Argen­ti­na. Acer­ca del pen­sa­mien­to colo­nial presidencial

Resu­men lati­no­ame­ri­cano, 10 de junio de 2021.

Del FB de Daniel Escotorinl,presidente del par­ti­do Uni­dad Popu­lar, de Salta

La burra­da de Alber­to Fer­nán­dez tie­ne dos face­tas: 1) la his­tó­ri­ca, que a su vez se des­gra­na en otros ejes. Qui­so recor­dar la vie­ja fra­se «por­te­ña» de que los mexi­ca­nos des­cen­dían de los azte­cas, los perua­nos de los incas y los argen­ti­nos des­cen­di­mos de los bar­cos? Toda una rei­vin­di­ca­ción sar­mien­ti­na de ese pro­yec­to de país sin la bar­ba­rie, o fue un para­fra­seo peor aún con la refe­ren­cia a Bra­sil y su pobla­ción?
Error lite­ra­rio pero defi­ni­ción cla­ra de ese país que Fer­nán­dez des­co­no­ce, por­te­ño al fin, y exclu­ye de su cos­mo­vi­sión. Rei­vin­di­ca ese país de la gene­ra­ción del 80, la civi­li­za­ción que a cos­ta de no aho­rrar san­gre de gau­chos, se inser­tó en el capi­ta­lis­mo peri­fé­ri­co, en el rol asig­na­do por la divi­sión inter­na­cio­nal del tra­ba­jo. Es la ima­gen del país hecho por los inmi­gran­tes, no por los crio­llos y menos por los ori­gi­na­rios. Esa visión no ocul­ta el ses­go ideo­ló­gi­co de un país para pocos, por­que final­men­te en sus idas y vuel­tas Fer­nán­dez es el per­so­na­je que María Ele­na Walsh retra­ta en el país del no me acuer­do.
Enton­ces la face­ta 2) es una con­clu­sión lógi­ca. Otra vez apa­re­ce, ni siquie­ra tibie­za, el ges­to cipa­yo de ren­dir hono­res no a un pre­si­den­te o a una nación, es el ges­to de subor­di­nar­se a la his­to­ria de esa nación, que no es otra cosa que su pasa­do colo­nial y su pre­sen­te de monar­quía deca­den­te res­pon­sa­ble de la domi­na­ción pasa­da terri­to­rial y pre­sen­te eco­nó­mi­ca y polí­ti­ca aún sobre las nacio­nes que for­man su Esta­do.
Argen­ti­na, los argen­ti­nos no des­cen­de­mos de nin­gún bar­co. Somos un amal­ga­ma de tie­rra, raí­ces, resis­ten­cias, geno­ci­dios, revo­lu­cio­nes, pue­blos y cul­tu­ras de este con­ti­nen­te; somos el cimien­to y la base ori­gi­na­ria sobre la que otros pudie­ron asen­tar­se. Pero sobre todo nues­tra deu­da sigue estan­do acá, es acá con nues­tro pue­blo: con nues­tro pasa­do, y nues­tro porvenir.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *