Eco­lo­gía Social. El cam­bio cli­má­ti­co podría dejar­nos sin plátanos

Por Miguel Arti­me, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 25 de mayo de 2021.

Los plá­ta­nos (bana­nas en Amé­ri­ca) son uno de los 10 cul­ti­vos más impor­tan­tes a nivel mun­dial. Omni­pre­sen­tes en las fru­te­rías de medio pla­ne­ta, son sin embar­go más frá­gi­les de lo que pen­sa­mos. Las varia­cio­nes que expe­ri­men­ta­mos en el cli­ma podrían de hecho poner en peli­gro la per­vi­ven­cia del sabro­so fru­to amarillo.

Podría sonar alar­mis­ta pero algo así ya ha suce­di­do. En efec­to, la his­to­ria ya nos ha ense­ña­do lo que es que­dar­se sin plá­ta­nos. Suce­dió con la varie­dad Gros Michel, que era la que se con­su­mía habi­tual­men­te has­ta medi­da la déca­da de 1950. Aquel plá­tano, del que se dice que era más dul­ce y sabro­so que el que come­mos aho­ra (varie­dad Caven­dish) des­apa­re­ció debi­do a que era menos resis­ten­te que este a cier­to tipo de hon­go, Fusa­rium oxys­po­rum, res­pon­sa­ble de la enfer­me­dad de Pana­má.

Pue­de que el Caven­dish fue­ra más resis­ten­te que el Gros Michel a este hon­go, pero exis­ten muchos tipos de enfer­me­dad que si afec­tan a la varie­dad de plá­tano que se cul­ti­va hoy. Y en efec­to, el calen­ta­mien­to glo­bal no hace sino empeo­rar las cosas.

Entre estas otras enfer­me­da­des que afec­tan al banano se encuen­tra la siga­to­ka negra, tras la cual exis­te otra espe­cie de hon­go, el Pseu­do­cer­cos­po­ra fijien­sis. En 2019 se publi­có un estu­dio rea­li­za­do por cien­tí­fi­cos de la Uni­ver­si­dad de Exeter, cuyas con­clu­sio­nes suge­rían que el alza en las tem­pe­ra­tu­ras esta­ba bene­fi­cian­do al ciclo de for­ma­ción de espo­ras y cre­ci­mien­to de este hon­go. Ade­más, el aumen­to en los nive­les de hume­dad en las copas de los bana­ne­ros, esta­ba ace­le­ran­do el ciclo de la enfer­me­dad en las zonas de cul­ti­vo de Latinoamérica.

Hoja de banano afectada por la sigatoka negra. (Imagen creative commons vista en wikipedia).
Hoja de banano afec­ta­da por la siga­to­ka negra. (Ima­gen crea­ti­ve com­mons vis­ta en wikipedia).

Curio­sa­men­te, los plá­ta­nos eran uno de los pocos cul­ti­vos mun­dia­les que pare­cían estar bene­fi­cián­do­se del calen­ta­mien­to glo­bal, ya que este había con­tri­bui­do a mejo­rar las cose­chas. Por des­gra­cia, lo que ini­cial­men­te había sido cata­lo­ga­do de ben­di­ción se trans­for­ma aho­ra en una ame­na­za, ya que no solo los bana­nos pros­pe­ran con el calor y la hume­dad, tam­bién lo hace el Pseu­do­cer­cos­po­ra fijien­sis.

Y es que los efec­tos de la siga­to­ka negra comen­za­ron a per­ci­bir­se en Lati­noa­mé­ri­ca en 1972 (con­cre­ta­men­te en Hon­du­ras). Lamen­ta­ble­men­te, esta pla­ga fún­gi­ca no solo afec­ta a la varie­dad Caven­dish que tan­to apre­cia­mos en occi­den­te, sino a muchas otras con­su­mi­das local­men­te. En 1998, la enfer­me­dad había alcan­za­do a Bra­sil y un par de años más tar­de se detec­ta­ba ya en las islas cari­be­ñas de Mar­ti­ni­ca, San Vicen­te y Gra­na­di­nas. A medi­da que las tem­pe­ra­tu­ras medias se ele­va­ban, la enfer­me­dad se expan­día hacia el nor­te y en la actua­li­dad ha alcan­za­do al esta­do de Florida.

Por si no fue­ra sufi­cien­te, en Lati­noa­mé­ri­ca se las han teni­do que ver con la lle­ga­da de otro hon­go mor­tí­fe­ro ínti­ma­men­te rela­cio­na­do con el que aca­bó con la varie­dad Gros Michel en la déca­da de los 50 del siglo pasa­do. Este hon­go, de nue­vo el Fusa­rium oxus­po­rum f. sp. Cuben­se, ha apa­re­ci­do con una inusi­ta­da fuer­za a tra­vés de la lla­ma­da “raza 4 tro­pi­cal” (o R4T). Debi­do a sus carac­te­rís­ti­cas, el Fusa­rium Raza 4 ame­na­za espe­cial­men­te a dos zonas esen­cia­les para el cul­ti­vo del plá­tano, la antes cita­da Lati­noa­mé­ri­ca y tam­bién India, que es el mayor pro­duc­tor mun­dial de esta fruta.

Seudotallo de un banano afectado por el hongo Fusarium raza 4 tropical. (Imagen tomada de la web de la FAO).
Seu­do­ta­llo de un banano afec­ta­do por el hon­go Fusa­rium raza 4 tro­pi­cal. (Ima­gen toma­da de la web de la FAO).

Las auto­ri­da­des fito­sa­ni­ta­rias de Cana­rias temen enor­me­men­te que esta varie­dad alcan­ce a las islas afor­tu­na­das, razón por la que se vigi­la espe­cial­men­te la intro­duc­ción a la isla de cual­quier tipo de mate­rial vege­tal, ya que el fusa­rium se extien­de por el sue­lo. De momen­to no se ha detec­ta­do allí, y pese a que la dis­tan­cia físi­ca con res­pec­to a otras zonas pro­duc­to­ras pare­ce pro­te­ger a los bana­nos cana­rios, cual­quier pre­cau­ción es poca.

Exis­ten múl­ti­ples razo­nes preo­cu­pan­tes que debe­rían con­ven­cer­nos de que hay que luchar con­tra el calen­ta­mien­to glo­bal, pero si te gus­tan los plá­ta­nos aho­ra tie­nes una más. Si el calor sigue en aumen­to, lle­ga­rá un momen­to en que los bana­nos deja­rán de pros­pe­rar en la mayo­ría de las zonas en las que hoy se cultiva.

Y sería una pena por­que habla­mos de la fru­ta más popu­lar en el mun­do, lo que expli­ca que la huma­ni­dad devo­re cada año unos 100.000 millo­nes de plátanos.

Me ente­ré leyen­do: ZME Scien­ce.

Ima­gen: Plá­ta­nos recién arran­ca­dos del banano. Foto toma­da en Den­pa­sar, Indonesia

Fuen­te: https://​es​.noti​cias​.yahoo​.com/​p​l​a​t​a​n​o​-​b​a​n​a​n​a​-​s​i​g​a​t​o​k​a​-​n​e​g​r​a​-​e​n​f​e​r​m​e​d​a​d​-​p​a​n​a​m​a​-​r​a​z​a​-​4​-​t​r​o​p​i​c​a​l​-​1​8​1​9​3​5​5​5​5​.​h​tml, Rebe­lión.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *