Boli­via. Afir­man que deten­ción de exmi­nis­tro boli­viano silen­ció a la oposición

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 28 de mayo de 2021.

La opo­si­ción boli­via­na ‘se que­dó sin dis­cur­so’ ante la deten­ción este miér­co­les en Esta­dos Uni­dos del exmi­nis­tro del gobierno de fac­to Artu­ro Muri­llo, decla­ró hoy el expre­si­den­te Evo Mora­les.
El exgo­ber­nan­te alu­dió en Twit­ter a la impu­tación en la nación nor­te­ña al exti­tu­lar por soborno y corrup­ción y ase­gu­ró que en Boli­via ‘no hay per­se­cu­ción polí­ti­ca sino bús­que­da para esta­ble­cer la ver­dad y lograr justicia’.

Mora­les recor­dó en la red social que el daño eco­nó­mi­co al Esta­do por deli­tos como los de Muri­llo fue denun­cia­do des­de 2020, lue­go del gol­pe de Esta­do de noviem­bre de 2019 que sir­vió ‘para robar y masa­crar al pue­blo boliviano’.

‘Uno tras uno caen los res­pon­sa­bles que tan­to dolor, luto y daño eco­nó­mi­co cau­sa­ron’, aña­dió en Inter­net el líder polí­ti­co expul­sa­do enton­ces del car­go de pre­si­den­te cons­ti­tu­cio­nal por gol­pis­tas como Murillo.

El Depar­ta­men­to de Jus­ti­cia esta­dou­ni­den­se infor­mó la deten­ción e impu­tación al exmi­nis­tro de Gobierno en la admi­nis­tra­ción de fac­to de Jea­ni­ne Añez por inte­grar una red de sobor­nos y lava­do de dinero.

Jun­to a Muri­llo, quien enfren­ta por esos car­gos una pena de has­ta a 20 años de pri­sión, fue apre­sa­do en Esta­dos Uni­dos su exje­fe de gabi­ne­te Ser­gio Rodri­go Méndez.

El actual minis­tro boli­viano de Gobierno, Eduar­do del Cas­ti­llo, infor­mó que esos indi­vi­duos cons­tru­ye­ron una red para obte­ner unos 2,3 millo­nes de dóla­res, pro­ce­den­tes de la corrup­ción y el narcotráfico.

Entre los impli­ca­dos jun­to a Muri­llo figu­ran su her­ma­na, Mag­da Mire­ya; su cuña­do, Daniel Leo­nar­do Aliss Pare­des; el ofi­cial de poli­cía, Ívar Víc­tor Gómez Apa­za; y el capi­tán de poli­cía Daniel Bellot.

La lis­ta inclu­ye a indi­vi­duos como Luis Berk­man, Bryan Berk­man y Phi­lip Lich­ten­feld, jun­to a varios exfun­cio­na­rios de Jea­ni­ne Áñez.

Muri­llo y Mén­dez están acu­sa­dos de un soborno vin­cu­la­do a una empre­sa inter­me­dia­ria para un con­tra­to con el gobierno boli­viano sobre adqui­si­ción de gases lacri­mó­ge­nos, pre­ci­só del Castillo.

Los sobor­nos pre­ten­dían que la empre­sa de Bryan Berk­man, Bra­vo Tec­ni­cal Solu­tions, con sede en Flo­ri­da, obtu­vie­ra tran­sac­cio­nes del Minis­te­rio de Defen­sa boli­viano para la obten­ción de esos medios represivos.

La nego­cia­ción com­pren­dió un con­tra­to de 5,6 millo­nes de dóla­res para gases lacri­mó­ge­nos y armas no leta­les para el gobierno de fac­to, que los usó con­tra las pro­tes­tas por el gol­pe de Esta­do de noviem­bre de 2019.

Fuen­te: Prensalatina.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *