Cul­tu­ra. Argen­ti­na, Luis Puen­zo al fren­te del INCAA: una ges­tión desastrosa

Por Mario Her­nán­dez, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 5 de junio de 2021

Más de 30 aso­cia­cio­nes del país fir­ma­ron un docu­men­to cues­tio­nan­do fuer­te­men­te la ges­tión que lle­va ade­lan­te Luis Puen­zo en el Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Cine­ma­to­gra­fía y Artes Audio­vi­sua­les. En esta entre­vis­ta rea­li­za­da por Mario Her­nan­dez, el cineas­ta Fer­nan­do Krich­mar expli­ca los moti­vos de este cues­tio­na­mien­to y plan­tea los reque­ri­mien­tos actua­les de dichas asociaciones.

Mario Her­nan­dez: El Pre­si­den­te del INCAA, Luis Puen­zo, hizo las siguien­tes decla­ra­cio­nes radia­les en rela­ción a que quie­nes habían fir­ma­do un docu­men­to crí­ti­co a su ges­tión en diciem­bre pasa­do, al que noso­tros en nues­tro pro­gra­ma “Ciu­dad Cul­tu­ral”, hici­mos refe­ren­cia en su momen­to. Dijo: “no los que­re­mos en el INCAA, es gen­te que ha lucra­do con el cine a lo lar­go de años y algu­nos no de mane­ra hones­ta”. Se refie­re a un docu­men­to fir­ma­do por más de 30 aso­cia­cio­nes del país cues­tio­nan­do fuer­te­men­te la ges­tión que lle­va ade­lan­te Luis Puen­zo en el Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Cine­ma­to­gra­fía y Artes Audio­vi­sua­les. ¿Qué refle­xión te mere­cen estas mani­fes­ta­cio­nes de Luis Puenzo?

Fer­nan­do Krich­mar: No hay peor cie­go que el que no quie­re ver, o peor sor­do que el que no quie­re escu­char. Lo estás dicien­do en la pre­gun­ta, más de 30 aso­cia­cio­nes, de diver­sas varian­tes de pro­duc­ción, des­de pelí­cu­las docu­men­ta­les muy peque­ñas y con muchí­si­mo valor cul­tu­ral, con muchí­si­ma difu­sión nacio­nal e inter­na­cio­nal, no solo en cine sino fes­ti­va­les, uni­ver­si­da­des, dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes socia­les, pero tam­bién hay peque­ñas y media­nas fic­cio­nes, inclu­so algu­nos par­ti­ci­pan­tes de la gran indus­tria del cine que repre­sen­ta­ban a más de 200 pelí­cu­las por año.

Esto se fue sos­te­nien­do con lucha y diá­lo­go con las dis­tin­tas ges­tio­nes. Tal vez excep­tuan­do a la ante­rior, don­de fue casi todo lucha por­que el macris­mo tenía un pro­yec­to en el que sola­men­te podían fil­mar las gran­des pro­duc­to­ras aso­cia­das a empre­sas transnacionales.

Enton­ces, cuan­do asu­mió Puen­zo, en gene­ral en las ins­ti­tu­cio­nes había bas­tan­tes expec­ta­ti­vas, de hecho muchas de esas aso­cia­cio­nes venía­mos tra­ba­jan­do en una nue­va pro­pues­ta de plan de fomen­to que eli­mi­na­ra el que había pues­to la ges­tión macris­ta que era tre­men­da­men­te eli­tis­ta, exclu­yen­te de cual­quier otro tipo de cine que no fue­ra el gran cine comer­cial que apos­ta­ba a las pelí­cu­las de lo que ellos lla­ma­ban “audien­cia masi­va” sin pen­sar en nin­gu­na otra posi­bi­li­dad de pro­duc­ción que son las dis­tin­tas mira­das que pue­den tener los cineas­tas sobre la reali­dad, con dis­tin­tas esca­las de producción.

Y lo que dijo Puen­zo, en lugar de escu­char y con­vo­car al sec­tor, fue salir con esta infa­mia, lue­go de un año y medio de una ges­tión desas­tro­sa, don­de se pro­fun­di­za­ron las cosas que esta­ban mal, don­de no se dife­ren­cia­ron de la ges­tión macris­ta, no die­ron nin­gu­na ayu­da a las peque­ñas y media­nas pro­duc­to­ras, don­de no hicie­ron nada ante el enri­que­ci­mien­to abu­si­vo de las gran­des pla­ta­for­mas de strea­ming, Net­flix, Ama­zon, que cua­dri­pli­ca­ron su fac­tu­ra­ción y nadie les cobró abso­lu­ta­men­te nada para fomen­tar el cine nacio­nal, si bien se lle­na­ron la boca dicien­do que lo iban a hacer. Ter­mi­na­ron sen­tán­do­se con ellos.

Enton­ces, dime con quién andas y te diré quién eres. Evi­den­te­men­te aque­llos que lucran, no son los peque­ños y media­nos pro­duc­to­res, los docu­men­ta­lis­tas, sino esas empre­sas que tan bien reci­bi­das son por Puen­zo y su ges­tión, que tie­ne en las capas geren­cia­les a varios fun­cio­na­rios polí­ti­cos, no de carre­ra, que vie­nen de la ges­tión ante­rior. Lo cual habla por sí mis­mo de cuá­les son los lími­tes que tie­ne esta ges­tión y la incohe­ren­cia con mucho de lo que se dijo cuan­do se pidió el voto, o se plan­teó la cam­pa­ña electoral.

Este “No va más”, el docu­men­to que hicie­ron las 30 orga­ni­za­cio­nes, tie­ne que ver con dar res­pues­ta a esta infa­me decla­ra­ción de Puen­zo que insis­to, tie­ne un bar­bi­jo en los ojos, no don­de lo debe tener. No quie­re ver ni escu­char a quie­nes vie­nen hacien­do el cine hace muchos años, con muchas pelí­cu­las que tie­nen mucho impac­to tan­to en el públi­co como en su valor cultural.

Por más que tie­ne un pres­ti­gio bien gana­do, hizo en su momen­to “La his­to­ria ofi­cial”, que ganó un Oscar, evi­den­te­men­te está muy ale­ja­do de lo que son las for­mas de pro­duc­ción actual de nues­tro cine y foto­gra­fía, para la cual reci­bió en un alto lugar que tuvo que ver con la resis­ten­cia al macris­mo, por­que si hubie­ra sido por el macris­mo hubie­ran eli­mi­na­do el INCAA direc­ta­men­te. Pero hubo movi­li­za­cio­nes, luchas, denun­cias, cam­pa­ñas de pren­sa, cam­pa­ñas en las redes, con dipu­tados y sena­do­res, y todo eso que fue labu­ro mili­tan­te de muchas de esas per­so­nas que están en esas 30 orga­ni­za­cio­nes, él lo lla­ma afán de lucro y otras cosas. Yo lo invi­ta­ría a que visi­te las casas de los últi­mos cineas­tas que han gana­do pre­mios inter­na­cio­na­les en San Sebas­tián, Vene­cia, y las com­pa­re con su pro­pia casa. Y ahí se va a dar cuen­ta que hay cosas que no debe decir un fun­cio­na­rio que se supo­ne que está hablan­do en nom­bre de nues­tro cine nacional.

M.H.: ¿Cuá­les son los recla­mos pun­tua­les que estas 30 orga­ni­za­cio­nes vin­cu­la­das a nues­tro cine le hacen a Luis Puenzo?

F.K.: Son muchos pero tra­to de resu­mir­las en las más impor­tan­tes. En prin­ci­pio, que eli­mi­ne el plan de fomen­to del macris­mo que prio­ri­za a las gran­dí­si­mas pro­duc­cio­nes y haga un plan de fomen­to inclu­si­vo, fede­ral y con pers­pec­ti­va de géne­ro. Esa es la pri­me­ra cosa y hay varios pro­yec­tos que hemos pre­sen­ta­do don­de él pue­de intro­du­cir sus pro­pias varia­bles, pue­de nego­ciar para un lado u otro, pero ahí está el espí­ri­tu que queremos.

En segun­do lugar dejar de poner la des­con­fian­za en los cineas­tas y eli­mi­nar una máqui­na de obs­truir que armó con ele­men­tos buro­crá­ti­cos den­tro del INCAA el macris­mo, con varios geren­tes que son cóm­pli­ces de eso, con lo cual atra­san los pagos de algu­nas pelí­cu­las has­ta dos o tres años, pro­du­cien­do no solo la zozo­bra sino el que­bran­to de muchas peque­ñas y media­nas empre­sas o de rea­li­za­do­res inte­gra­les que ni siquie­ra tie­nen una empre­sa, pero para hacer una pelí­cu­la empe­ñan su pro­pio patri­mo­nio y des­pués se encuen­tran con que les rebo­tan las ren­di­cio­nes por la geren­cia de fis­ca­li­za­ción, de jurí­di­co, se pier­de el expe­dien­te; vie­nen min­tien­do con que van a digi­ta­li­zar todo y siguen estan­do los expe­dien­tes en papel, lo cual atra­sa todo. Y con la pan­de­mia empeoró.

Y que apli­quen la Ley de cine y nom­bren de una vez al Con­se­jo ase­sor del INCAA que es el que deter­mi­na el pre­su­pues­to y nom­bra los comi­té de selec­ción de las pelí­cu­las, que ahí están repre­sen­ta­dos los direc­to­res, pro­duc­to­res, pro­vin­cias, téc­ni­cos y acto­res; todos los repre­sen­tan­tes de la indus­tria del cine. Yo estu­ve en el ante­rior, aho­ra hay otro com­pa­ñe­ro de DOCA, que es Juan Mas­ca­ró repre­sen­tan­do a los direc­to­res, ya están ele­gi­dos hace 7 meses y están deri­van­do su nom­bra­mien­to, con lo cual están tra­ba­jan­do sin nin­gún con­trol del presupuesto.

Y por últi­mo, para hacer­lo sin­té­ti­co, que de una vez por todas cobren un impues­to a las pla­ta­for­mas de strea­ming para fomen­tar el cine nacio­nal. Net­flix, Ama­zon, etc., han mul­ti­pli­ca­do su recau­da­ción con la pandemia.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *