Cuba. Abda­la, con tres dosis, tie­ne una efi­ca­cia de 92,28 %

Autor: Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 22/​06/​21

Des­pués de apli­car­se la for­mu­la­ción de tres dosis, el can­di­da­to vacu­nal Abda­la tie­ne una efi­ca­cia de 92,28 por cien­to, lo que lo sitúa muy por enci­ma de la exi­gen­cia de la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS) para decla­rar como tal a una vacu­na anti COVID-19, que debe tener para ello al menos un 50 por cien­to de eficacia.

De la tar­de del sába­do a la de este lunes, han trans­cu­rri­do 48 horas en las que Cuba, un país pobre y peque­ño, ha estre­me­ci­do al mun­do, como seña­ló el Pri­mer Secre­ta­rio del Par­ti­do Comu­nis­ta de Cuba, Miguel Díaz-Canel Ber­mú­dez, en un encuen­tro con las inves­ti­ga­do­ras e inves­ti­ga­do­res del Cen­tro de Inge­nie­ría Gené­ti­ca y Bio­tec­no­lo­gía (CIGB).

Foto: Estu­dios Revolución

El Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca deci­dió encon­trar­se con los cien­tí­fi­cos tras infor­mar­se del aná­li­sis final de efi­ca­cia de Abda­la en la reu­nión de lunes del Gru­po tem­po­ral de tra­ba­jo del Gobierno para la pre­ven­ción y con­trol de la COVID-19.

Así lo hizo tam­bién el sába­do, cuan­do fue a salu­dar a los inves­ti­ga­do­res del Ins­ti­tu­to Fin­lay de Vacu­nas tras cono­cer que el can­di­da­to vacu­nal Sobe­ra­na 02, con sus dos dosis, tie­ne una efi­ca­cia del 62 por cien­to, un resul­ta­do que aún no con­tie­ne la apli­ca­ción de la ter­ce­ra dosis de refuer­zo de Sobe­ra­na Plus, que debe situar­la tam­bién entre las vacu­nas más efi­ca­ces para con­tro­lar el virus SARS-CoV‑2.

La efi­ca­cia de Abda­la la ubi­ca entre las vacu­nas con mejo­res resul­ta­dos del mun­do, esas que se han pro­du­ci­do en los prin­ci­pa­les labo­ra­to­rios de los paí­ses más desa­rro­lla­dos a par­tir de finan­cia­mien­tos de cien­tos de millo­nes y miles de millo­nes de dóla­res, algo que para Cuba es una qui­me­ra, más aún en medio de la agu­di­za­ción del blo­queo eco­nó­mi­co, comer­cial y finan­cie­ro duran­te todo lo que va de pandemia.

La doc­to­ra en cien­cias Mar­ta Aya­la Ávi­la, direc­to­ra gene­ral del CIGB, expli­có que la efi­ca­cia es el resul­ta­do más impor­tan­te de una vacu­na. «Es su efec­to en la vida real», afirmó.

Foto: Estu­dios Revolución

En la pre­sen­ta­ción del logro, des­ta­có la labor de los equi­pos de cien­tí­fi­cos que tra­ba­ja­ron en los ensa­yos clí­ni­cos fase I/​II y III en San­tia­go de Cuba, Baya­mo, Guan­tá­na­mo y La Haba­na, y agra­de­ció a las 48 000 volun­ta­rias y volun­ta­rios que fue­ron par­te de la investigación.

El aná­li­sis final de los estu­dios de efi­ca­cia de Abda­la con­tra la COVID-19 sin­to­má­ti­ca, que fue­ron rea­li­za­dos por un gru­po inde­pen­dien­te lide­ra­do por el Ins­ti­tu­to de Ciber­né­ti­ca, Mate­má­ti­ca y Físi­ca, inclu­yen no solo la res­pues­ta a una cepa ini­cial del SARS-CoV‑2 (la DG614G), sino tam­bién las mutan­tes Alfa, Beta y Gam­ma, expli­có la Direc­to­ra Gene­ral del CIGB.

Recor­dó la cien­tí­fi­ca que el ensa­yo clí­ni­co inclu­yó un gru­po pla­ce­bo y otro vacu­na­do, con tres apli­ca­cio­nes en un perío­do de 0−14−28 días. Argu­men­tó que los estu­dios siguen, que se con­ti­nua­rán hacien­do nue­vas eva­lua­cio­nes y conclusiones.

La Dr.C. Mar­ta Aya­la tam­bién des­ta­có el tra­ba­jo rea­li­za­do por par­te del Cen­tro de Inmu­no­en­sa­yos, los Labo­ra­to­rios AICA y otros cen­tros cien­tí­fi­cos, así como a las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res de la Salud Públi­ca, que han aco­me­ti­do un pro­ce­so de vacu­na­ción rápi­do y de cali­dad que difí­cil­men­te pue­den hacer otros paí­ses del planeta.

Seña­ló que el colec­ti­vo de inves­ti­ga­do­res dedi­ca el resul­ta­do y agra­de­ce al Coman­dan­te en Jefe Fidel Cas­tro Ruz, fun­da­dor del CIGB, al Gene­ral de Ejér­ci­to Raúl Cas­tro Ruz, al Pri­mer Secre­ta­rio del Par­ti­do, Miguel Díaz-Canel Ber­mú­dez, y a los cien­tí­fi­cos pio­ne­ros de este centro. 

FELICITACIONES EN NOMBRE DE CUBA

Al escu­char estos resul­ta­dos, comen­tó el Pri­mer Secre­ta­rio del Par­ti­do, «uno sien­te orgu­llo de ser cubano y de tener com­pa­trio­tas como ustedes».

Esta­mos —les dijo— bajo la emo­ción de los resul­ta­dos cien­tí­fi­cos que uste­des han logra­do y de la proeza que ha hecho este país, que en menos de 48 horas ha dado dos noti­cias de mane­ra con­se­cu­ti­va que son hitos cien­tí­fi­cos de una peque­ña Isla. Una peque­ña Isla blo­quea­da, a la que le han tira­do a matar, pero esta­mos vivos, entre otras cosas, por estos resultados.

Veo este resul­ta­do —aña­dió— «bajo el sen­ti­mien­to de admi­ra­ción que sen­ti­mos por uste­des y del agra­de­ci­mien­to, por­que con estas cosas nues­tro pue­blo se está sal­van­do, y con estas cosas esta­mos con­tri­bu­yen­do a hacer reali­dad esa con­vic­ción de que Cuba sal­va vidas en medio de esta pandemia».

Real­men­te los resul­ta­dos son impre­sio­nan­tes, reite­ró. En esos resul­ta­dos —expu­so — , hay mucho que sig­ni­fi­car, y recor­dó los días ini­cia­les de la pan­de­mia, cuan­do «esta­ba con­ven­ci­do de que los paí­ses pobres no iban a poder tener en poco tiem­po las vacu­nas dis­po­ni­bles que el mun­do rico esta­ba pro­du­cien­do para prio­ri­zar a los ricos.

«Por eso le pedí a los cien­tí­fi­cos nues­tros, con la con­vic­ción, con la segu­ri­dad de que lo podía­mos hacer, que era nece­sa­rio tener vacu­nas cuba­nas para ser sobe­ra­nos tam­bién en esta situación».

Noso­tros —agre­gó— somos de los pocos que tenien­do las vacu­nas para resol­ver los pro­ble­mas de Cuba esta­mos pen­san­do en cómo, con esas mis­mas vacu­nas, pode­mos resol­ver los pro­ble­mas de millo­nes en el mun­do, y sobre todo de los millo­nes que tie­nen menos y viven hoy en una incer­ti­dum­bre tre­men­da pro­vo­ca­da por la enfermedad.

Uste­des die­ron una res­pues­ta en tre­ce meses —reite­ró— en un país que en medio de la pan­de­mia ha sido más blo­quea­do. Se ha recru­de­ci­do la per­se­cu­ción finan­cie­ra, han hecho todo lo posi­ble por­que no lle­gue una gota de com­bus­ti­ble, han hecho todo lo posi­ble por­que no lle­guen medicamentos.

En medio de eso, y sin con­tar con los millo­nes de dóla­res que nece­si­ta­ba un pro­yec­to así, tene­mos estos resul­ta­dos. Y eso «solo lo ha sal­va­do el cora­zón de uste­des, que vale millo­nes, y los millo­nes de razo­nes que uste­des han esta­do defen­dien­do, por­que han esta­do pen­san­do en los millo­nes de cuba­nos y en los millo­nes en el mun­do que pue­den ser beneficiados».

Aquí —refle­xio­nó más ade­lan­te el Pri­mer Secre­ta­rio del Par­ti­do— hay un hecho de enor­me leal­tad y fide­li­dad al pen­sa­mien­to fun­da­dor de Fidel con rela­ción al desa­rro­llo de la bio­tec­no­lo­gía, des­pués a la idea de per­fec­cio­na­mien­to que tuvo Raúl, al pasar de un esque­ma pre­su­pues­ta­do a un esque­ma empre­sa­rial; y tie­ne que ver ade­más con un home­na­je a los fun­da­do­res, como el doc­tor Luis Herre­ra y otros que están hoy aquí, a las gene­ra­cio­nes que han esta­do tran­si­tan­do, y don­de todas han ido cre­cien­do con estos resultados.

Este 92,28 por cien­to de efi­ca­cia —reite­ró emo­cio­na­do el Pre­si­den­te— nos pone en un nivel de van­guar­dia, de avanzada.

«Fidel, con esa con­fian­za tre­men­da que tenía, un día dijo que este era un gran cen­tro que iba a tener gran­des resul­ta­dos cien­tí­fi­cos. Y este es un gran resul­ta­do cien­tí­fi­co, con el que uste­des han demos­tra­do la gran­de­za de este cen­tro y la fide­li­dad a ese pensamiento».

«En nom­bre de Cuba, feli­ci­ta­cio­nes», les dijo final­men­te Díaz-Canel a los inves­ti­ga­do­res del CIGB que han tra­ba­jo en la crea­ción de Abda­la, que ya es una vacu­na anti COVID-19. 

Toma­do de Granma

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *