Esta­dos Uni­dos. Lxs latinxs son lxs más afec­tadxs por la vio­len­cia policial

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 4 de junio de 2021. 

Lxs latinxs mue­ren en una pro­por­ción mayor a manos de la poli­cía res­pec­to a los blan­cos en Esta­dos Uni­dos, valo­ran hoy medios de pren­sa.
Los his­pa­nos tie­nen casi el doble de pro­ba­bi­li­da­des que los blan­cos de ser aba­ti­dos por la poli­cía pese a ser la pri­me­ra mino­ría con poco más de 60 millo­nes de per­so­nas de una pobla­ción total de cer­ca de 331 millo­nes de habi­tan­tes, según cifras de 2020 de la Ofi­ci­na del Censo.

En los últi­mos seis años falle­cie­ron más de dos mil 650 per­so­nas lati­nas en el país en cus­to­dia de la poli­cía o por accio­nes de la fuer­za públi­ca, según un nue­vo aná­li­sis preliminar.

Cifras cita­das por el pro­yec­to Raza Data­ba­se bus­can no solo iden­ti­fi­car cifras sino ade­más des­ta­car los nom­bres de los lati­nos afec­ta­dos, de los que no se habla tan­to a nivel nacio­nal como de los casos de per­so­nas negras muer­tas por la actua­ción de los agen­tes de la poli­cía, como Geor­ge Floyd, sos­tie­nen acti­vis­ta comunitarios.

Las esta­dís­ti­cas indi­can que de 2014 a mayo de este año la can­ti­dad de lati­nos falle­ci­dos a mano de poli­cías aumen­tó un 24 por cien­to, a eso hay que sumar que el dia­rio The Washing­ton Post apun­tó esta sema­na que es 55 por cien­to más pro­ba­ble que la poli­cía dis­pa­re a muer­te a una per­so­na de esa comu­ni­dad res­pec­to a un blan­co no hispano.

‘El pro­ble­ma es que el Gobierno no está hacien­do este tra­ba­jo de con­ta­bi­li­zar, noso­tros lo tuvi­mos que hacer’, des­ta­ca en entre­vis­ta el aca­dé­mi­co Rober­to Rodrí­guez, líder del pro­yec­to Raza Database.

Al abor­dar el pro­ble­ma de las prin­ci­pa­les mino­rías de la nación, lati­nos y negros, el aca­dé­mi­co dijo que las cifras de lati­nos y afro­es­ta­dou­ni­den­ses muer­tos des­de el año 2000 por mano poli­cial son casi las mis­mas. Pero la dife­ren­cia es que cuan­do matan a un latino es casi como un secre­to’, opinó.

Los repor­tes de las muer­tes ana­li­za­dos por Raza Data­ba­se atri­bu­yen la mayo­ría a dis­pa­ros o bala­ce­ras al con­fron­tar­se con la poli­cía. ‘La poli­cía a veces solo tie­ne que decir que la otra per­so­na tenía una pis­to­la o lo que les pare­ció era una pis­to­la, aun­que esa per­so­na hubie­ra teni­do celu­lar en mano’, dijo Rodríguez.

Sos­tu­vo el aca­dé­mi­co que en muchas oca­sio­nes en los que se dijo que el latino falle­ci­do tenía un arma, en reali­dad tenía en la mano una esco­ba, tije­ras, una man­gue­ra o inclu­so nada.

Otras de las muer­tes iden­ti­fi­ca­das por Raza Data­ba­se son atri­bui­das a las manio­bras de inmo­vi­li­za­ción, al uso de des­car­gas eléc­tri­cas con tasers y a ‘emer­gen­cias médi­cas’ duran­te el arres­to o estan­do bajo custodia.

A pesar de que los núme­ros de Raza Data­ba­se de por sí son más altos de lo que se sabía, los inves­ti­ga­do­res advier­ten que podría haber muchos más lati­nos afectados.

Según un recuen­to de The Washing­ton Post, entre afro­ame­ri­ca­nos y lati­nos, suman casi tan­tas muer­tes como las de blan­cos, pese a que estas dos mino­rías no supo­nen más que el 30 por cien­to de la pobla­ción estadounidense.

Fuen­te: Pren­sa Latina

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *