Colom­bia. Cali, cen­tro de la resis­ten­cia a la represión

Por Sebas­tián Soler, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 4 de mayo de 2021.

Todas las mira­das en Colom­bia se diri­gen a la ciu­dad de Cali con­ver­ti­da en sím­bo­lo de la resis­ten­cia. En el sex­to día de pro­tes­tas con­tra la ya reti­ra­da refor­ma tri­bu­ta­ria exi­gen la renun­cia del pre­si­den­te Iván Duque. En su mayo­ría jóve­nes, se orga­ni­zan para resis­tir y com­ba­tir la bru­tal repre­sión de la Poli­cía y el Ejército.

Cali, capi­tal del depar­ta­men­to del Valle del Cau­ca, se ha con­ver­ti­do en el cen­tro de la esce­na de la rebe­lión en Colom­bia. La des­truc­ción de la esta­tua de Sebas­tián de Belal­cá­zar, un con­quis­ta­dor espa­ñol del siglo XVI, sin­te­ti­za el sig­ni­fi­ca­do de la resis­ten­cia y bron­ca acu­mu­la­da en Cali que tie­ne pro­fun­das raí­ces en las rebe­lio­nes de escla­vos que devi­nie­ron en la inde­pen­den­cia del país en el siglo XIX, el levan­ta­mien­to de los movi­mien­tos estu­dian­ti­les en los 70, que pos­te­rior­men­te die­ron lugar en los 80 y 90 a movi­mien­tos socia­les y estu­dian­ti­les que fue­ron refe­ren­tes cla­ves en las luchas de esas décadas.

Las mani­fes­ta­cio­nes que comen­za­ron el 28 de abril de este 2021 con­tra la Refor­ma Tri­bu­ta­ria, se han rea­li­za­do simul­tá­nea­men­te en dife­ren­tes zonas, prin­ci­pal­men­te en las sali­das de la ciu­dad. A estos pun­tos de encuen­tro lle­gan a dia­rio miles de per­so­nas para expre­sar su recha­zo a la repre­sión bru­tal de la poli­cía (que dejó un núme­ro inde­ter­mi­na­do de muer­tos y des­apa­re­ci­dos des­de el miér­co­les pasa­do) y tam­bién exi­gen la sali­da del pre­si­den­te Iván Duque del Gobierno. Uno de estos pun­tos de encuen­tro es Puer­to Resis­ten­cia, cuyo nom­bre era Puer­to Relle­na pero cam­bia­ron su nom­bre en 2019 lue­go de los levan­ta­mien­tos del 21 de noviembre.

Las barri­ca­das y blo­queos han impues­to en los hechos una pará­li­sis del trans­por­te y la acti­vi­dad eco­nó­mi­ca en Cali, como lo expre­san dis­tin­tos medios. La resis­ten­cia está fir­me. Ni el reti­ro de la refor­ma tri­bu­ta­ria, ni la renun­cia del odia­do minis­tro de Hacien­da, ni la bru­tal repre­sión que se cobró la vida de dece­nas de mani­fes­tan­tes ha fre­na­do la rebe­lión obre­ra y popu­lar que vive Colombia.

«Ya se ha derra­ma­do dema­sia­da san­gre aquí en Cali, en el país, nece­si­ta­mos que se vaya (el pre­si­den­te Iván Duque)», dice a Efe Maritza, nom­bre fic­ti­cio de una mujer que pre­fie­re no reve­lar su ver­da­de­ro nom­bre por temor.

Tras el anun­cio del reti­ro de la refor­ma tri­bu­ta­ria el domin­go, las movi­li­za­cio­nes y blo­queos con­ti­nua­ron en las prin­ci­pa­les ciu­da­des enfren­tan­do la repre­sión con­jun­ta de la Poli­cía y el Ejér­ci­to, sien­do Cali una de las ciu­da­des don­de los mani­fes­tan­tes más resis­tie­ron los emba­tes de las fuer­zas repre­si­vas, en com­ba­tes calle­je­ros día y noche.

Esta resis­ten­cia y la deter­mi­na­ción de asam­bleas loca­les y comi­tés de paro depar­ta­men­ta­les, obli­gó a las cen­tra­les sin­di­ca­les que se nuclean en el Comi­té de Paro Nacio­nal a hacer un lla­ma­do este lunes para man­te­ner las movi­li­za­cio­nes y con­vo­car a una jor­na­da nacio­nal de lucha para el miér­co­les 5.

La orga­ni­za­ción de los jóve­nes en Cali se des­ta­ca fren­te a lo que inten­ta mos­trar la pren­sa inter­na­cio­nal­so­bre el «des­abas­te­ci­mien­to». Jenny, corres­pon­sal de La Izquier­da Dia­rio, comen­tó que «En Cali la uni­ver­si­dad del valle lide­ra mar­chas y reco­lec­ta insu­mos para los mar­chan­tes». Allí están alber­gan­do a mani­fes­tan­tes de dis­tin­tos sec­to­res socia­les, como tra­ba­ja­do­res e indí­ge­nas, esta orga­ni­za­ción supo­ne una ame­na­za para el Gobierno, como agre­ga Jenny, «ayer fue ata­ca­da la Uni­ver­si­dad por esto, pero tam­bién rodó un vídeo en el que logran sacar el Esmad».

Esta bron­ca con la poli­cía, ínti­ma con el nego­cio del nar­co­trá­fi­co y la vio­len­cia estruc­tu­ral del país, pode­mos ver­la con el incen­dio del mar­tes por la noche del tra­di­cio­nal Hotel La Luna, como comen­ta el perió­di­co El Tiem­po, «En varios videos se obser­va cómo las lla­mas con­su­men el pri­mer piso del Hotel La Luna, don­de se hos­pe­da­ban algu­nos poli­cías». Esa mis­ma noche en la lla­ma­da Bata­lla de La Luna hicie­ron retro­ce­der a la poli­cía del Esmad a pesar de que usa­ron armas de fue­go y gran can­ti­dad de gases lacrimógenos.

Par­te del arras­tre de la bron­ca en Cali es que el año pasa­do más de 375 mil cale­ños entra­ron al ran­go de pobre­za extre­ma según el Depar­ta­men­to Admi­nis­tra­ti­vo Nacio­nal de Esta­dís­ti­ca. Con esto, Cali tie­ne más de 934 mil per­so­nas en esta con­di­ción. A esto se suma que en los pri­me­ros tres meses de 2021, la tasa de des­ocu­pa­ción en Cali pasó de 14% a 18,7%.

Según la Defen­so­ría del Pue­blo, la repre­sión a las pro­tes­tas ha deja­do al menos 19 muer­tos en toda Colom­bia, así como 254 civi­les y 457 poli­cías heri­dos, pero otras fuen­tes, como la ONG Tem­blo­res, seña­lan que esas cifras se que­dan cor­tas y ase­gu­ran que hay 26 víc­ti­mas mor­ta­les por la bru­ta­li­dad policial.

La con­ti­nui­dad de las pro­tes­tas y los lla­ma­dos de los comi­tés depar­ta­men­ta­les, como de dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes a seguir la lucha, hacen urgen­te la pre­pa­ra­ción de una ver­da­de­ra huel­ga gene­ral, para­li­zan­do toda la pro­duc­ción y los ser­vi­cios como el trans­por­te, has­ta derro­tar todo el plan de Duque.

Esta lucha debe incluir las deman­das de cas­ti­go a todos los res­pon­sa­bles de la repre­sión, tan­to los inte­gran­tes fuer­zas repre­si­vas como los res­pon­sa­bles polí­ti­cos. Jun­to a esto la exi­gen­cia del fin de los acuer­dos con Esta­dos Uni­dos que mili­ta­ri­za­ron el país con la excu­sa de la lucha con­tra el nar­co­trá­fi­co y la diso­lu­ción de la poli­cía que es la prin­ci­pal herra­mien­ta de repre­sión y sos­tén de los nego­cios del «nar­co­es­ta­do». La orga­ni­za­ción que vemos en la Uni­ver­si­dad de Cali levan­tan­do las deman­das del pue­blo tra­ba­ja­dor pue­den ser un motor para con­ti­nuar la lucha con­tra al Gobierno.

fuen­te: La Izquier­da Diario

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *