El mis­mo Tri­bu­nal Supre­mo que se nie­ga a indul­tar a los pre­sos cata­la­nes sí lo pro­pu­so con Tejero

Los indul­tos con­ce­di­dos en el Esta­do espa­ñol des­de 1996 ascien­den a 10.652, sien­do los deli­tos de mal­ver­sa­ción, con­tra el medio ambien­te o de fun­cio­na­rios con­tra las liber­ta­des indi­vi­dua­les los que más por­cen­ta­je acu­mu­lan en rela­ción a las con­de­nas tota­les. Los suce­si­vos gobier­nos del PP apro­ba­ron 152 de los 232 indul­tos para con­de­na­dos por casos de corrup­ción. El Eje­cu­ti­vo de José María Aznar es el que más veces con­ce­dió esta medi­da de gra­cia en esta mate­ria, 139, por las 62 de José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro, las 16 de Mariano Rajoy o las 10 de Feli­pe González. 

Pero es que el PP tie­ne en su haber polé­mi­cos indul­tos que inclu­ye­ron la con­mu­ta­ción de la pena, par­cial o total­men­te, para dos altos car­gos socia­lis­tas con­de­na­dos por los GAL, Rafael Vera y José Barrio­nue­vo. El exmi­nis­tro del Inte­rior y el exse­cre­ta­rio de Esta­do del gabi­ne­te de Gon­zá­lez fue­ron con­de­na­dos por el secues­tro de Segun­do Marey a 10 años de cár­cel y 12 de inha­bi­li­ta­ción por los deli­tos de deten­ción ile­gal y mal­ver­sa­ción de fon­dos públi­cos. En diciem­bre de 1998 el Eje­cu­ti­vo de Aznar les con­ce­dió, jun­to a los demás con­de­na­dos, el indul­to par­cial y el ter­cer gra­do penitenciario.

Para­le­la­men­te, el Tri­bu­nal Supre­mo sí se mos­tró a favor de indul­tar al gol­pis­ta Anto­nio Teje­ro por el 23‑F pese a no estar arre­pen­ti­do ni exis­tir «razo­nes de jus­ti­cia». En 1993, la Sala de lo Mili­tar del TS se mos­tró favo­ra­ble a esta medi­da por «con­ve­nien­cia públi­ca» para con­tri­buir «al olvi­do de unos hechos que deben que­dar ya en el pasa­do». En su caso, la Sala no apli­có el mis­mo bare­mo que el actual, que ale­ga la fal­ta de arre­pen­ti­mien­to de los con­de­na­dos por el pro­cés. Un requi­si­to, el de evi­den­ciar volun­tad de no rein­ci­dir, que según fuen­tes jurí­di­cas no es una con­di­ción nece­sa­ria para el indul­to, si bien es cier­to que es habi­tual que quie­nes soli­ci­tan el per­dón guber­na­men­tal lo mues­tren. Final­men­te, el Gobierno de Gon­zá­lez, que sí había indul­ta­do a Alfon­so Arma­da con el bene­plá­ci­to del Supre­mo, no indul­tó a Teje­ro, que salió de pri­sión en 1996, cuan­do le con­ce­die­ron la liber­tad con­di­cio­nal tras haber esta­do en la cár­cel 15 de los 30 años a los que había sido condenado.

Fuen­te: Insur­gen­te.

Últi­mas entra­das de Otros medios (ver todo)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *