La tria­da del Régi­men (gobierno, patro­nal y sin­di­ca­tos amaes­tra­dos) fir­man la refor­ma de las pensiones

El pre­si­den­te del Gobierno espa­ñol más pro­gre­sis­ta de la his­to­ria, Pedro Sán­chez, ha fir­ma­do este jue­ves con patro­nal y los sin­di­ca­tos afi­nes CC.OO y UGT, en los jar­di­nes del Pala­cio de la Mon­cloa el acuer­do del pri­mer paque­te de medi­das para refor­mar el sis­te­ma de pen­sio­nes.

Jun­to a Sán­chez, han sella­do el acuer­do «para garan­ti­zar el poder adqui­si­ti­vo de los pen­sio­nis­tas y refor­zar la sos­te­ni­bi­li­dad del sis­te­ma públi­co» el secre­ta­rio gene­ral de UGT, Pepe Álva­rez, el de CCOO, Unai Sor­do, el pre­si­den­te de CEOE, Anto­nio Gara­men­di, y el vice­pre­si­den­te de Cepy­me, San­tia­go Apa­ri­cio. Entre las joyas se esta­ble­ce una reduc­ción del 75% de las cuo­tas empre­sa­ria­les a la Segu­ri­dad Social por con­tin­gen­cias comu­nes duran­te la situa­ción de inca­pa­ci­dad tem­po­ral de los tra­ba­ja­do­res que hayan cum­pli­do 62 años.

Vol­ve­mos a la máxi­ma de si el acuer­do bene­fi­cia a los patro­nos o a los tra­ba­ja­do­res. A ambos a la vez, es impo­si­ble y vien­do la ale­gría de los empre­sa­rios y el curri­cu­lum de CC.OO y UGT, no hay mucho más que decir.

CGT

CGT acu­sa al Gobierno de hacer leyes para con­ti­nuar des­man­te­lan­do, de for­ma pro­gre­si­va, el Sis­te­ma Públi­co de Pensiones.

CGT lla­ma a la movi­li­za­ción para fre­nar las refor­mas con­tra pen­sio­nis­tas y trabajadores.

La Con­fe­de­ra­ción Gene­ral del Tra­ba­jo (CGT) ha emi­ti­do un comu­ni­ca­do, tras cono­cer­se final­men­te el acuer­do al que han lle­ga­do el Gobierno de PSOE-UP con los “agen­tes socia­les” CEOE, CC.OO. y UGT sobre el Sis­te­ma Públi­co de Pen­sio­nes (SPP), en el que acu­sa a todos los Gobier­nos de legis­lar con­tra la gran mayo­ría social que se verá afec­ta­da por este nue­vo pac­to que aten­ta con­tra los dere­chos fun­da­men­ta­les de miles de per­so­nas pen­sio­nis­tas actua­les y futuras.

La orga­ni­za­ción anar­co­sin­di­ca­lis­ta ana­li­za los pun­tos más nega­ti­vos de este acuer­do. En este sen­ti­do, el mis­mo supon­drá un nue­vo recor­te que aumen­ta­rá los coefi­cien­tes pena­li­za­do­res a quie­nes deci­dan optar por la jubi­la­ción anti­ci­pa­da volun­ta­ria. Tam­bién se incen­ti­va la jubi­la­ción demo­ra­da, se bus­ca favo­re­cer la per­ma­nen­cia en el tra­ba­jo con la jubi­la­ción acti­va, ‑com­pa­ti­bi­li­zan­do jubi­la­ción y trabajo‑, en un país don­de la tasa de paro juve­nil es de las más altas, se reva­lo­ri­za el IPC y se crea un nue­vo meca­nis­mo de equi­dad inter­ge­ne­ra­cio­nal para que el impor­te de la pen­sión se cal­cu­le en fun­ción de la espe­ran­za de vida de las per­so­nas. Por otra par­te, este pac­to de la ver­güen­za tam­bién con­tem­pla la regu­la­ri­za­ción de los pla­nes de empleo a tra­vés de la nego­cia­ción colec­ti­va, que irá acom­pa­ña­do de “comi­sio­nes” para las gran­des enti­da­des ges­to­ras y los sin­di­ca­tos del “diá­lo­go social”.

Para los anar­co­sin­di­ca­lis­tas todas estas “nue­vas medi­das” se resu­men en nue­va alian­za para con­ti­nuar retra­san­do la edad de jubi­la­ción, bajan­do los sala­rios, recor­tan­do las coti­za­cio­nes empre­sa­ria­les, amplian­do o endu­re­cien­do los requi­si­tos para acce­der a una pen­sión dig­na, con­ge­lan­do las pen­sio­nes o per­mi­tien­do que los ricos no coti­cen por todo lo que ingre­san. Es por ello que des­de la CGT ha rea­li­za­do un lla­ma­mien­to a toda la socie­dad en este mis­mo comu­ni­ca­do, para reto­mar la calle y par­ti­ci­par en cuan­tas movi­li­za­cio­nes y accio­nes se con­vo­quen en defen­sa del SPP en las pró­xi­mas sema­nas y meses, e inci­de en que solo la pro­tes­ta orga­ni­za­da des­de la calle logra­rá echar aba­jo las refor­mas con­tra la cla­se tra­ba­ja­do­ra. CGT recuer­da que es el momen­to de exi­gir un repar­to jus­to del tra­ba­jo, la jubi­la­ción a los 60 años, una pen­sión míni­ma de 1.084 euros para todas las per­so­nas y el sos­te­ni­mien­to del SPP a tra­vés de los Pre­su­pues­tos Gene­ra­les del Estado.

CIG (Gali­cia)

La CIG lide­ró hoy la pri­me­ra res­pues­ta en las calles con­tra la refor­ma de las pen­sio­nes que aca­ban de acor­dar el Gobierno espa­ñol, los sin­di­ca­tos esta­ta­les y las orga­ni­za­cio­nes empre­sa­ria­les y que con­du­ci­rá a un empo­bre­ci­mien­to gene­ra­li­za­do de las can­ti­da­des. El Colec­ti­vo de Jubi­la­dos y Pen­sio­na­dos del sin­di­ca­to reali­zó movi­li­za­cio­nes en las sie­te ciu­da­des en defen­sa del sis­te­ma públi­co y para recla­mar bene­fi­cios dignos.

La CIG ha mos­tra­do así su recha­zo tan­to a las for­mas como al fon­do de un con­ve­nio que no for­ta­le­ce el sis­te­ma públi­co y man­tie­ne la amplia­ción de la edad de jubi­la­ción y el perío­do de cálcu­lo, así como la abo­li­ción en la prác­ti­ca de la moda­li­dad de jubi­la­ción parcial.

Esta es la pri­me­ra par­te de una nego­cia­ción que con­ti­nua­rá en los pró­xi­mos meses y que anti­ci­pa una nue­va reduc­ción de los dere­chos en base a los requi­si­tos de la UE para acce­der a los fon­dos de recons­truc­ción de la Pró­xi­ma Gene­ra­ción. De hecho, aun­que se eli­mi­ne el lla­ma­do fac­tor de sos­te­ni­bi­li­dad, antes de que fina­li­ce el 2021 habrá una nue­va fór­mu­la (deno­mi­na­da fac­tor de equi­dad inter­ge­ne­ra­cio­nal) que bus­ca tener efec­tos simi­la­res, lle­van­do a un nue­vo recor­te en las pen­sio­nes para gene­ra­cio­nes de los tan ‑lla­ma­do baby boom.

El sin­di­ca­to con­si­de­ra que la refor­ma pac­ta­da «es insu­fi­cien­te e inclu­so regre­si­va» por­que man­ten­drá vigen­te en su tota­li­dad la «refor­ma bru­tal» de 2011 que ha pro­vo­ca­do una caí­da sig­ni­fi­ca­ti­va en los mon­tos de las pen­sio­nes (alre­de­dor del 25%), ya que supu­so una Amplia­ción pro­gre­si­va de la edad de jubi­la­ción a 67 años y el perío­do de cálcu­lo (que pasó de 15 a 25 años) y supri­mi­do en la prác­ti­ca la jubi­la­ción par­cial, como se seña­ló duran­te las protestas.

Igual al sala­rio mínimo

Tam­bién se infor­mó que esta nue­va enmien­da no garan­ti­za el poder adqui­si­ti­vo de los bene­fi­cios, «ya que debe esta­ble­cer­se por ley que la pen­sión míni­ma sea igual al sala­rio míni­mo inter­pro­fe­sio­nal, y este debe ser el 60% del sala­rio medio, según la Car­ta Social Euro­pea, reva­lo­ri­za­ble con el IPC real ”.

Las mar­chas de hoy se enmar­can en la inten­sa cam­pa­ña de movi­li­za­ción que está desa­rro­llan­do el sin­di­ca­to a tra­vés del Colec­ti­vo de Jubi­la­dos y Pen­sio­na­dos en deman­da de pen­sio­nes dig­nas y garan­ti­za­das y para recla­mar tam­bién la crea­ción de un ser­vi­cio públi­co galle­go para las per­so­nas, el aumen­to de los pre­su­pues­tos de aten­ción a las per­so­nas depen­dien­tes y aumen­to de pla­zas públi­cas en resi­den­cias y cen­tros de día.

LAB (País Vasco)

En opi­nión de LAB, las medi­das acor­da­das en Madrid a tra­vés del Día­lo­go Social no son las medi­das rei­vin­di­ca­das por las y los tra­ba­ja­do­res vas­cos y el movi­mien­to de pen­sio­nis­tas en los últi­mos años. La nece­si­dad de dar una res­pues­ta en las calles es cada vez mayor.

Este lunes, cuan­do nue­va­men­te miles de pen­sio­nis­tas se movi­li­zacn en las calles, hemos reci­bi­do des­de Madrid la noti­cia sobre las nue­vas medi­das sobre el sis­te­ma de pen­sio­nes. Aun­que se vayan a reco­ger en un pro­yec­to de ley y vayan a tra­ba­jar­se en el par­la­men­to espa­ñol, han dado a con­cer algu­nas medi­das con­cre­tas que han sido valo­ra­das de for­ma posi­ti­va por par­te la patro­nal, el Gobierno y los sin­di­ca­tos CCOO y UGT. A fal­ta de cono­cer las con­cre­cio­nes del acuer­do, esta es la valo­ra­ción de urgen­cia del sin­di­ca­to LAB.

Los recor­tes que esta­ble­ció la refor­ma de pen­sio­nes de 2011 se man­tie­nen. Con la Huel­ga Gene­ral con­vo­ca­da por la mayo­ría sin­di­cal y social de Eus­kal Herria expre­sa­mos de for­ma cla­ra la acti­tud con­tra­ria a dicha refor­ma. En la Huel­ga de 2019, jun­to con otras medi­das, tam­bién reco­gi­mos la rei­vin­di­ca­ción de un sis­te­ma de pen­sio­nes públi­co y digno.

Este nue­vo con­sen­so no garan­ti­za ni el sis­te­ma de pen­sio­nes públi­co ni las pen­sio­nes dig­nas. Vin­cu­lar las pen­sio­nes al IPC es, sin lugar a dudas, una medi­da jus­ta, pero es preo­cu­pan­te seña­lar que se va a dejar a un lado el fac­tor de sos­te­ni­bi­li­dad y segui­da­men­te, hablar de la nece­si­dad de otro indi­ca­dor ape­lan­do a la soli­da­ri­dad entre gene­ra­cio­nes. En LAB cree­mos que, cam­bian­do de deno­mi­na­ción, la volun­tad de pro­fun­di­zar en la mis­ma direc­ción es mani­fies­ta. Para garan­ti­zar pen­sio­nes dig­nas, hay que aca­bar con los sala­rios pre­ca­rios, levan­tar los topes de coti­za­ción, dejar a un lado la apues­ta por los sis­te­mas de com­ple­men­to de pen­sio­nes y garan­ti­zar que la finan­cia­ción será suficiente.

Por otro lado, han anun­cia­do incen­ti­vos para difi­cul­tar la jubi­la­ción y alar­gar la edad de la mis­ma. Esta medi­da es, cla­ra­men­te, con­tra­ria a las y los tra­ba­ja­do­res. Lo que nece­si­ta­mos es ade­lan­tar la edad de jubi­la­ción y faci­li­tar el acce­so al empleo de la juven­tud. La prio­ri­dad debe ser repar­tir el tra­ba­jo y garan­ti­zar la vida dig­na y las medi­das adop­ta­das debe­rían seguir ese camino. Por eso, LAB rei­vin­di­ca la jubi­la­ción a los 60 años.

No nos pode­mos que­dar miran­do a lo que ven­ga de Madrid. Las y los tra­ba­ja­do­res vas­cos no espe­ra­mos solu­cio­nes des­de Madrid. Es total­men­te nece­sa­rio, aquí y aho­ra, lle­nar de con­te­ni­do el pro­yec­to de segu­ri­dad social pro­pia y luchar por él. Lo que nece­si­ta­mos es un sis­te­ma de pen­sio­nes pro­pio. En opi­nión de LAB, es la úni­ca posi­bi­li­dad para garan­ti­zar pen­sio­nes públi­cas, uni­ver­sa­les y dig­nas y por ello hemos reco­gi­do en nues­tro Pro­gra­ma Socie­co­nó­mi­co la pro­pues­ta de ley para la Segu­ri­dad Social. Es momen­to de cons­truir acuer­dos y seguir hacien­do camino.

El 29 de mayo, jun­to con los y las pen­sio­nis­tas de Hego Eus­kal Herria y la Car­ta de Dere­chos Socia­les de Eus­kal Herria rei­vind­ca­mos una sis­te­ma públi­co y digno de pen­tsio­nes. Entre otros aspec­tos, rei­vin­di­ca­mos aban­do­nar las refor­mas labo­ra­les y de pen­sio­nes, una pen­sión míni­ma de 1.080 euros y mediads para supe­rar la bre­cha sexual.

En esta direc­ción y tal y como diji­mos el Pri­me­ro de Mayo, en opi­nión del sin­di­ca­to LAB, la no dero­ga­ción de la refor­ma labo­ral y las refor­mas de pen­sio­nes pla­ga­das de recor­tes y anun­cia­das con cuen­ta­go­tas son razón sufi­cien­te para dar una res­pues­ta colec­ti­va, gene­ral y fuerte.

Fuen­te: Insur­gen­te.

Últi­mas entra­das de Otros medios (ver todo)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *