Vene­zue­la. La opo­si­ción da mar­cha atrás y quie­re diá­lo­go en un país despolarizado

Por Mar­cos Sal­ga­do. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 18 de mayo de 2021.

En Vene­zue­la se vuel­ve a hablar de diá­lo­go polí­ti­co, lo cual no es nue­vo por par­te del gobierno de Nico­lás Madu­ro, pero sí por el lado de la opo­si­ción que dice enca­be­zar el exdipu­tado Juan Guai­dó, quien algu­na vez, en el aho­ra muy lejano 2019, se auto­ju­ra­men­tó pre­si­den­te encar­ga­do de Vene­zue­la, pero aho­ra ofi­cia­li­zó un cam­bio de estra­te­gia y salió hablan­do de la nece­si­dad de dia­lo­gar con el “régi­men de Maduro”. 

Hace ape­nas cua­tro meses, el mis­mo Guai­dó recha­za­ba cual­quier diá­lo­go, y decía que eso era una estra­te­gia de Madu­ro para “ganar tiem­po”. Pero varias cosas pasa­ron en tan poco tiem­po, y esta juga­da de acep­tar el diá­lo­go por par­te de Guai­dó y los sec­to­res de opo­si­ción que has­ta aho­ra lo res­pal­dan pare­ce venir a dejar cla­ro el cam­bio de estra­te­gia de la admi­nis­tra­ción Biden res­pec­to a Vene­zue­la, ade­más de algu­nas otras seña­les a lo interno y en la región. 

Una, que no se pue­de igno­rar, es el mal momen­to de un alia­do cen­tral, Ivan Duque, el pre­si­den­te de Colom­bia, cer­ca­do por movi­li­za­cio­nes popu­la­res, otra, las seña­les de cier­ta con­ci­lia­ción que el gobierno de Nico­lás Madu­ro ha envia­do a sec­to­res empre­sa­ria­les vene­zo­la­nos, y otra cues­tión cen­tral: la con­for­ma­ción de un nue­vo Con­se­jo Nacio­nal Elec­to­ral, esta vez siguien­do el reco­rri­do cons­ti­tu­cio­nal, a tra­vés de la Asam­blea Nacio­nal, y que suma más repre­sen­ta­ción de la opo­si­ción, con dos rec­to­res prin­ci­pa­les de cin­co, y no solo uno, como se venía regis­tran­do en com­po­si­cio­nes anteriores. 

Ade­más estos nue­vos rec­to­res opo­si­to­res repre­sen­tan a más sec­to­res de la opo­si­ción, que no pare­cen dis­pues­tos a vol­ver a que­dar­se afue­ra de un pro­ce­so elec­to­ral, como lo hicie­ron el año pasa­do en las legislativas.

Es que este año se rea­li­za­rán el mis­mo día, el 21 de noviem­bre, comi­cios para gober­na­do­res, alcal­des y con­ce­jos muni­ci­pa­les, una elec­ción muy atrac­ti­va para sec­to­res de la opo­si­ción con cier­ta exten­sión terri­to­rial, que pue­den aspi­rar inclu­so a recu­pe­rar gober­na­cio­nes y alcal­días estra­té­gi­cas, hoy en manos del gobierno por la cada vez más cues­tio­na­da ausen­cia en las urnas de la oposición. 

Ade­más Guai­dó le suma a esta posi­bi­li­dad de diá­lo­go un ele­men­to impor­tan­te: la posi­bi­li­dad de un levan­ta­mien­to gra­dual de las san­cio­nes de Esta­dos Uni­dos. Tenien­do en cuen­ta que el sec­tor de la opo­si­ción que tie­ne línea direc­ta (¿o habrá que decir reci­be órde­nes direc­tas?) en Washing­ton, es el sec­tor que enca­be­za Guai­dó, y ésta pare­ce ser la car­ta del ex dipu­tado para que­dar afue­ra de una ten­den­cia que ya se venía ges­tan­do en la oposición. 

Y el gobierno, que sabe que esto es así, res­pon­dió con varios men­sa­jes y con varios voce­ros, todos ponién­do­le freno a Guai­dó. El pre­si­den­te Madu­ro dijo que Guai­dó “anda deses­pe­ra­do por dia­lo­gar” y le dijo que pue­de unir­se a las mesas que ya exis­ten, pero que “no se crea que es un líder” y le recla­mó como con­di­ción que “renun­cie al camino del inter­ven­cio­nis­mo y el golpismo”. 

James Story, quien fun­ge como emba­ja­dor de Esta­dos Uni­dos en Vene­zue­la (pero des­de Bogo­tá), expre­só que Washing­ton esta­ría dis­pues­to a levan­tar las san­cio­nes, con la con­di­ción de que se ins­ta­le una mesa de nego­cia­ción. Con­di­cio­nan­te para ali­viar las medi­das de blo­queo, sería que se fijen las fechas para elec­cio­nes pre­si­den­cia­les y parlamentarias.

El cro­no­gra­ma elec­to­ral vene­zo­lano tie­ne pau­ta­das las vota­cio­nes pre­si­den­cia­les para 2024 y las de la Asam­blea Nacio­nal para 2025. Esta­mos hablan­do de la nece­si­dad de tener elec­cio­nes pre­si­den­cia­les y par­la­men­ta­rias, no solo las elec­cio­nes regio­na­les, para que poda­mos pen­sar en cam­bios de nues­tra polí­ti­ca”, dijo. 

Está cla­ro que las decla­ra­cio­nes de lado y lado son inten­tos por ir mar­can­do el terreno en algún tipo de acer­ca­mien­to que se vie­ne, y que pues­to en pers­pec­ti­va, pare­ce ser más una derro­ta para la opo­si­ción gol­pis­ta que para el gobierno, que gana tiem­po y ve como va des­in­flán­do­se poco a poco la pre­sión inter­na­cio­nal: Euro­pa salu­da los acer­ca­mien­tos y Esta­dos Uni­dos se man­tie­ne más o menos en silencio. 

Pero de cual­quier mane­ra, no hay que dejar de lado un tema cen­tral: la socie­dad vene­zo­la­na se vie­ne des­po­la­ri­zan­do a pasos ace­le­ra­dos, y los que no se sien­ten repre­sen­ta­dos ni por el gobierno ni por la opo­si­ción son mayoría.

El Moni­tor País de la encues­ta­do­ra Hin­ter­la­ces, midió en abril pasa­do que el 26% afir­ma sim­pa­ti­zar con el ofi­cia­lis­ta Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­do de Vene­zue­la (PSUV) y el 13% men­cio­nó algún par­ti­do liga­do a la opo­si­ción, una dife­ren­cia impor­tan­te para el ofi­cia­lis­mo, pero el 52% mani­fes­tó que no se iden­ti­fi­ca con nin­gu­na agru­pa­ción partidista. 

* Mar­cos Sal­ga­do es perio­dis­ta argen­tino del equi­po fun­da­cio­nal de Tele­sur. Corres­pon­sal de His­panTv en Vene­zue­la. Ana­lis­ta aso­cia­do al Cen­tro Lati­no­ame­ri­cano de Aná­li­sis Estra­té­gi­co (CLAE, estra​te​gia​.la)

Fuen­te: estra​te​gia​.la

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *