar­dia de la par­ti­ci­pa­ción acti­va con armas y apo­yo logís­ti­co para esta gue­rra injusta.

La ONU se reti­ra del man­te­ni­mien­to del petro­le­ro FSO Safer

El Gobierno de Sal­va­ción Nacio­nal en Saná ha res­pon­sa­bi­li­za­do a las Nacio­nes Uni­das y a los paí­ses de la Coa­li­ción de Gue­rra lide­ra­da por Ara­bia Sau­di­ta de cual­quier fuga de petro­leo del navío FSO Safer, y anun­cia que los pro­ce­di­mien­tos para imple­men­tar el acuer­do de man­te­ni­mien­to han “lle­ga­do a un calle­jón sin sali­da”. Saná anun­ció que esta­ba sor­pren­di­do de que “la ONU se haya vuel­to con­tra la mayo­ría de las dis­po­si­cio­nes del Acuer­do para ace­le­rar la Imple­men­ta­ción del Man­te­ni­mien­to Urgen­te y Eva­lua­ción Inte­gral del FSO Safer Tan­ker“. Expre­só su pesar por la reti­ra­da de la par­te de la ONU del tra­ba­jo de man­te­ni­mien­to, que se fir­mó en noviem­bre pasado. 

Se esti­ma que el bar­co FSO Safer con­tie­ne cer­ca de 1 400 000 barri­les valua­dos en cer­ca de 80 millo­nes de dóla­res. Está ama­rra­do en el puer­to de Hodei­dah y fue toma­do por las fuer­za mili­ta­res hutíes en mar­zo de 2015 al tomar el con­trol del lito­ral cos­te­ro. El FSO Safer ha repre­sen­ta­do un tema de con­tro­ver­sia y nego­cia­ción entre los rebel­des y el gobierno de Yemén en el exi­lio, ya que ambos recla­man el bar­co y su car­ga. Des­de 2015 su con­di­ción estruc­tu­ral se dete­rio­ró sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te, gene­ran­do la posi­bi­li­dad de una catas­tró­fi­ca pér­di­da de petró­leo. Tam­bién hay ries­go de explo­sión, ya que al no estar en fun­cio­na­mien­to la tur­bi­na que nor­mal­men­te inyec­ta gases iner­tes a los tan­ques de alma­ce­na­je, nada impi­de la pre­sen­cia cre­cien­te de gases explo­si­vos por eva­po­ra­ción del com­bus­ti­ble. Para algu­nos exper­tos, la catás­tro­fe ambien­tal en el caso de hun­dir­se o explo­tar el bar­co sería igual o supe­rior al desas­tre del Exxon Valdez.

Con­ti­núan los actos de pira­te­ría de la Coa­li­ción sau­dí que colap­san los ser­vi­cios básicos

Los paí­ses de la Coa­li­ción de Gue­rra, enca­be­za­dos por Esta­dos Uni­dos, Ara­bia Sau­di­ta y los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos, con­ti­núan sus actos de pira­te­ría marí­ti­ma, secues­tran­do buques de com­bus­ti­ble en el Mar Rojo e impi­dien­do que lle­guen al puer­to de Hodei­dah. Por ello la situa­ción del sumi­nis­tro de com­bus­ti­ble en el Yemen en gene­ral y las zonas bajo el con­trol del Gobierno de Sal­va­ción Nacio­nal en par­ti­cu­lar sigue sufrien­do una gra­ve esca­sez de sumi­nis­tros de petró­leo. En con­se­cuen­cia, algu­nos de estos buques tuvie­ron que regre­sar a sus luga­res de par­ti­da sin des­car­gar su car­ga­men­to debi­do al lar­go perío­do de deten­ción, a pesar de obte­ner los per­mi­sos del pase de UNVIM. Esto ha pro­vo­ca­do el aumen­to de los pre­cios y el colap­so de los sec­to­res de ser­vi­cios básicos.

Los buques dete­ni­dos habían com­ple­ta­do todos los pro­ce­di­mien­tos de ins­pec­ción a tra­vés del Meca­nis­mo de Veri­fi­ca­ción e Ins­pec­ción de las Nacio­nes Uni­das en Dji­bou­ti (UNVIM) y obte­ni­do per­mi­sos de pase de la ONU, con­fir­man­do que la car­ga cum­ple con las con­di­cio­nes esti­pu­la­das en el meca­nis­mo de veri­fi­ca­ción e ins­pec­ción. Esto con­fir­ma la vio­la­ción por par­te de los órga­nos de la ONU en cues­tión de las dis­po­si­cio­nes de la Con­ven­ción Inter­na­cio­nal de Dere­chos Huma­nos, las reglas del Dere­cho Inter­na­cio­nal Huma­ni­ta­rio, el Dere­cho de los Con­flic­tos Arma­dos y todas las leyes y nor­mas apli­ca­bles. Ade­más, siem­pre igno­ran la esen­cia y los obje­ti­vos del Acuer­do Sue­co, que enfa­ti­zó en su tota­li­dad la nece­si­dad de faci­li­tar la lle­ga­da de mate­ria­les bási­cos y ayu­da huma­ni­ta­ria al puer­to de Hodei­dah de una mane­ra que satis­fa­ga las nece­si­da­des y aspi­ra­cio­nes del pue­blo yemení.

Avatar
Últi­mas entra­das de Fran­cis­co Víl­chez (ver todo)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *