Argen­ti­na. Memo­ria: El Cor­do­ba­zo según Rodol­fo Walsh

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 29 de mayo de 2021.

Cró­ni­ca de Rodol­fo Walsh extraí­da del «Perió­di­co de la CGT de los Argen­ti­nos». Colec­ción Com­ple­ta. Núme­ros 1 al 55. Mayo 1968 – Febre­ro 1970. www​.cgtar​gen​ti​nos​.org

Tra­ba­ja­do­res meta­lúr­gi­cos, del trans­por­te y otros gre­mios decla­ran paros para los días 15 y 16 de Mayo, en razón de las qui­tas zona­les y el no reco­no­ci­mien­to de la anti­güe­dad por trans­fe­ren­cias de empresas.

Los obre­ros mecá­ni­cos rea­li­za­ban una asam­blea y son repri­mi­dos, defien­den sus dere­chos en una ver­da­de­ra bata­lla cam­pal en el cen­tro de la ciu­dad el día 14 de Mayo.

Los atro­pe­llos, la opre­sión, el des­co­no­ci­mien­to de un sin núme­ros de dere­chos, la ver­güen­za de todos los actos de gobierno, los pro­ble­mas del estu­dian­ta­do y los cen­tros veci­na­les se suman.

Se para­li­za total­men­te la ciu­dad el 16 de mayo. Nadie tra­ba­ja. Todos pro­tes­tan. El gobierno reprime.

En Corrien­tes es ase­si­na­do el estu­dian­te Juan José Cabral. Se dis­po­ne el cie­rre de la Universidad.

Todas las orga­ni­za­cio­nes estu­dian­ti­les pro­tes­tan. Se pre­pa­ran actos y mani­fes­ta­cio­nes. Se tra­ba­ja en común acuer­do con la CGT.

El día 18 es ase­si­na­do en Rosa­rio, el estu­dian­te Adol­fo Ramón Bello. Se rea­li­za con estu­dian­tes, obre­ros y sacer­do­tes ter­cer­mun­dis­tas una mar­cha de silen­cio en home­na­je a los caídos.

El 23 de Mayo es ocu­pa­do el Barrio Clí­ni­cas por los estu­dian­tes y son apo­ya­dos por el res­to del movi­mien­to estudiantil.

El 26 de Mayo el movi­mien­to obre­ro de Cór­do­ba resuel­ve un paro gene­ral de las acti­vi­da­des de 37 horas a par­tir de las 11 horas, para el 29 de Mayo, con aban­dono de tra­ba­jo y con­cen­tra­cio­nes públi­cas de protesta.

Los estu­dian­tes adhie­ren en todo a las reso­lu­cio­nes de la CGT. Los estu­dian­tes orga­ni­zan y los obre­ros tam­bién. Milla­res y milla­res de volan­tes recla­man­do la vigen­cia de los dere­chos con­cul­ca­dos inun­dan la ciu­dad los días previos.

El Cordobazo según Rodolfo Walsh

El 29 de mayo ama­ne­ce ten­so. Los tra­ba­ja­do­res de luz y fuer­za son ata­ca­dos con bom­bas de gases a la altu­ra de Rio­ja y Gral. Paz. Una vez más la repre­sión está marcha.

Las colum­nas de los tra­ba­ja­do­res de las fábri­cas auto­mo­tri­ces lle­gan a la ciu­dad y son ata­ca­dos. El comer­cio cie­rra sus puer­tas y la gen­te inun­da las calles.

Corre la noti­cia de la muer­te de Máxi­mo Mena, obre­ro mecá­ni­co. Se pro­du­ce un esta­lli­do popu­lar, la rebel­día con­tra tan­ta injus­ti­cia, con­tra los ase­si­na­tos, con­tra los atro­pe­llos. La poli­cía retro­ce­de. Nadie con­tro­la la situación.

Es el pue­blo. Son las bases sin­di­ca­les y estu­dian­tes que luchan enar­de­ci­das. El apo­yo total de la población.

Es la toma de con­cien­cia con­tra tan­tas prohi­bi­cio­nes. Nada de tute­las ni usur­pa­do­res del poder, ni de cóm­pli­ces participacionistas.

El sal­do de la bata­lla de Cór­do­ba, «El Cor­do­ba­zo», es trá­gi­co. Dece­nas de muer­tos, cien­tos de heri­dos. Pero la dig­ni­dad y el cora­je de un pue­blo flo­re­cen y mar­can una pági­na his­tó­ri­ca argen­ti­na y lati­no­ame­ri­ca­na que no se borra­rá jamás.

En medio de esa lucha por la jus­ti­cia, la liber­tad y el impe­rio de la volun­tad del pue­blo, sepa­mos unir­nos para cons­truir una socie­dad más jus­ta, don­de el hom­bre no sea lobo del hom­bre, sino su hermano.

«Nues­tras cla­ses domi­nan­tes han pro­cu­ra­do siem­pre que los tra­ba­ja­do­res no ten­gan his­to­ria, no ten­gan doc­tri­na, no ten­gan héroes ni már­ti­res. Cada lucha debe empe­zar de nue­vo, sepa­ra­da de las luchas ante­rio­res. La expe­rien­cia colec­ti­va se pier­de, las lec­cio­nes se olvidan.

La his­to­ria apa­re­ce así como pro­pie­dad pri­va­da cuyos due­ños son los due­ños de todas las cosas. Esta vez es posi­ble que se quie­bre el círculo…»

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *