Cama­ra­da Jesús San­trich… ¡Pre­sen­te, pre­sen­te, presente!

A rit­mo musi­cal fariano y el coro “Coman­dan­te Jesús San­trich pre­sen­te, pre­sen­te, pre­sen­te… “San­trich Vive, La Lucha Sigue”. Los jóve­nes, niños, muje­res y hom­bres, los cam­pe­si­nos y la mili­tan­cia faria­na del Cari­be y el Mag­da­le­na hemos sem­bra­do para siem­pre al coman­dan­te insurgente.

San­trich son los niños, los jóve­nes, las muje­res, los ancia­nos, los cam­pe­si­nos, los obre­ros, los estu­dian­tes, los inte­lec­tua­les, los artis­tas, los perio­dis­tas, los abo­ga­dos defen­so­res de la jus­ti­cia, los patrio­tas, los colom­bia­nos y vene­zo­la­nos, los que habi­tan Nues­tra Amé­ri­ca y el mun­do. San­trich está en el aire, el agua, la flo­ra y la fau­na, sigue sien­do el defen­sor de la vida y lucha­dor por la justicia.

San­trich fue uno de los mayo­res defen­so­res de la paz y de los acuer­dos de La Haba­na, puso su vida en peli­gro en la huel­ga de ham­bre exi­gien­do el cum­pli­mien­to de lo acor­da­do. Pre­di­jo en La Haba­na, las trai­cio­nes que se tejían y advir­tió que no se fue­ran a entre­gar las armas sin pre­via imple­men­ta­ción de los Acuerdos.

El con­tu­ber­nio de la oli­gar­quía san­gui­na­ria en cabe­za de Duque no cesa en su afán de des­truir cual­quier sue­ño de paz y vida dig­na; cada uno con su ropa­je y al mejor esti­lo de la inte­li­gen­cia del malo-bueno, quie­ren seguir con­tro­lan­do y embau­can­do. Cobar­des que no son capa­ces de reco­no­cer sus actos y le echan la cul­pa a otros: exper­tos en fal­sos posi­ti­vos. No son valien­tes, ni se pue­de con­si­de­rar héroes a quie­nes ase­si­nan y salen corrien­do, quie­nes no son capa­ces de combatir.

La mili­tan­cia faria­na, los hijos de Manuel y de Bolí­var, los que habi­ta­mos esta exten­sa geo­gra­fía, des­de las pro­fun­di­da­des del Mag­da­le­na, la fran­ja bina­cio­nal y las cos­tas cari­be­ñas, con sen­ti­mien­to de dolor pero con la fren­te alto les deci­mos que aquí nadie esta ami­la­na­do. Por cada estu­dian­te ase­si­na­do, por cada cam­pe­sino, obre­ro, indí­ge­na, por cada líder social y revo­lu­cio­na­rio que ase­si­nen, por cada árbol que cor­ten ger­mi­na­rán miles.

Cama­ra­da Jesús San­trich!… Pre­sen­te, pre­sen­te, pre­sen­te… has­ta siem­pre! La Lucha Sigue.

Por las FARC-EP Segun­da Marquetalia

Villa Vás­quezMayo 21 de 2021

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *