Méxi­co. Miles de ves­ti­gios arqueo­ló­gi­cos en la ruta del tren, Asam­blea Maya denun­cia opa­ci­dad del INAH

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 24 de junio de 2021

POSICIONAMIENTO DE LA ASAMBLEA DE DEFENSORES DEL TERRITORIO MAYA MÚUCH XÍINBAL ANTE EL VIOLENTO E ILEGAL AVANCE DEL MAL LLAMADO TREN MAYA.

A LAS ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL.
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

Las comu­ni­da­des que inte­gra­mos la asam­blea maya Múuch’ Xíin­bal mani­fes­ta­mos nues­tra
preo­cu­pa­ción ante la inva­sión y des­truc­ción de nues­tro terri­to­rio, pro­vo­ca­do por la cons­truc­ción del mal lla­ma­do tren maya en la Penín­su­la de Yuca­tán, Tabas­co y Chia­pas; levan­ta­mos la voz para exi­gir que nues­tra vida sea respetada.

La asam­blea maya Múuch’ Xíin­bal MANIFIESTA PÚBLICAMENTE que se han encon­tra­do más de 10,000 ves­ti­gios arqueo­ló­gi­cos en la ruta don­de se cons­tru­yen las vías del tren, denun­cia­mos la opa­ci­dad del Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Antro­po­lo­gía e His­to­ria (INAH) en cuan­to al mane­jo de las pie­zas encon­tra­das en los 5 tra­mos don­de se está cons­tru­yen­do el mal lla­ma­do tren maya, este mane­jo poco trans­pa­ren­te del des­tino de las pie­zas que nos han deja­do nues­tros ante­pa­sa­dos, nos recuer­da la que­ma y des­truc­ción de más de 5,000 pie­zas per­te­ne­cien­tes a nues­tra cul­tu­ra ocu­rri­do en el con­ven­to de Maní en el año de 1562, como cas­ti­go a los mayas rebel­des que no acep­ta­ron al nue­vo Dios; el des­po­jo y la des­truc­ción con­ti­núa aho­ra con un tren que noso­tros los mayas no soli­ci­ta­mos, por lo tan­to, no lo acep­ta­mos; la his­to­ria se repi­te y el des­po­jo que lle­va más de 500 años con­ti­núa, aho­ra solo se moderniza.

MANIFESTAMOS así mis­mo y res­pon­sa­bi­li­za­mos al gobierno fede­ral pre­si­di­do por el Lic. Andrés Manuel López Obra­dor, al Fon­do Nacio­nal de Fomen­to al Turis­mo (FONATUR) y a su titu­lar el Arqui­tec­to Roge­lio Jimé­nez Pons por las ame­na­zas ver­ti­das recien­te­men­te de mane­ra direc­ta al Colec­ti­vo Tres Barrios de Cam­pe­che, para que los habi­tan­tes afec­ta­dos por la cons­truc­ción de las vías del tren acep­ten de mane­ra for­za­da la “relo­ca­li­za­ción con­sen­sua­da” y reti­ren las deman­das de ampa­ro que inter­pu­sie­ron en su legí­ti­ma defen­sa ante la deci­sión de no acep­tar la reubi­ca­ción de sus casas pro­pues­ta por ONU – HABITAT, que ha sido con­tra­ta­da por el FONATUR para hacer el tra­ba­jo sucio a favor del mal lla­ma­do tren maya, por la can­ti­dad de 5 millo­nes de dóla­res; con­de­na­ble el ver­gon­zo­so actuar de esta ofi­ci­na inter­na­cio­nal al ser­vi­cio del capi­ta­lis­mo y de las empre­sas, que se mue­ve al rit­mo de los dóla­res que les pagan para hacer su “tra­ba­jo huma­ni­ta­rio
de des­po­jo”.

DENUNCIAMOS la coop­ta­ción que el FONATUR está rea­li­zan­do a los gru­pos y orga­ni­za­cio­nes que impul­san el turis­mo comu­ni­ta­rio con la inten­ción de arrai­gar la idea de desa­rro­llo, que las comu­ni­da­des acep­ten el pro­yec­to mal lla­ma­do tren maya. El pasa­do 17 de junio en Temo­zón Yuca­tán se fir­mó la Alian­za Penin­su­lar de Turis­mo Comu­ni­ta­rio (APTC) y con el gobierno mexi­cano, 24 coope­ra­ti­vas algu­nas de las cua­les lle­van tra­ba­jan­do el turis­mo comu­ni­ta­rio des­de hace muchos años. Según el tes­ti­mo­nio de uno de los fir­man­tes de la Alian­za que men­cio­nó que “FIRMAMOS DE BUENA FE” por­que no enten­di­mos lo que dice el con­ve­nio ni las cláu­su­las del mis­mo, solo nos dije­ron que vamos a poder ven­der nues­tras arte­sa­nías en las esta­cio­nes del mal lla­ma­do tren maya.
Como pue­de ver­se en la pági­na web de la Alian­za las ins­ti­tu­cio­nes invo­lu­cra­das en este monu­men­tal enga­ño a las comu­ni­da­des mayas son el PROGRAMA DE NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO (PNUD), el FMAM (Fon­do para el Medio Ambien­te Mun­dial), y la Uni­ver­si­dad Autó­no­ma de Yuca­tán (UADY), ins­ti­tu­ción aca­dé­mi­ca de renom­bre con reco­no­ci­mien­to a nivel nacio­nal e inter­na­cio­nal como una de las mejo­res uni­ver­si­da­des, pero aho­ra for­ma par­te de la ser­vi­dum­bre del FONATUR.

La Asam­blea de Defen­so­res del Terri­to­rio Maya Múuch’ Xíin­bal, le recuer­da al Lic. Andrés Manuel López Obra­dor, pre­si­den­te de este dolo­ro­so e injus­to país lla­ma­do Méxi­co, quien ha repe­ti­do en múl­ti­ples oca­sio­nes en su ejer­ci­cio de adoc­tri­na­mien­to masi­vo que lla­ma “maña­ne­ra”, que nadie pue­de estar sobre la ley ni el esta­do de dere­cho en este país; le recor­da­mos que él tam­po­co. El mal lla­ma­do tren maya se está rea­li­zan­do por enci­ma de la lega­li­dad, pues hay que recor­dar que, a pesar de exis­tir cuan­do menos 4 sus­pen­sio­nes dic­ta­das por Jue­ces Fede­ra­les en con­tra de la apro­ba­ción de la Mani­fes­ta­ción de Impac­to Ambien­tal apro­ba­da por la Secre­ta­ría de Medio Ambien­te y Recur­sos Natu­ra­les (SEMARNAT) para el tra­mo 3, los tra­ba­jos han con­ti­nua­do, lo que evi­den­cia un desa­fío fron­tal de FONATUR y el gobierno fede­ral a las deter­mi­na­cio­nes del Poder Judi­cial Federal.

Des­de la pers­pec­ti­va de los dere­chos de los pue­blos, nue­va­men­te se par­te de un esque­ma tute­lar en don­de el gobierno fede­ral sin con­sul­tar ni dia­lo­gar con los pue­blos impo­ne esque­mas y moda­li­da­des de comer­cio con el aval de ins­ti­tu­cio­nes inter­na­cio­na­les que legi­ti­man este actuar.

Reite­ra­mos que la raíz de todo este pro­ble­ma, está en que el pro­yec­to del mal lla­ma­do tren maya, con todas sus líneas de acción nun­ca fue con­sul­ta­do ni dia­lo­ga­do con las comu­ni­da­des afec­ta­das quie­nes care­cen de la infor­ma­ción com­ple­ta y opor­tu­na para tomar deci­sio­nes en torno a este pro­yec­to que está sien­do impues­to bajo un man­to de demo­cra­cia inexis­ten­te, a todas luces, ilegal.

Por todo lo ante­rior, las comu­ni­da­des que inte­gra­mos la Asam­blea Múuch’ Xíin­bal y las demás orga­ni­za­cio­nes firmantes:

EXIGIMOS al gobierno fede­ral que res­pe­te nues­tro terri­to­rio y los recur­sos natu­ra­les que lo inte­gran, que no se con­ti­núe con la des­truc­ción de las sel­vas des­pla­zan­do ani­ma­les de su hábi­tat con el pre­tex­to de desa­rro­llar el sur del país, un fal­so desa­rro­llo que nos quie­ren ven­der como bien­es­tar y jus­ti­cia social, pero que solo trae­rá des­truc­ción y más pobre­za en las comu­ni­da­des mayas, ya que este mega­pro­yec­to insig­nia del pre­sen­te sexe­nio inclu­ye la cons­truc­ción de 19 polos de desa­rro­llo, que uti­li­za­rá gran­des can­ti­da­des de tie­rras ejida­les y que ya está gene­ran­do pro­ble­mas entre los habi­tan­tes de las comu­ni­da­des, ya que uti­li­zan la estra­te­gia de divi­dir y enfren­tar a los eji­da­ta­rios entre sí, para faci­li­tar el des­po­jo legal.

EXIGIMOS al gobierno fede­ral y al INAH cuyo titu­lar es el antro­pó­lo­go Die­go Prie­to Her­nán­dez, que el pro­ce­so de hallaz­go, docu­men­ta­ción y recu­pe­ra­ción del patri­mo­nio arqueo­ló­gi­co sea trans­pa­ren­te con infor­mes cua­li­ta­ti­vos y cuan­ti­ta­ti­vos de los monu­men­tos y pie­zas encon­tra­das, que todo este pro­ce­so no esté supe­di­ta­do a los intere­ses empre­sa­ria­les, EXIGIMOS que las pie­zas pre­his­pá­ni­cas recu­pe­ra­das sean con­ser­va­das en las comu­ni­da­des y sean regre­sa­das a los due­ños y here­de­ros legí­ti­mos, que el INAH no se con­vier­ta en una agen­cia de com­pra ven­ta de pie­zas arqueo­ló­gi­cas del Esta­do; que estos hallaz­gos sean sufi­cien­tes para la can­ce­la­ción del pro­yec­to mal lla­ma­do tren maya, prio­ri­zar la vida y la cul­tu­ra y no los intere­ses eco­nó­mi­cos de un gru­po de
empre­sa­rios, el INAH tie­ne la opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca de rei­vin­di­car­se para lo que ori­gi­nal­men­te fue crea­da, tal como pue­de leer­se en la misión que apa­re­ce en su pági­na web: “El Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Antro­po­lo­gía e His­to­ria inves­ti­ga, con­ser­va y difun­de el patri­mo­nio arqueo­ló­gi­co, antro­po­ló­gi­co, his­tó­ri­co y paleon­to­ló­gi­co de la nación con el fin de for­ta­le­cer la iden­ti­dad y memo­ria de la socie­dad que lo detenta”.

EXIGIMOS al gobierno de Andrés Manuel López Obra­dor, que cum­pla con el man­da­to de la car­ta mag­na y las leyes que de ella ema­nan, ya que a la fecha hay sus­pen­sio­nes defi­ni­ti­vas del pro­yec­to mal lla­ma­do tren maya en favor de las comu­ni­da­des, dic­ta­mi­na­das por juz­ga­dos fede­ra­les y que no están sien­do res­pe­ta­das por el poder ejecutivo.

EXIGIMOS al gobierno fede­ral y al FONATUR que cesen las agre­sio­nes y ame­na­zas a los colec­ti­vos y per­so­nas que no esta­mos de acuer­do con el pro­yec­to mal lla­ma­do tren maya o que se resis­ten a la “relo­ca­li­za­ción con­sen­sua­da”, RESPONSABILIZAMOS al gobierno fede­ral, ONU – HABITAT, a FONATUR y las empre­sas con­tra­ta­das para nego­ciar el pago de los terre­nos como Barrien­tos y aso­cia­dos S.A de C.V. de las agre­sio­nes y ame­na­zas que sufren las comu­ni­da­des don­de exis­te resis­ten­cia a la cons­truc­ción del mal lla­ma­do tren maya.

EXIGIMOS al gobierno fede­ral y al FONATUR que trans­pa­ren­ten la infor­ma­ción y cesen los enga­ños a las comu­ni­da­des para mani­pu­lar la acep­ta­ción del pro­yec­to tren maya, que dejen de enga­ñar a la gen­te con una fal­sa idea de jus­ti­cia social y bien­es­tar, ya que los 19 polos de desa­rro­llo que se tie­nen pro­gra­ma­dos no inclu­yen la par­ti­ci­pa­ción de las comu­ni­da­des mayas mas que para des­po­jar­los de sus tierras.

EXIGIMOS que se can­ce­le el pro­yec­to mal lla­ma­do tren maya, ya que la espe­cu­la­ción inmo­bi­lia­ria y la des­in­for­ma­ción ori­gi­na afec­ta­cio­nes direc­tas que se tra­du­cen en con­flic­tos ejida­les, tal es el caso de la comi­sa­ría de San Anto­nio Chun que corres­pon­de al muni­ci­pio de Umán en Yuca­tán, en don­de los que se opo­nen a la ven­ta de la tota­li­dad de su eji­do han reci­bi­do insul­tos y amenazas.

EXIGIMOS que se can­ce­le el pro­yec­to mal lla­ma­do tren maya y que el pre­su­pues­to apro­ba­do que es alre­de­dor de 170 mil millo­nes de pesos se des­ti­ne a la cons­truc­ción de hos­pi­ta­les y com­pra de medi­ca­men­tos para aten­der la pan­de­mia de COVID-19, prio­ri­zar la vida y no los intere­ses de un gru­po de empre­sas extran­je­ras. El pre­su­pues­to des­ti­na­do a turis­mo y al mal lla­ma­do tren maya tuvo un incre­men­to del 700% en com­pa­ra­ción con el 2020, mien­tras que el sec­tor salud tuvo un incre­men­to del 9.1 % en com­pa­ra­ción con el año pasa­do; así de lamen­ta­ble es la aus­te­ri­dad repu­bli­ca­na que limi­ta el acce­so a la salud como un dere­cho con­sa­gra­do en el artícu­lo cons­ti­tu­cio­nal, pero da rien­da suel­ta con el pre­su­pues­to en bene­fi­cio de empre­sas y con­sor­cios que cons­tru­yen su tren que le han mal lla­ma­do maya.

LA TIERRA MAYA NO SE VENDE NI SE RENTA.
ASAMBLEA DE DEFENSORES DEL TERRITORIO MAYA MÚUCH XÍINBAL
YUCATAN, MEXICO, 23 DE JUNIO DE 2021.
Adhe­sio­nes de orga­ni­za­cio­nes y per­so­nas
Arti­cu­la­ción Yuca­tán
Con­se­jo Civil Mexi­cano para la Sil­vi­cul­tu­ra Sos­te­ni­ble
Aven­tu­ra Telá
CNI Yuca­tán
Mag­da­le­na Gómez
Vio­le­ta Nuñez
Ana Esther Cece­ña
Jai­me Quin­ta­na Gue­rre­ro, perio­dis­ta Radio educación.

https://​wp​.me/​p​8​q​H​T​Q​-​1MW

FUENTE: Pozol

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *