Cuba. Men­sa­jes de Gaza a La Habana

Por Yai­mi Rave­lo, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano Corres­pon­sa­lía Cuba, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de mayo de 2021.

Días antes del últi­mo holo­caus­to sufri­do por Pales­ti­na el Dr. Fayez Abed al Shra­fi fue al encuen­tro de un ami­go de la fami­lia. Ismail Mou­sa Salem reci­bió al Doc­tor gra­dua­do en Cuba como se reci­be a un hijo. Este hom­bre a sus 83 años cono­ce bien de gue­rras, amor, soli­da­ri­dad y amis­tad. Mou­sa Salem admi­ra pro­fun­da­men­te a Cuba, sus ojos han vis­to muchos hijos de Pales­ti­na par­tir hacia La Haba­na lle­nos de temo­res y dudas; pero tam­bién los ve regre­sar for­ma­dos, bue­nos pro­fe­sio­na­les, lis­tos para ser­vir­les a las fami­lias de la tie­rra de la sagra­da escritura.

Cuan­do el joven médi­co estu­dió en la Uni­ver­si­dad de Cien­cias Médi­cas en San­ta Cla­ra ‑en esa peque­ña isla que aho­ra extra­ña y le debe tanto‑, fue aco­gi­do por Bas­sel Ismail Salem, hijo del anciano que visi­ta en oca­sio­nes des­pués de salir de los tur­nos de guar­dia de uno de los hos­pi­ta­les en la Fran­ja de Gaza. 

Ismail Mou­sa Salem jun­to al Dr. Fayez en el patio de su casa en Pales­ti­na. Foto: Cor­te­sía de Bassel.

En ese últi­mo encuen­tro antes que llo­vie­ran bom­bas, Ismail fue a su jar­dín jun­to al joven Fayez, le mos­tró lleno de orgu­llo los colo­res que el limo­nar le ofre­cie­ron a su patio; se toma­ron una foto y la envia­ron por WhatsApp has­ta el Cari­be. Cuan­do Bas­sel vio esa ima­gen ‑a su padre anciano abra­za­do con ter­nu­ra, rodea­do de amor y de agradecimiento‑, en ese jus­to ins­tan­te reco­gía la más pre­cia­da de las cose­chas: la Solidaridad.

Por esos días en que las fami­lias Fayez y Salem toma­ban un té y estre­cha­ban sus lazos, el pue­blo pales­tino ‑y ellos entre tan­tos- pro­tes­ta­ban en las calles para exi­gir el res­pe­to hacia la sobe­ra­nía de la tie­rra Pales­ti­na, recla­ma­ban el cese a la vio­la­ción de los dere­chos huma­nos y el res­pe­to a su sagra­da Al Quds, Jeru­sa­lén. Todos los días se mul­ti­pli­ca­ban las agre­sio­nes y las víc­ti­mas, un muer­to, un niño dete­ni­do, un ado­les­cen­te heri­do, muje­res llo­ran­do, una fami­lia destruida.

Sin embar­go en Occi­den­te, no era noti­cia el blo­queo inhu­mano a Gaza en medio de una pan­de­mia, las muer­tes dia­rias en Cis­jor­da­nia, las deten­cio­nes arbi­tra­rias y las humi­lla­cio­nes for­ma­ban par­te de la coti­dia­ni­dad noti­cio­sa. Para los pales­ti­nos el horror que sufre hoy su pue­blo era una bom­ba de tiem­po, se veía venir y así lo advir­tió la Resis­ten­cia Pales­ti­na. Como se ve venir cuan­do una fie­ra se pre­pa­ra para ata­car la pre­sa y no pue­des defi­nir el momen­to exac­to. Pero ahí están las inten­cio­nes, lo per­ci­bes en su mira­da feli­na, en sus col­mi­llos afue­ra y el impul­so para saltar.

Este 2021 se cum­plen 73 años del ini­cio de la polí­ti­ca israe­lí de ocu­pa­ción geno­ci­da a Pales­ti­na. Aún así el pue­blo resis­te, Pales­ti­na es de los pales­ti­nos. Des­de la Fran­ja de Gaza, Fayez Abed al Shra­fi, médi­co pales­tino gra­dua­do en San­ta Cla­ra, Cuba, narra el acon­te­cer de su país ocu­pa­do por el sio­nis­mo israelí.https://www.youtube.com/embed/Rxp4tR8hM7k?enablejsapi=1&autoplay=0&cc_load_policy=0&cc_lang_pref=&iv_load_policy=1&loop=0&modestbranding=0&rel=1&fs=1&playsinline=0&autohide=2&theme=dark&color=red&controls=1&

Men­sa­jes hacia La Habana

La capi­tal cuba­na tie­ne una situa­ción epi­de­mio­ló­gi­ca com­pli­ca­da. Cuba vive un momen­to com­ple­jo. Las heri­das del Blo­queo impues­to por los Esta­dos Uni­dos son cada vez más pro­fun­das. Los impe­rios no des­can­san cuan­do tie­nen obse­sión por adue­ñar­se de un país. 

Pero Bas­sel Salem lle­va 34 años en La Haba­na y sabe lo que es Blo­queo, perio­do espe­cial y resis­ten­cia; por ambas patrias. Como buen pales­tino-cubano tra­ba­ja sin des­can­so, es miem­bro del Fren­te Popu­lar para la Libe­ra­ción de Pales­ti­na ‑FPLP‑, corres­pon­sal de la Revis­ta Pales­ti­na Alha­daf y del por­tal web hadaf­news, tra­duc­tor al ára­be de Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, ade­más de uno de los fun­da­do­res del Comi­té Inter­na­cio­nal Paz, Jus­ti­cia y Dig­ni­dad a los Pue­blos, acti­vis­ta indis­pen­sa­ble de la soli­da­ri­dad con Cuba.

Lle­gó la noti­cia que un ser humano lejos de su tie­rra jamás desea leer; inva­sión, bom­bas, ocu­pa­ción, muer­tes, des­truc­ción, geno­ci­dio; son las pala­bras que lee aho­ra Bas­sel en los titu­la­res de los medios más popu­la­res, esos mis­mos don­de Pales­ti­na ya no era país.

Deses­pe­ra­dos allá y muy preo­cu­pa­dos aquí, las fami­lias inten­tan man­te­ner­se comu­ni­ca­das a tra­vés de Bas­sel y el Dr. Fayez:

Lunes 11 de mayo:

-Dr. Fayez: Es casi impo­si­ble gra­bar y comu­ni­car­nos des­de el hos­pi­tal, de tan­to tra­ba­jo para sal­var vidas. Pero, des­pués de salir del hos­pi­tal, si pue­do des­de mi casa. La situa­ción es gra­ve y se pre­pa­ra para la peor lar­ga gue­rra, pero hay volun­tad de com­ba­te y resis­ten­cia muy alta en defen­sa de los dere­chos nacio­na­les de nues­tro pue­blo y sus luga­res sagrados.

-Bas­sel Salem: Esta­mos vivien­do una nue­va gue­rra sio­nis­ta geno­ci­da con­tra el pue­blo pales­tino. Ter­mi­né de hablar con mi padre, ellos des­de Pales­ti­na dicen: Pales­ti­na es uni­da, es una sola en Jeru­sa­lén, Gaza, Cis­jor­da­nia y en los terri­to­rios pales­ti­nos ocu­pa­dos des­de 1948, fren­te a la gue­rra y agre­sión israelí.

Bas­sel con­fie­sa que ape­nas des­can­sa, su cora­zón esta en Pales­ti­na. Todos los días des­pier­ta bien tem­prano para inten­tar hablar con su padre, son 7 horas de dife­ren­cia. En las actua­les tar­des pales­ti­nas su gen­te pue­de estar corrien­do para pro­te­ger­se de las bom­bas en refu­gios case­ros, o bus­can­do sobre­vi­vien­tes entre los escom­bros, o tal vez en la bús­que­da de pro­vi­sio­nes para una gue­rra que pudie­ra ser larga.

El temor de per­der a su padre cre­ce en el alma de Bas­sel. El 14 de mayo cuan­do el pre­si­den­te cubano Díaz-Canel mani­fes­tó su soli­da­ri­dad hacia el pue­blo pales­tino y el can­ci­ller Bruno Rodrí­guez denun­ció los crí­me­nes del Esta­do sio­nis­ta de Israel, Bas­sel reci­bió el mas alen­ta­dor de los men­sa­jes, el de su padre:

Vier­nes 14 de mayo:

-Isaim Mou­sa Salem:

«Un salu­do inmen­so y gran agra­de­ci­mien­to a Cuba, al pre­si­den­te, al gobierno y al pue­blo por su cora­je y sin­ce­ri­dad al apo­yar a nues­tro pue­blo pales­tino y sus jus­tas cau­sas, y por su enér­gi­ca y audaz con­de­na de los crí­me­nes del enemi­go sio­nis­ta, así como como en con­de­nar a los Esta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca por su apo­yo y pro­tec­ción al esta­do cana­lla (Israel).
Nues­tro pue­blo pales­tino valo­ra mucho las pos­tu­ras del amis­to­so pue­blo cubano, así como las cau­sas jus­tas de los pue­blos que luchan por la libe­ra­ción y la independencia.

Viva el heroi­co pue­blo cubano!

Domin­go 16 de mayo (18:51 hora de Cuba):

-Dr.Fayez: En este minuto.

El Dr.Fayez le mues­tra a Bas­sel imá­ge­nes en tiem­po real de Gaza en lla­mas.

Para Bas­sel es duro reci­bir imá­ge­nes como ésta, ase­gu­ra que cuan­do habló con su baba ‑padre en ára­be- su voz era cal­ma­da y fir­me; ni en un segun­do de la con­ver­sa­ción sin­tió temor en la voz de Ismail Mou­sa Salem, están deci­di­dos a resis­tir, a cui­dar­se unos a otros y no dejar morir a Palestina. 

Pero Salem hijo medi­ta en esa foto con el ros­tro feliz de su padre, en los colo­res del jar­dín, en la ter­nu­ra del joven médi­co que salió de Cuba para sal­var aho­ra tan­tas vidas en los hos­pi­ta­les de Gaza. Bas­sel reza por ellos y tie­ne fe en que pue­dan ven­cer, tra­ba­ja sin des­can­so para tra­du­cir al espa­ñol noti­cias que vie­nen del medio Orien­te, hay ade­más una gue­rra mediá­ti­ca que enfren­tar, son unos cuan­tos cam­pos de batalla.

En la Haba­na la fami­lia Salem lucha con­tra la pan­de­mia, la hija menor de Bas­sel fue posi­ti­va a la Covid-19, su alma esta en dos fren­tes de gue­rra. Para un pales­tino en Cuba, son tiem­pos de cui­dar la salud, agra­de­cer a los ami­gos, amar, exi­gir jus­ti­cia, resis­tir, luchar y ven­cer. Des­de Gaza lle­gan a La Haba­na men­sa­jes de gra­ti­tud y amor. Pala­bras que tras­cien­den blo­queos y bombas.

Foto de por­ta­da: Sitio Web /​ONU Oficial.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *