Perú. Gru­po de Lima sin sali­da y a pun­to de fenecer

Autor Al Maya­deen Espa­ñol /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 16 de junio de 2021

El triun­fo en Perú del izquier­dis­ta Pedro Cas­ti­llo abre hoy la inte­rro­gan­te en torno a la des­apa­ri­ción del Gru­po de Lima, blo­que de gobier­nos de dere­cha crea­do para inter­fe­rir en los asun­tos de Venezuela.

Des­de que se cono­cie­ran los resul­ta­dos de los comi­cios pre­si­den­cia­les en el país andino, ana­lis­tas, polí­ti­cos y esta­dis­tas de todas las ten­den­cias comen­za­ron a cues­tio­nar y/​o apos­tar por la super­vi­ven­cia del organismo.

Ape­nas se anun­ció la vic­to­ria de Cas­ti­llo, el expre­si­den­te de Ecua­dor Rafael Correa hizo uso de la sáti­ra vir­tual y publi­có en la red social Twit­ter un meme que seña­la­ba ‘es de mi agra­do infor­mar­les que el Gru­po de Lima aca­ba de per­der a Lima’, mien­tras horas más tar­de colo­ca­ba otro, ‘¿Qué pro­ble­ma! Y aho­ra, ¿cómo se van a llamar?’.

Aun­que para muchos ana­lis­tas el futu­ro del ente es aún de pro­nós­ti­co reser­va­do, la publi­ca­ción del exman­da­ta­rio ecua­to­riano puso sobre la pales­tra públi­ca la duda sobre el des­tino defi­ni­ti­vo de ese con­ci­lio polí­ti­co, des­de hace mucho en fran­co deterioro.

Si bien es cier­to que el can­di­da­to no se pro­nun­ció abier­ta­men­te al res­pec­to, el Comi­té Eje­cu­ti­vo Nacio­nal de Perú Libre, el par­ti­do de Cas­ti­llo, anun­ció duran­te la cam­pa­ña que de lle­gar a la pre­si­den­cia esa nación lo aban­do­na­ría y pro­pon­dría su desactivación.

Inte­rro­ga­do por Pren­sa Lati­na, el filó­so­fo y poli­tó­lo­go vene­zo­lano Fer­nan­do Rive­ro indi­có al res­pec­to que Lati­noa­mé­ri­ca tran­si­ta por cam­bios geo­po­lí­ti­cos impor­tan­tes que evi­den­cian una con­de­na gene­ra­li­za­da a las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les, y cali­fi­có al Gru­po como una orga­ni­za­ción des­mem­bra­da, cuyo fin es inminente.

El más­ter en Filo­so­fía de la Gue­rra dijo sen­tir­se opti­mis­ta en cuan­to a un cam­bio en la corre­la­ción de fuer­zas en torno a Vene­zue­la, lo cual sería una extra­or­di­na­ria opor­tu­ni­dad para afian­zar la diplo­ma­cia de paz en la región.

Ade­más, sub­ra­yó, per­mi­ti­ría la reac­ti­va­ción de meca­nis­mos de inte­gra­ción la Unión de Nacio­nes Sur­ame­ri­ca­nas, la Comu­ni­dad de Esta­dos Lati­no­ame­ri­ca­nos y Cari­be­ños y el for­ta­le­ci­mien­to de la Alian­za Boli­va­ria­na para los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca-Tra­ta­do de Comer­cio de los Pueblos.

La ins­tan­cia mul­ti­la­te­ral se esta­ble­ció tras la deno­mi­na­da Decla­ra­ción de Lima, el 8 de agos­to de 2017, don­de se reu­nie­ron repre­sen­tan­tes de 14 paí­ses ‘con el obje­ti­vo de dar segui­mien­to y acom­pa­ñar a la opo­si­ción vene­zo­la­na para bus­car una sali­da pací­fi­ca a la crisis’.

En un prin­ci­pio sus­cri­bie­ron la decla­ra­ción Argen­ti­na, Bra­sil, Cana­dá, Chi­le, Colom­bia, Cos­ta Rica, Gua­te­ma­la, Hon­du­ras, Méxi­co, Pana­má, Para­guay y Perú, unién­do­se pos­te­rior­men­te Guya­na, Hai­tí, San­ta Lucía y Boli­via, este duran­te el gobierno de fac­to de Jea­ni­ne Áñez.

El docu­men­to fue ava­la­do tam­bién por Bar­ba­dos, Esta­dos Uni­dos, Gra­na­da, y Jamaica​que asis­tie­ron al encuen­tro, así como la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA) y la Unión Euro­pea, ade­más de la opo­si­ción venezolana.

El reco­no­ci­mien­to del exdipu­tado Juan Guai­dó como pre­si­den­te encar­ga­do, su apo­yo a la extre­ma dere­cha vene­zo­la­na, cada vez más des­pres­ti­gia­da y la deba­cle en el tra­ta­mien­to de la Covid-19 de la mayo­ría de los paí­ses miem­bros, deja­ron caer la cor­ti­na de humo de la orga­ni­za­ción que des­de su crea­ción sólo sir­vió a los intere­ses de Washing­ton y la OEA.

Por si fue­ra poco, las pro­tes­tas en Chi­le y Colom­bia, que pusie­ron sobre el tape­te la inefi­ca­cia de los gobier­nos de Sebas­tián Piñe­ra e Iván Duque, res­pec­ti­va­men­te, suma­do a los car­gos de corrup­ción y terro­ris­mo con­tra Añez, ter­mi­na­ron por enlo­dar aún más su ya cues­tio­na­do papel como meca­nis­mo mul­ti­la­te­ral en la región.

Cua­tro años des­pués de su fun­da­ción el Gru­po de Lima no tie­ne nada que ofre­cer o apor­tar, ni siquie­ra a sus padri­nos y alia­dos, algu­nos de los cua­les comien­zan de for­ma sola­pa­da o abier­ta a dis­tan­ciar­se de ellos.

En medio de los cam­bios polí­ti­cos que expe­ri­men­ta Amé­ri­ca Lati­na, muy pocos le augu­ran un futu­ro, en tan­to, pasa­rá a la his­to­ria sobre todo por sus fra­ca­sa­dos inten­tos de derro­car al pre­si­den­te Cons­ti­tu­cio­nal de Vene­zue­la, Nico­lás Madu­ro, y la Revo­lu­ción bolivariana.

FUENTE: Pren­sa Latina

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *