Colom­bia. El ata­que a la Misión de la ONU en Cali por par­te de la poli­cía que escan­da­li­zó al mundo

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 5 de mayo de 2021.

Repre­sen­tan­tes de La misión huma­ni­ta­ria esta­ban en la Esta­ción de Poli­cía Fray Damián cuan­do reci­bie­ron dis­pa­ros por par­te de los uniformados.

“Váyan­se de aquí, inser­vi­bles bue­nos para nada” le dije­ron varios poli­cías a uno de los gru­pos de la Misión de Veri­fi­ca­ción que, acom­pa­ña­da por las Nacio­nes Uni­das, espe­ra­ba que les deja­ran ingre­sar al salón de dete­ni­dos de la Esta­ción de poli­cías Fray Damián ubi­ca­da en el barrio San Pas­cual, cer­ca de la Loma de la Cruz, en la noche del 3 de mayo del 2021.

Lue­go lle­ga­ron más y más poli­cías que los empe­za­ron a rodear. “¿Por qué no defien­den a la poli­cía?” Les gri­ta­ron varios uni­for­ma­dos mien­tras entre mur­mu­llos sona­ban cla­ros varios insul­tos con­tra los funcionarios.

La misión huma­ni­ta­ria, com­pues­ta por fun­cio­na­rios de la Pro­cu­ra­du­ría, la Defen­so­ría, Alta Comi­sio­na­da de la ONU para los Dere­chos Huma­nos y orga­ni­za­cio­nes socia­les habían lle­ga­do al lugar media hora antes a veri­fi­car la situa­ción de DDHH de los dete­ni­dos, pero solo los deja­ron entrar por turnos.

«Cer­ca de las 8:40 de la noche, la misión de veri­fi­ca­ción lle­gó a la esta­ción de Poli­cía Fray Damián, infor­ma­ron a los agen­tes de poli­cía de su pre­sen­cia y soli­ci­ta­ron rea­li­zar una veri­fi­ca­ción debi­do a que tenían infor­ma­ción de per­so­nas dete­ni­das en el lugar. Los agen­tes de la poli­cía los deja­ron pasar con la con­di­ción de hacer­lo indi­vi­dual­men­te», seña­ló Defen­der la Liber­tad, un colec­ti­vo que agru­pa a varias orga­ni­za­cio­nes civi­les que se encar­ga­ron de hacer un recuen­to de cómo suce­dió el ataque.

Los pri­me­ros en entrar fue­ron los dele­ga­dos de ONU Dere­chos Huma­nos y de la Pro­cu­ra­du­ría, mien­tras que las defen­so­ras de Dere­chos Huma­nos Dar­nelly Rodrí­guez (Red FIC), Ana María Bur­gos (Fun­da­ción CSPP y Cam­pa­ña Defen­der la Liber­tad), James Larrea (CUT), Rubén Darío Gómez (Obser­va­to­rio de reali­da­des socia­les del arqui­dió­ce­sis de Cali) y un ofi­cial de la Defen­so­ría espe­ra­ban su turno para ingre­sar, cuan­do empe­zó el aco­so por par­te de los uniformados.

Inme­dia­ta­men­te, la Misión de Veri­fi­ca­ción pren­dió las alar­mas y, al inten­tar salir del lugar, «un agen­te de la poli­cía agre­dió al defen­sor de Dere­chos Huma­nos James Larrea y a las defen­so­ras de Dere­chos Huma­nos Dar­nelly Rodrí­guez y Ana María Bur­gos. Los agen­tes de poli­cía los rodea­ron y les gri­ta­ron que se fue­ran del lugar, por lo que los defen­so­res ace­le­ra­ron su paso para salir y reci­bie­ron ame­na­zas de que los iban a matar», comen­ta Defen­der la Libertad.

Minu­tos des­pués, «agen­tes de poli­cía dis­pa­ra­ron sus armas de fue­go en con­tra de la misión huma­ni­ta­ria, lue­go lle­gó el Esmad y les lan­zó una atur­di­do­ra. La Misión fue soco­rri­da por habi­tan­tes de la calle que hicie­ron de escu­dos huma­nos y un agen­te de poli­cía que lle­gó al lugar y se inter­pu­so entre la Misión y sus com­pa­ñe­ros, y les ayu­dó a salir corrien­do del lugar y reen­con­trar­se con ofi­cia­les de la OACNUDH y la Pro­cu­ra­du­ría Gene­ral de la Nación».

Una segun­da Comi­sión con­for­ma­da por per­so­nas de la CUT, el CSPP y la Cam­pa­ña Defen­der la Liber­tad tuvie­ron que refu­giar­se en la noche en una casa par­ti­cu­lar en el barrio Junín de Cali, para pro­te­ger su segu­ri­dad «lue­go de que­dar en medio de un ope­ra­ti­vo de la poli­cía en el cual los agen­tes dis­pa­ra­ron sus armas de dota­ción con­tra ellos y el con­jun­to de los manifestantes»

El infor­me del suce­so seña­la que en la noche la poli­cía dis­pa­ró sus armas y agre­dió ver­bal y físi­ca­men­te a Misión de Veri­fi­ca­ción inte­gra­da por la Red de Dere­chos Huma­nos Fran­cis­co Isaías Cifuen­tes, el Comi­té de Soli­da­ri­dad con los Pre­sos Polí­ti­cos, la Cam­pa­ña Defen­der la Liber­tad Asun­to de todas, la Cen­tral Uni­ta­ria de Tra­ba­ja­do­res CUT, el obser­va­to­rio de reali­da­des socia­les de la Arqui­dió­ce­sis de Cali y la Defen­so­ría del Pue­blo, quie­nes se encon­tra­ban en una misión de veri­fi­ca­ción en com­pa­ñía de ofi­cia­les de la Ofi­ci­na de la Alta Comi­sio­na­da de Nacio­nes Uni­das para los Dere­chos Huma­nos (OACNUDH) y la Pro­cu­ra­du­ría Gene­ral de la Nación.

Fuen­te: Las 2 orillas

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *