Argen­ti­na. Sal­ta: resis­tie­ron a un des­alo­jo ile­gal y aho­ra el usur­pa­dor los acu­sa ante la Justicia

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 27 de mayo de 2021.

La diri­gen­ta cam­pe­si­na Lucía Ruiz jun­to otros tres tra­ba­ja­do­res de la tie­rra enfren­tan des­de este jue­ves un jui­cio por haber defen­di­do tie­rras que la comu­ni­dad habi­ta des­de hace más de 100 años. Los empre­sa­rios terra­te­nien­tes que qui­sie­ron des­alo­jar y des­mon­tar, les arma­ron una cau­sa con gra­ves impu­tacio­nes por deli­tos inexis­ten­tes. Orga­ni­za­cio­nes piden la inme­dia­ta absolución.

Este jue­ves 27 de mayo comien­za en la Sala II del Tri­bu­nal de Tar­ta­gal un jui­cio con­tra cua­tro cam­pe­si­nes de la loca­li­dad de Coro­nel Juan Solá (Mori­llo), en Riva­da­via Ban­da Nor­te, a quie­nes se les acu­sa por los deli­tos de “robo en des­po­bla­do y en ban­da, coac­ción con arma, abu­so de armas y daños en con­cur­so real”.

La denun­cia fue pre­sen­ta­da por el terra­te­nien­te sal­te­ño Javier Vidiz­zo­ni, quien en 2010 y 2015 inten­tó usur­par cam­pos y des­mon­tar mon­te nati­vo en la zona de Colo­nia La Jua­ni­ta y La San­ta­fe­si­na. En esta últi­ma oca­sión, Vidiz­zo­ni hubie­ra logra­do su come­ti­do de no ser por la inter­ven­ción de Lucía Ruiz, Car­los Gue­rra, Anto­nio Gue­rra y Omar Cruz, que se pusie­ron pací­fi­ca­men­te delan­te de las topa­do­ras para que no avan­cen. La acción direc­ta sur­gió ante la inac­ción de la Jus­ti­cia fren­te a las reite­ra­das denun­cias que habían rea­li­za­do las fami­lias cam­pe­si­nas. Iró­ni­ca­men­te, hoy son les cam­pe­si­nes les que se tie­nen que sen­tar en el ban­qui­llo de acusados.


Lucía Ruiz es inte­gran­te de la Mesa Pro­vin­cial de Agua de Sal­ta y titu­lar de la orga­ni­za­ción Unión y Pro­gre­so, de Coro­nel Juan Solá. Según denun­cia, el empre­sa­rio Vidiz­zo­ni ‑en con­vi­ven­cia con el poder polí­ti­co local y la Poli­cía- uti­li­zó a su emplea­do Artu­ro Ber­nar­do Cas­te­llano para fabri­car la cau­sa en con­tra de elles y dis­ci­pli­nar a quie­nes se atre­van a defen­der el dere­cho a habi­tar, tra­ba­jar y reco­no­cer como pro­pia la tie­rra en la que viven ancestralmente.


“Yo entien­do que la nece­si­dad te hace hacer muchas cosas, pero tam­bién men­tir como ellos mien­ten y hacer las cosas que hicie­ron, no está bien. La Jus­ti­cia debe­ría fallar a favor nues­tro por­que son cla­ras las evi­den­cias de que está todo arma­do, pero con la Jus­ti­cia argen­ti­na nun­ca sabe­mos (…) El inten­den­te está en con­tra de las orga­ni­za­cio­nes cam­pe­si­nas, y la fami­lia Vidiz­zo­ni fue una de las apor­tan­tes de su cam­pa­ña y puso bas­tan­te pla­ta“, expre­só Lucía este fin de sema­na, duran­te un con­ver­sa­to­rio sos­te­ni­do con el Pre­mio Nobel de la Paz, Adol­fo Pérez Esquivel.

Ade­más, quien fue­ra reco­no­ci­da en el Con­gre­so de la Nación en 2015 con el pre­mio “Ber­ta Cáce­res” por su com­pro­mi­so con la defen­sa de los dere­chos huma­nos, ambien­ta­les y de acce­so a la tie­rra, agre­gó: “La gen­te que nos está enjui­cian­do está en el poder y no sé cómo estoy viva. Pero si uno tie­ne que per­der la vida para que esto algún día pare o para que se de una solu­ción, creo que es lo que se tie­ne que hacer. No hay otra solu­ción acá”.

lucia-ruiz-salta-campesina2
(Ima­gen: Fun­da­ción Plurales)

Al día de hoy, los empre­sa­rios no logra­ron cer­ti­fi­car que com­pra­ron las tie­rras que recla­man y que comen­za­ron a des­truir. Dife­ren­te es la situa­ción de les cam­pe­si­nes de la Ruta Nacio­nal 81, que al igual que la mayo­ría de la pobla­ción cam­pe­sino-indí­ge­na del país, no tie­ne la titu­la­ri­dad for­mal de las tie­rras, pero pue­de demos­trar pose­sión ances­tral que les otor­ga legí­ti­mos dere­chos sobre las tie­rras que habitan.


En el cam­po nun­ca pen­sa­mos que íba­mos a tener estos pro­ble­mas, nun­ca pen­sa­mos que nece­si­ta­ría­mos un títu­lo por­que siem­pre nos sen­ti­mos due­ños de nues­tras tie­rras, mis padres, mis abue­los y mis ante­pa­sa­dos vivie­ron en estas tie­rras, y yo sien­to eso, que no nece­si­to un títu­lo para demos­trar que soy dueña”.


“Para mi ser cam­pe­si­na es lo mejor, conoz­co todo y creo que no hay otra mane­ra mejor de vivir que ser cam­pe­si­na, vivir de la natu­ra­le­za, de los ani­ma­les, es sacri­fi­ca­do pero se bus­ca la for­ma. Lo que sí es difí­cil, es pen­sar en los hijos cuan­do uno va a las luchas por las tie­rras (…) Eso lo hablo con mis hijos, y yo les digo que esto es para que ellos el día de maña­na, pue­dan levan­tar sus cabe­zas y digan, mi mamá hizo tal cosa, mi mamá luchó por nues­tras tie­rras”, decla­ró Lucía, a la Fun­da­ción Plu­ra­les, que acom­pa­ña el recla­mo para que cese la per­se­cu­ción y cri­mi­na­li­za­ción a les defen­so­res del monte.

Fuen­te: La tinta

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *