Pen­sa­mien­to crí­ti­co. Des­de Madrid has­ta Lima, una nue­va inter­na­cio­nal conservadora

Por Geral­di­na Colot­ti, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 5 de junio de 2021.

Las noti­cias lati­no­ame­ri­ca­nas des­ta­can las elec­cio­nes del domin­go 6 de junio en Méxi­co y Perú, mien­tras con­ti­núan las pro­tes­tas en Colom­bia, a las que el gobierno de Duque res­pon­de con masa­cres silen­cia­das por los medios occidentales.

En este sen­ti­do, comen­ce­mos por aco­ger la invi­ta­ción del filó­so­fo mexi­cano Fer­nan­do Buen Abad que se ocu­pa de semióti­ca radi­cal y com­ba­ti­va y que, en sus refle­xio­nes sobre las elec­cio­nes en Méxi­co, puso la cari­ca­tu­ra de un cere­bro en una jau­la como una invi­ta­ción para no embo­tar el pen­sa­mien­to crí­ti­co. En Méxi­co, que tie­ne 129 millo­nes de habi­tan­tes, un total de 94 millo­nes acu­di­rán a las urnas. Vota­rán por la reno­va­ción de la Cáma­ra de Dipu­tados, don­de se ele­gi­rán 500 nue­vos miem­bros. A nivel local, hay vota­cio­nes en 15 gobier­na­cio­nes, 30 muni­ci­pios y 30 con­gre­sos locales.

More­na, el par­ti­do del pre­si­den­te López Obra­dor, se pre­sen­ta en una coa­li­ción lla­ma­da Jun­tos Hace­mos His­to­ria, y tam­bién inte­gra­da por el Par­ti­do del Tra­ba­jo (PT) y el Par­ti­do Ver­de Eco­lo­gis­ta de Méxi­co. En cam­bio, los dos par­ti­dos de dere­cha, el PRI y el PAN, se unen en la alian­za Va por Méxi­co. Un dato sig­ni­fi­ca­ti­vo para un país en el que la vio­len­cia patriar­cal y homo­fó­bi­ca es muy alta, es el récord de can­di­da­tos a la Cáma­ra por los Movi­mien­tos LGBTIQ +, y el hecho de que casi el 2% de los más de 5.300 can­di­da­tos a diver­sos car­gos decla­ran en una encues­ta de iden­ti­fi­car­se como par­te de la comu­ni­dad. En estas elec­cio­nes, hay can­di­da­tos que se auto­de­fi­nen como trans­gé­ne­ro, homo­se­xual y muxe, otro géne­ro reco­no­ci­do den­tro de la cul­tu­ra zapo­te­ca de Oaxa­ca, sur de Méxi­co, que indi­ca una per­so­na a la que se le ha asig­na­do indi­vi­dual­men­te el sexo mas­cu­lino, pero que se vis­te y se com­por­ta de una for­ma femenina.

En un país sacu­di­do por una vio­len­cia polí­ti­ca estruc­tu­ral que ya ha regis­tra­do sus picos de secues­tros y des­apa­ri­cio­nes, y que ade­más sir­ve como arma de chan­ta­je para favo­re­cer las polí­ti­cas de segu­ri­dad desea­das por Washing­ton fren­te a los inten­tos de cam­bio ope­ra­dos por Amlo, pesan los temas inter­na­cio­na­les. Si se debi­li­ta el cam­po pro­gre­sis­ta, tam­bién se redu­ci­rá la peque­ña bre­cha abier­ta por la elec­ción de Obra­dor, sobre todo en lo que res­pec­ta a la posi­bi­li­dad de un reini­cio de las alian­zas de soli­da­ri­dad Sur-Sur.

El can­ci­ller de Mexi­co dijo que, como par­te de la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos Méxi­co no prohi­bi­rá la pre­sen­cia de obser­va­do­res de la OEA en las elec­cio­nes del domin­go, siem­pre que res­pe­ten las leyes y no actúen como lo hicie­ron duran­te las elec­cio­nes en Boli­via, don­de favo­re­cie­ron el gol­pe con denun­cias de pre­sun­to e inexis­ten­te frau­de por par­te de Mora­les. Alma­gro ‑agre­gó el gobierno mexi­cano para acla­rar las cosas- es el peor secre­ta­rio gene­ral que tuvo la OEA.

En cuan­to a las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les en Perú, comen­ce­mos por reto­mar una fra­se de Lenin, repro­du­ci­da en la web de Mova­def, el Movi­mien­to por la Amnis­tía y los Dere­chos Fun­da­men­ta­les, crea­do en Perú en 2009. Mova­def es per­se­gui­do y cri­mi­na­li­za­do con nume­ro­sas ope­ra­cio­nes repre­si­vas por tener entre sus obje­ti­vos tam­bién la libe­ra­ción de las y los pre­sos polí­ti­cos del pasa­do con­flic­to arma­do. La fra­se de Lenin es la siguien­te: “Los hom­bres han sido siem­pre, en polí­ti­ca, víc­ti­mas necias del enga­ño ajeno y pro­pio, y lo segui­rán sien­do mien­tras no apren­dan a des­cu­brir detrás de todas las fra­ses, decla­ra­cio­nes y pro­me­sas mora­les, reli­gio­sas, polí­ti­cas y socia­les, los intere­ses de una u otra clase”.

Pero, ¿cómo – se dirá – se empie­za a hablar de elec­cio­nes en Perú par­tien­do del tema más espi­no­so que todos los can­di­da­tos de izquier­da tra­tan de evi­tar como la peste?

Sí, abso­lu­ta­men­te, por­que el arma del chan­ta­je con res­pec­to al con­flic­to de cla­ses del siglo pasa­do pesa como un peñas­co sobre el futu­ro. Por­que mien­tras la bur­gue­sía te obli­ga a usar su len­gua­je, sus esque­mas, sus para­dig­mas, hacién­do­te sen­tir inade­cua­do, anti­cua­do, no apto para sen­tar­te a la mesa con los «gran­des» que lide­ran el sis­te­ma, ya ha apa­ga­do la chis­pa del cam­bio, ya te ha pues­to en la valla, obli­ga­do a sen­tir­te bajo tute­la. Mien­tras está ocu­pa­do bus­can­do la pala­bra ade­cua­da, posi­ble­men­te de una mar­ca esta­dou­ni­den­se, ya ha sido pla­nea­do, coop­ta­do, debi­li­ta­do, en nom­bre, por supues­to, de la “paz y la demo­cra­cia”: la paz de la tum­ba para el pro­le­ta­ria­do, cuan­do se le qui­ta la dig­ni­dad y el dere­cho a rebelarse.

Y si la vacu­na con­tra el virus del capi­ta­lis­mo no pue­de ser ni el esque­ma­tis­mo ni ais­la­mien­to dema­gó­gi­co en la «torre de mar­fil» de las “juss­tas posi­cio­nes”, las que miran pasar todos los tre­nes sin tomar nin­guno, segu­ra­men­te iden­ti­fi­car los intere­ses de estas o aque­llas cla­ses detrás del dis­cur­so que hege­mo­ni­za la lla­ma­da opi­nión públi­ca inter­na­cio­nal, es un antí­do­to de pro­ba­da eficacia.

Ser capaz de recor­dar los muer­tos desa­fian­do la dam­na­tio memo­riae con­tras­ta la ver­sión de la his­to­ria impues­ta por los ven­ce­do­res. Sir­ve para evi­tar que nos impon­gan «los héroes bur­gue­ses», que ala­ban la lega­li­dad de un sis­te­ma injus­to y feroz, un mode­lo de «demo­cra­cia» que te mata con las manos lim­pias, qui­tan­do­te la dig­ni­dad de una vida en la que tra­ba­jo, cul­tu­ra salud , sean dere­chos y no privilegios.

Y para ello, comen­za­mos a hablar del Perú par­tien­do de los com­pa­ñe­ros de Mova­def, aun­que sus pro­pues­tas no estén repre­sen­ta­das por la cam­pa­ña elec­to­ral. Es un movi­mien­to de abo­ga­dos, artis­tas, jóve­nes, per­se­gui­do con alla­na­mien­tos inú­ti­les y cos­to­sos, que sir­ven para man­te­ner el apa­ra­to de emer­gen­cia jus­ti­fi­ca­do por el lla­ma­do dere­cho penal del enemi­go: el equi­va­len­te peruano del que exis­te aquí en Ita­lia des­de los años Seten­ta, y hoy actua­li­za­do en Fran­cia, Espa­ña por la Unión Euro­pea de ban­que­ros y gran­des eva­so­res de impuestos.

En Argen­ti­na, un diri­gen­te de Mova­def, Rolan­do Echa­rri Pare­ja, murió en cir­cuns­tan­cias oscu­ras. Fue un mili­tan­te de Sen­de­ro Lumi­no­so, que sobre­vi­vió a tor­tu­ras y masa­cres en la cár­cel hoy olvi­da­dos. Había obte­ni­do la con­di­ción de refu­gia­do polí­ti­co. Cier­ta­men­te, sin embar­go, no vivió en lujos como lo hacen los supues­tos per­se­gui­dos polí­ti­cos de supues­tas dic­ta­du­ras como se cali­fi­ca al gobierno boli­va­riano de Madu­ro en Vene­zue­la, sino en un refu­gio para per­so­nas sin hogar. Tenía sesen­ta años, le encon­tra­ron cables eléc­tri­cos en la mano, con los que se habría elec­tro­cu­ta­do, pero sus com­pa­ñe­ros en Argen­ti­na quie­ren ver con cla­ri­dad, mien­tras que recuer­dan su lucha con un volan­te conmovedor.

Para cap­tar los intere­ses de cla­se detrás de la pro­pa­gan­da, bas­ta con leer un exten­so artícu­lo sobre las elec­cio­nes perua­nas, publi­ca­do por El País, orga­nis­mo encar­ga­do de ela­bo­rar y difun­dir la línea Washing­ton en Euro­pa. Es una gigan­tes­ca ope­ra­ción pro­pa­gan­dís­ti­ca des­ti­na­da a blan­quear la figu­ra de Kei­ko Fuji­mo­ri, para con­ver­tir­la en el baluar­te de las dere­chas uni­das con­tra el maes­tro Pedro Cas­ti­llo, blan­co de ata­ques abso­lu­ta­men­te dig­nos del macar­tis­mo nor­te­ame­ri­cano en los años de Truman.

Por ello, esos mis­mos apa­ra­tos dis­pues­tos a pedir la pico­ta para los mani­fes­tan­tes o para los abo­ga­dos de Mova­def, con­si­de­ran poca cosa las denun­cias de mal­ver­sa­ción y aso­cia­ción mafio­sa que pre­vén trein­ta años de pri­sión para la seño­ra Fuji­mo­ri, quien ya cum­plió 13 meses de car­cel en 2018. Esta­mos hablan­do de la hija del dic­ta­dor Alber­to Fuj­mo­ri, con­de­na­do a 25 años de pri­sión por deli­tos de lesa huma­ni­dad y corrup­ción, a quien Kei­ko pro­me­tió amnis­tía. Amnis­tía para los pode­ro­sos, no para los movi­mien­tos popu­la­res. Cla­ro, ¿ver­dad?

El artícu­lo debe enmar­car­se en cómo se las arre­gla para no lla­mar a las cosas por su nom­bre, des­di­bu­jan­do hechos y con­cep­tos que sin duda indi­can la rele­van­cia de lo que los mani­fes­tan­tes han gri­ta­do repe­ti­da­men­te en las calles: pedir una asam­blea nacio­nal cons­ti­tu­yen­te fren­te a la abier­ta cri­sis de la demo­cra­cia bur­gue­sa. En un país que ha cam­bia­do 5 pre­si­den­tes en 5 años – dice el artícu­lo de paso – todos los elec­tos des­de 1985 han esta­do invo­lu­cra­dos en casos de clien­te­lis­mo y corrup­ción. Una obser­va­ción que, sin embar­go, solo sir­ve para mini­mi­zar las acu­sa­cio­nes y el pedi­grí de Kei­ko Fuji­mo­ri, y para enfa­ti­zar que, des­pués de todos esos pre­si­den­tes mas­cu­li­nos, ha lle­ga­do el momen­to de dejar lugar a una mujer.

Que esta mujer lue­go recla­me el plan de este­ri­li­za­ción for­zo­sa impues­to por su padre como una nor­mal herra­mien­ta de pla­ni­fi­ca­ción fami­liar, y sea el equi­va­len­te a una tibu­rón hem­bra para las muje­res de los sec­to­res popu­la­res, obvia­men­te tie­ne poca tras­cen­den­cia para la pro­pa­gan­da béli­ca, que en cam­bio se apro­pia, des­de la dere­cha, del tema del balan­ce his­to­ri­co y de la «recon­ci­lia­ción nacio­nal». De hecho, el articu­lo resal­ta que el mea cul­pa públi­co de Kei­ko ha sido muy elo­gia­do por sus anti­guos opo­nen­tes de dere­cha, tan­to que esto la habría hecho lle­gar cara a cara con Cas­ti­llo en las encues­tas. Se rele­va que todos, abso­lu­ta­men­te todos, fue­ron a escu­char­la para su cie­rre de cam­pa­ña, todos los expo­nen­tes del gigan­tes­co apa­ra­to polí­ti­co y mediá­ti­co que se ha pues­to en mar­cha para res­pal­dar su supues­ta remon­ta­da extra­or­di­na­ria con­tra el maes­tro Castillo.

Evi­den­te­men­te, al artícu­lo no le fal­ta una empa­la­go­sa des­crip­ción fami­liar de los her­ma­nos Fuji­mo­ri, y la piz­ca de color para decir­nos que Kei­ko, cuan­do pidió per­dón en Are­qui­pa, ves­tía un tra­je bei­ge. Sabe­mos que inme­dia­ta­men­te se apre­su­ró a abra­zar al señor Var­gas Llo­sa y al gol­pis­ta vene­zo­lano Leo­pol­do López, quien había veni­do des­de Madrid para apo­yar­la. Al fina­li­zar el acto ‑con­ti­núa el artícu­lo- una voz feme­ni­na del públi­co gri­tó: «Viva la mujer perua­na». Se refe­ría, por supues­to, a Kei­ko, por­que – dice el perio­dis­ta – en este momen­to no hay otra mujer en el Perú. Se da por sen­ta­do que las muje­res que luchan en los sec­to­res popu­la­res, las perua­nas afec­ta­das por la cri­sis y el patriar­ca­do, y que son la mayo­ría de la pobla­ción, no cuentan.

El pre­mio Nobel de Lite­ra­tu­ra Var­gas Llo­sa, quien en las elec­cio­nes ante­rio­res había invi­ta­do a votar en con­tra de Kei­ko Fuji­mo­ri para apo­yar a un can­di­da­to con­si­de­ra­do más pre­sen­ta­ble, acom­pa­ñó a la repre­sen­tan­te de Fuer­za Popu­lar en el mitin de clau­su­ra dicien­do: «A todos los que hoy me lla­man trai­dor pre­gun­tán­do­me por qué apo­yo a Kei­ko, res­pon­do tres veces: «Kei­ko presidenta».

“¡Fuji­mo­ri nun­ca más!”, Gri­tó en cam­bio la mul­ti­tud de sim­pa­ti­zan­tes del repre­sen­tan­te de Perú Libre, Cas­ti­llo, quien se ganó el apo­yo de la can­di­da­ta de cen­troiz­quier­da Veró­ni­ca Men­do­za. Un ple­bis­ci­to de des­con­fian­za en la oli­gar­quía de mul­ti­tud de cam­pe­si­nos, indí­ge­nas, muje­res y repre­sen­tan­tes de esos sec­to­res popu­la­res víc­ti­mas de las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les, que se tor­na­ron más feroz ante la pre­sen­cia de la pan­de­mia, lide­ran­do el Perú la lis­ta de los paí­ses más gol­pea­dos. Cas­ti­llo pro­po­ne un cam­bio de mar­cha basa­do en la reapro­pia­ción de recur­sos y la jus­ti­cia social, y esto es inso­por­ta­ble para la dere­cha en un momen­to de fuer­te con­flic­to en Amé­ri­ca Lati­na fren­te a las polí­ti­cas de reini­cio que pro­po­ne el impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se a nivel global.

Las inves­ti­ga­cio­nes de Cuba, Nica­ra­gua, Vene­zue­la, pero tam­bién de perio­dis­tas esta­dou­ni­den­ses como Ben Nor­ton, que denun­cian el uso del dine­ro de los con­tri­bu­yen­tes para finan­ciar medios de gue­rra en paí­ses odia­dos por Washing­ton, mues­tran cómo des­de Madrid está toman­do for­ma una nue­va inter­na­cio­nal con­ser­va­do­ra que tie­ne Amé­ri­ca Lati­na en su mira.

En Nica­ra­gua – denun­ció Ben Nor­ton – en 10 años la CIA, a tra­vés de la USAID, ha finan­cia­do a los medios de opo­si­ción con más de 12 millo­nes de dóla­res, y aho­ra está tra­tan­do de entro­me­ter­se en las elec­cio­nes de noviem­bre. La des­es­ta­bi­li­za­ción mediá­ti­ca es cons­tan­te con­tra Cuba y Vene­zue­la. La pre­sen­cia de Leo­pol­do López, afin­ca­do en Madrid, habla por sí sola, al igual que la influen­cia de figu­ras como Var­gas Llo­sa o el expre­si­den­te espa­ñol José Aznar en la des­es­ta­bi­li­za­ción orga­ni­za­das por los think tanks occidentales.

Su ubi­ca­ción de dere­cha o de extre­ma dere­cha no es un mis­te­rio, sin embar­go, como suce­dió en Ita­lia en la déca­da de 1970, en Amé­ri­ca Lati­na dudan en defi­nir­se como tales, pre­fi­rien­do con­fun­dir las aguas pre­sen­tán­do­se como «cen­tro»: es decir, como una dere­cha moder­na, anti­au­to­ri­ta­ria y demo­crá­ti­ca para hacer­nos olvi­dar la era de los gol­pes cívi­co-mili­ta­res, que sin embar­go siguen orques­tan­do a tra­vés de orga­nis­mos arti­fi­cia­les como el gru­po de Lima o a tra­vés de ese ver­da­de­ro minis­te­rio de las colo­nias que es la OEA diri­gi­da por Almagro.

Duran­te la pre­si­den­cia de Trump, uno de sus prin­ci­pa­les ase­so­res, Ste­ve Ban­non, inten­tó reu­nir a los gru­pos de extre­ma dere­cha lati­no­ame­ri­ca­nos rea­li­zan­do un via­je espe­cial a dife­ren­tes paí­ses. Aho­ra, como escri­bió el perio­dis­ta Pedro Brie­ger, la ini­cia­ti­va la reto­ma el par­ti­do espa­ñol Vox, racis­ta homo­fó­bi­co con heren­cia fran­quis­ta, que quie­re afian­zar­se en Lati­noa­mé­ri­ca. Dos de sus figu­ras más cono­ci­das acu­die­ron a la toma de pose­sión del ban­que­ro Las­so como pre­si­den­te en Ecua­dor para fre­nar ‑dije­ron- el avan­ce del comu­nis­mo en Amé­ri­ca Lati­na. Pre­ten­den unir a la extre­ma dere­cha lati­no­ame­ri­ca­na sobre la base de la Car­ta de Madrid, impul­sa­da por su fun­da­ción Disen­so. Un docu­men­to sus­cri­to por varios par­ti­dos de la dere­cha lati­no­ame­ri­ca­na e inclu­so euro­pea. Entre los fir­man­tes, el exje­fe de gabi­ne­te de la gol­pis­ta boli­via­na Jani­ne Añez, Artu­ro Muri­llo, arres­ta­do en Esta­dos Uni­dos por nume­ro­sos deli­tos, el hijo de Jair Bol­so­na­ro y la ex dipu­tada de la extre­ma dere­cha vene­zo­la­na María Cori­na Machado.

Per­so­na­jes que ven inclu­so a los gobier­nos pro­gre­sis­tas más mode­ra­dos como el argen­tino o el mexi­cano como humo en los ojos, y hacen todo lo posi­ble para que no se con­so­li­den. Todos, ani­man­do el lobby en el Par­la­men­to euro­peo con­tra Vene­zue­la y Cuba, y todos tra­ba­jan­do para apo­yar abier­ta­men­te al gobierno nar­co­pa­ra­mi­li­tar de Duque y silen­ciar sus masa­cres con­tra el pue­blo colombiano.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *