Amé­ri­ca: derri­bo de esta­tuas; acto sim­bó­li­co de un pro­ce­so de descolonización

Una estatua de Cristóbal Colón en Miami - Sputnik Mundo, 1920, 11.05.2021

Los pro­ce­sos de des­co­lo­ni­za­ción tie­nen un desa­rro­llo que comien­za con la toma de con­cien­cia de la situa­ción colo­nial y de las con­se­cuen­cias de esta colo­ni­za­ción por el pue­blo. A esta toma de con­cien­cia con­ti­núa la lucha por la sim­bo­lo­gía y por los espa­cios públi­cos. En esta situa­ción de lucha por los espa­cios públi­cos, están muchos pue­blos de nues­tra Amé­ri­ca, en los que las cla­ses popu­la­res han deci­di­do luchar con­tra la sim­bo­lo­gía colo­nial y con­tra la his­to­ria impues­ta des­de la metró­po­li, des­po­ján­do­la de mitos y del rela­to al ser­vi­cio del colono y de la oli­gar­quía, para desa­rro­llar una his­to­ria y un rela­to acor­de a la ver­dad de los hechos y de las fuen­tes históricas. 

Monu­men­tos en honor de los Reyes Cató­li­cos, de los con­quis­ta­do­res, de escla­vis­tas y repre­so­res que se cons­ti­tu­ye­ron en la bur­gue­sía bene­fi­cia­da por la situa­ción colo­nial, han sido derri­ba­dos en toda nues­tra Amé­ri­ca, en un cla­ro indi­cio de la deci­sión popu­lar de recu­pe­rar la sobe­ra­nía per­di­da con la con­quis­ta de Amé­ri­ca por las poten­cias occi­den­ta­les y por la acción de las éli­tes loca­les des­pués de con­se­guir la inde­pen­den­cia “for­mal”.

En Anda­lu­cía, aún no se ha lle­ga­do a esa fase de la lucha de des­co­lo­ni­za­ción. La toma de con­cien­cia del pue­blo anda­luz está sien­do un pro­ce­so len­to, aun­que impa­ra­ble. El siguien­te paso será el derri­bo de todos los sím­bo­los colo­nia­les que el Esta­do espa­ñol tie­ne en Anda­lu­cía y que dan la medi­da de la situa­ción colo­nial y del gra­do de asi­mi­la­ción del pue­blo anda­luz. Cuan­do las anda­lu­zas comien­cen a derri­bar los monu­men­tos a los Reyes Cató­li­cos, a los gene­ra­les espa­ño­les pro­ta­go­nis­tas de las repre­sio­nes, a los polí­ti­cos que han ser­vi­do al pro­ce­so de espa­ño­li­za­ción de Anda­lu­cía y al saqueo eco­nó­mi­co… la via hacia la sobe­ra­nía y la inde­pen­den­cia será inevitable.

La des­co­lo­ni­za­ción de las Amé­ri­cas en 12 esta­tuas al piso que rees­cri­ben la historia

Des­de que las pro­tes­tas socia­les toma­ron las calles de las Amé­ri­cas, cien­tos de monu­men­tos y esta­tuas yacen en los pisos y ríos de dece­nas de ciu­da­des. Con­quis­ta­do­res euro­peos y escla­vis­tas han sido derri­ba­dos por los mani­fes­tan­tes, en pos de resig­ni­fi­car los espa­cios públi­cos y rees­cri­bir la His­to­ria oficial.América Lati­na ha sido esce­na­rio de cien­tos de pro­tes­tas en pos de mejo­res con­di­cio­nes de vida que ni la pan­de­mia de COVID-19 ha podi­do fre­nar. En ese con­tex­to, y espe­cial­men­te a par­tir de 2019, los mani­fes­tan­tes exi­gen que en los espa­cios públi­cos no se glo­ri­fi­que a dés­po­tas, hom­bres cuyo lega­do se cons­tru­yó sobre el racis­mo, escla­vi­tud, con­quis­ta, geno­ci­dios y violencia.

¿Qué pasa en Colombia?

En Colom­bia, que des­de fina­les de abril de 2021 es esce­na­rio de nue­vas pro­tes­tas, se han tira­do aba­jo esta­tuas de con­quis­ta­do­res y escla­vis­tas extran­je­ros y loca­les. En 10 días (entre el 28 de abril y el 7 de mayo) se con­ta­ron al menos 8 esta­tuas en el piso.Duran­te el alba del 28 de abril en Cali, los indí­ge­nas Misak derri­ba­ron la esta­tua de Sebas­tián de Belal­cá­zar, con­si­de­ra­do el fun­da­dor de la ciu­dad, y por los indí­ge­nas como genocida.Nacido en la Coro­na de Cas­ti­lla en 1480, fue decla­ra­do gober­na­dor pro­pie­ta­rio vita­li­cio de Popa­yán en 1540, una de las ciu­da­des que fun­dó, enti­dad admi­nis­tra­ti­va y terri­to­rial de la Nue­va Gra­na­da. Murió en Euro­pa en 1542.Amé­ri­ca Lati­naDe la glo­ria al piso en Colom­bia: 8 esta­tuas tum­ba­das duran­te las pro­tes­tas | VídeosayerEn sep­tiem­bre de 2020, tam­bién en el mar­co de una pro­tes­ta nacio­nal con­tra el Gobierno de Iván Duque, los indí­ge­nas ya habían tira­do al sue­lo la esta­tua del con­quis­ta­dor espa­ñol en Popayán.Uno de los vídeos que más ha cir­cu­la­do en las redes socia­les es el regis­tro del momen­to en que los Misak tira­ron la esta­tua de Gon­za­lo Jimé­nez de Que­sa­da.Tam­bién al fin de la madru­ga­da, el 7 de mayo los indí­ge­nas Misak la tum­ba­ron con cuer­das de de la pla­zo­le­ta del Rosa­rio en el cen­tro de Bogo­tá (cen­tro-nor­te).¡Con­se­guir este teso­ro es impo­si­ble! Demues­tra que nos equi­vo­ca­mosHero WarsInver­tir en Bit­coin: aspec­tos a con­si­de­rar antes de com­prar Bit­coineTo­ro Blog PostEstos son los des­cuen­tos de Mie­le en fri­go­rí­fi­cosMie­leHaz clic aquí para cono­cer a muje­res sol­te­ras en la región de VícarMee­ticEsta sus­tan­cia que­ma la gra­sa abdo­mi­nal. Se la toma por la maña­na y se pue­de per­der 24 kgSlim­berry Suple­men­to por Taboo­la Enla­ces Patro­ci­na­dos Jimé­nez de Que­sa­da es con­si­de­ra­do por el Esta­do colom­biano como el fun­da­dor de la ciu­dad, y por el Movi­mien­to Alter­na­ti­vo Indí­ge­na y Social MAIS, como un geno­ci­da. Fue un espa­ñol naci­do en 1509, que tres déca­das des­pués con­quis­tó el terri­to­rio al que lla­mó Nue­vo Rei­no de Gra­na­da, en la actual Colom­bia, y fun­dó, entre otras, la ciu­dad de Bogo­tá. Murió allí en 1579.Amé­ri­ca Lati­naMue­re un mani­fes­tan­te que fue balea­do en el mar­co de las pro­tes­tas en Colom­biahace 18 horasPara los indí­ge­nas, Jimé­nez de Que­sa­da repre­sen­ta “muer­te, repre­sión y saqueos”, y “geno­ci­dio y vio­la­cio­nes de indí­ge­nas”, según dije­ron a la pren­sa local el gober­na­dor del Cabil­do Misak en Bogo­tá, Miguel Mora­les, y la líder del pue­blo Cam­sá (o Kamën­tsá), San­dra Chin­doy. El gober­na­dor agre­gó que su figu­ra les recuer­da la “humi­lla­ción” sufri­da por las muje­res indí­ge­nas, y “la guerra”.

Por una des­co­lo­ni­za­ción de Amé­ri­ca Latina

En Chi­le, don­de en octu­bre de 2019 comen­zó una revuel­ta social sin pre­ce­den­tes en la his­to­ria recien­te del país, fue­ron varios los espa­cios públi­cos rebau­ti­za­dos o inter­ve­ni­dos.Qui­zá uno de los monu­men­tos más inter­ve­ni­dos en el país —y en Amé­ri­ca Lati­na— haya sido el del gene­ral del Ejér­ci­to, Manuel Baque­dano (1823−1897), con­si­de­ra­do por algu­nos héroe de la Gue­rra del Pací­fi­co (1879−1884) con­tra Boli­via y Perú, y por otros geno­ci­da del pue­blo mapu­che.En Órbi­taChi­le: elec­ción de cons­ti­tu­yen­tes, “una res­pues­ta ins­ti­tu­cio­nal al esta­lli­do social”ayerEl famo­so monu­men­to en el que se lo ve a caba­llo está en San­tia­go de Chi­le, en la pla­za que lle­va­ba su nom­bre pero los pro­tes­tan­tes deci­die­ron rebau­ti­zar como Pla­za Dig­ni­dad, el cen­tro de las pro­tes­tas. Fue eri­gi­do en 1928 duran­te la dic­ta­du­ra de Car­los Iba­ñez (1972−1931) para glo­ri­fi­car el papel del Ejér­ci­to en la socie­dad, una épo­ca en que los chi­le­nos deman­da­ban jus­ti­cia social.Durante meses, des­pués de cada vier­nes de mani­fes­ta­cio­nes, el Gobierno de Sebas­tián Piñe­ra orde­na­ba repin­tar la escul­tu­ra, has­ta que el vier­nes 12 de mar­zo, tomó la deci­sión de reti­rar el monu­men­to de mane­ra tem­po­ral, para res­tau­rar­lo. Piñe­ra hizo levan­tar un muro de ace­ro de tres metros de altu­ra alre­de­dor del pedes­tal, y dis­pu­so de un con­tin­gen­te de poli­cías mili­ta­ri­za­dos y carros blin­da­dos de mane­ra per­ma­nen­te para cui­dar a la base sin esta­tua.Inter­na­cio­nalMani­fes­tan­tes tra­tan de derri­bar monu­men­to a Isa­bel la Cató­li­ca en Ecua­dor13 de octu­bre 2020, 02:51 GMTEntre diciem­bre 2019 y febre­ro de 2020, el Con­se­jo de Monu­men­tos Nacio­na­les de Chi­le ela­bo­ró un catas­tro de los monu­men­tos inter­ve­ni­dos, y halló que:De los 1.617 monu­men­tos nacio­na­les del país —luga­res, rui­nas, cons­truc­cio­nes — , al menos 940 habían sido alte­ra­dos con des­de rayas, has­ta que­bra­zón de vidrios y ama­gos de incen​dio​.De los 643 monu­men­tos públi­cos, como escul­tu­ras, bus­tos, mono­li­tos, ins­crip­cio­nes y pla­cas, 413 habían sido inter­ve­ni­dos. Se encon­tra­ron des­de rayas, has­ta incen­dios y/​o derri­ba­mien­to de esta­tua­ria, entre otros.En otras par­tes de la región, las esta­tuas de Cris­tó­bal Colón (1451−1506) han sido de las más derri­ba­das. El lega­do del ita­liano que se dice “des­cu­bri­dor” de Amé­ri­ca, está rela­cio­na­do más con el some­ti­mien­to de los pue­blos indí­ge­nas ame­ri­ca­nos y los pos­te­rio­res geno­ci­dios, que con el “heroís­mo” en la haza­ña que se le atri­bu­yó tras lle­gar al continente.En 2020 se regis­tra­ron derri­ba­mien­tos de esta­tuas de Colón en Chi­le, Argen­ti­na, Méxi­co, Vene­zue­la y Bolivia.En Méxi­co una dipu­tada pidió reti­rar las esta­tuas de Colón y del con­quis­ta­dor Her­nán Cor­tés, y cam­biar los nom­bres de las calles que lle­van sus nombres.”Colón come­tió atro­ci­da­des como la muti­la­ción a los indí­ge­nas que no pen­sa­ban igual que él. Tam­bién orde­na­ba ase­si­na­tos bru­ta­les de los nati­vos que se atre­vían a reve­lar­se con­tra sus abu­sos, a quie­nes inclu­so orde­na­ba des­mem­brar y exhi­bir­los ante el pue­blo para man­te­ner­lo ame­dren­ta­do”, dijo en ese enton­ces la dipu­tada Tere­sa Ramos, del Par­ti­do Ver­de.Inter­na­cio­nalAmé­ri­ca Lati­na recuer­da la lle­ga­da de Colón con pro­tes­tas socia­les y actos cul­tu­ra­les12 de octu­bre 2020, 20:06 GMTLa ini­cia­ti­va del Par­ti­do Ver­de no pros­pe­ró, y toda­vía se pue­den ver las calles y escul­tu­ras de los con­quis­ta­do­res en el país.Desde 1921 el “des­cu­bri­dor” de Amé­ri­ca tuvo un lugar pri­vi­le­gia­do en Bue­nos Aires, Argen­ti­na: su figu­ra se erguía detrás de la Casa Rosa­da, en la pla­za que lle­va su nombre.Pero en 2013, el Gobierno de Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirch­ner (2007−2015) deci­dió reti­rar­lo de ese sitio, y sus­ti­tuir­lo por la escul­tu­ra de bron­ce de la inde­pen­den­tis­ta Jua­na de Azur­duy (1780−1862), un monu­men­to que obse­quió a Argen­ti­na el enton­ces pre­si­den­te boli­viano Evo Mora­les (2006 – 2019).El Gobierno de Mau­ri­cio Macri (2015−2019) movió la esta­tua de la lucha­do­ra a la pla­za del Correo, a unos pocos metros. Y reubi­có la de Colón en 2017 fren­te al Río de la Pla­ta, cer­ca de uno de los aero­puer­tos de la ciu­dad.¿Quién fue Jua­na Azur­duy, la liber­ta­do­ra a la que Evo Mora­les y Cris­ti­na Fer­nán­dez home­na­jea­ron?1 de sep­tiem­bre 2020, 23:10 GMTTam­bién en Bue­nos Aires, dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes han pedi­do remo­ver el monu­men­to de Julio A. Roca (1843−1914), que se yer­gue des­de 1935. El mili­tar fue el per­pe­tra­dor de la Con­quis­ta del Desier­to, una cam­pa­ña expan­sio­nis­ta rea­li­za­da en la Pam­pa y la Pata­go­nia entre 1878 y 1885 en la que se arre­ba­ta­ron tie­rras a los pue­blos indígenas.

En Esta­dos Uni­dos, adiós a Colón

Dece­nas de esta­tuas de escla­vis­tas se tira­ron al piso duran­te las pro­tes­tas anti­rra­cis­tas que comen­za­ron en Esta­dos Uni­dos en mayo de 2020, y que se mul­ti­pli­ca­ron en el mun­do a lo lar­go del año. Entre ellas, la de Colón.Su figu­ra fue derri­ba­da en Saint Paul, Min­ne­so­ta, y en Rich­mond, Vir­gi­nia, y otra escul­tu­ra suya fue deca­pi­ta­da en Bos­ton. A decir ver­dad, los ata­ques a escul­tu­ras de Colón fue­ron un ver­da­de­ro fenó­meno en EEUU duran­te las pro­tes­tas. Solo entre el 11 y el 18 de junio fue­ron ata­ca­das otras 12 escul­tu­ras del nave­gan­te.La pan­de­mia, pro­tes­tas de Black Lives Mat­ter y la muer­te de Mara­do­na: estos even­tos mar­ca­ron el 202031 de diciem­bre 2020, 16:29 GMTE­sa no fue la pri­me­ra vez que en Esta­dos Uni­dos se desa­fió el rela­to cons­trui­do en torno a la figu­ra de Colón. En 2018 la esta­tua de Colón fue reti­ra­da del cen­tro de Los Ánge­les, en Cali­for­nia, “como un acto de jus­ti­cia repa­ra­do­ra para los habi­tan­tes ori­gi­na­rios”. Casi ense­gui­da des­pués, la esta­tua de Colón ubi­ca­da en el popu­lar Paseo del Pra­do de La Paz en Boli­via, ama­ne­ció gra­fi­tea­da con una leyen­da: “Colón genocida”.

Fuen­te: https://​mun​do​.sput​nik​news​.com/

Últi­mas entra­das de Simón Cano (ver todo)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *