Colom­bia. Car­ta abier­ta a Duque de las FARC-EP Segun­da Mar­que­ta­lia, tras el ase­si­na­to de Jesús Santrich

Resu­men lati­no­ame­ri­cano, 28 de mayo de 2021.

Ya no des­in­for­men a tra­vés de supues­tos infor­mes de inte­li­gen­cia. Ya no tapen más. Uste­des crea­ron la fuer­za espe­cial inte­gra­da por 5 coman­dos del ejér­ci­to y 3 ex com­ba­tien­tes cono­ce­do­res del área, con los que ela­bo­ra­ron el plan y la tram­pa para ase­si­nar a Santrich.

Nos diri­gi­mos a usted, señor Duque, como deter­mi­na­dor del ase­si­na­to de Jesús San­trich, el invi­den­te que mira­ba con los ojos del alma, prin­ci­pal cons­truc­tor insur­gen­te del Acuer­do de Paz de La Haba­na. Que­ría­mos decir­le que su odio a la paz, y su inten­to vano de encon­trar una tabla de sal­va­ción en el nau­fra­gio de su mal gobierno a tra­vés de un cri­men polí­ti­co, no le ser­vi­rán de nada para alcan­zar la orilla.

Usted, señor Duque, orde­nó a la Fuer­za Públi­ca dar de baja a San­trich por haber denun­cia­do su escan­da­lo­sa alian­za con el Ñeñe Her­nán­dez, el mafio­so que logró que usted se sen­ta­ra en el solio pre­si­den­cial gra­cias a la reco­lec­ción de dine­ro entre nar­co­tra­fi­can­tes para finan­ciar su cam­pa­ña. Su con­tro­ver­sia con San­trich ter­mi­nó en un due­lo ver­bal con ora­cio­nes en latín que lla­ma­ron la aten­ción del país. ¿Recuer­da? En el caso de la Ñeñe Polí­ti­ca, su cóm­pli­ce el Fis­cal Bar­bo­sa, pre­fie­re cerrar los ojos fren­te al deli­to y no des­atar nin­gu­na acción judi­cial. Su pre­si­den­cia no tie­ne legi­ti­mi­dad. Apro­ve­che aho­ra que el pue­blo está hir­vien­do de indig­na­ción en las calles, y váya­se. Esta insu­rrec­ción, esta resis­ten­cia de Colom­bia, no habría explo­ta­do si usted hubie­se res­pe­ta­do el Acuer­do de Paz. El incen­dio que con­su­me a Colom­bia no lo apa­ga­rá el fue­go de los fusi­les de Zapa­tei­ro y Var­gas, ni lo apla­ca­rá el ase­si­na­to de Santrich.

Y cla­ro, no sola­men­te usted ame­na­zó de muer­te al nego­cia­dor de paz. Tam­bién lo hicie­ron el señor Rafael Gua­rín y Molano, el minis­tri­llo de Defen­sa. No inven­ten aho­ra cuen­tos deli­ran­tes de fan­ta­sía para enga­ñar a la gen­te, como ese, de que a San­trich lo ase­si­na­ron las disi­den­cias. ¿Des­de cuan­do las disi­den­cias tie­nen heli­cóp­te­ros para extraer a sus coman­dos de zonas de ope­ra­cio­nes? Muy sos­pe­cho­so que, unos días antes, el magis­tra­do de la Cor­te, Ger­son Cha­ve­rra, igno­ran­do el ya des­en­mas­ca­ra­do mon­ta­je de la DEA, la Fis­ca­lía y la emba­ja­da grin­ga con­tra San­trich, emi­ta con­cep­to favo­ra­ble a su extra­di­ción. No sub­es­ti­men la inte­li­gen­cia de los colombianos.

Ya no des­in­for­men a tra­vés de supues­tos infor­mes de inte­li­gen­cia. Ya no tapen más. Uste­des crea­ron la fuer­za espe­cial inte­gra­da por 5 coman­dos del ejér­ci­to y 3 ex com­ba­tien­tes cono­ce­do­res del área, con los que ela­bo­ra­ron el plan y la tram­pa para ase­si­nar a Santrich.

Final­men­te, señor Duque, ¿Qué bus­ca­ban uste­des al cer­ce­nar el dedo meñi­que de la mano izquier­da del gue­rri­lle­ro? ¿Tener una prue­ba de su ase­si­na­to? Francamente…

A tra­vés de esta misi­va infor­ma­mos al pue­blo de Colom­bia que, los res­tos de San­trich están sem­bra­dos en la mon­ta­ña y la cer­te­za nos dice que un día no lejano des­can­sa­rán y serán vene­ra­dos en el mau­so­leo de la patria.

FARC-EP

Segun­da Marquetalia

Mayo 22 de 2021

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *