Argen­ti­na. Inter­ven­ción artís­ti­ca del Fren­te Cul­tu­ral Che Ade­li­ta en apo­yo a la Cam­pa­ña inter­na­cio­nal Eran Niñas

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 2 de mayo de 2021.

Al cum­plir­se 8 meses del Ase­si­na­to de las 2 niñas Argen­ti­nas, Lilian Maria­na y Maria Car­men Villal­ba; 5 meses de la des­apa­ri­ción for­za­da de Eli­za­beth «Lichi­ta» Ovie­do Villal­ba y 4 meses de la deten­ción en un cuar­tel mili­tar de Lau­ra Villal­ba, el Fren­te Cul­tu­ral Che Ade­li­ta reali­zó una inter­ven­ción calle­je­ra exigiendo: 

¡Liber­tad para Lau­ra Villalba!

¡Apa­ri­ción con Vida de Lichita!

¡Jus­ti­cia por Lilian y Maria Carmen!

Lichi­ta, María y Lilian cre­cían jun­tas, juga­ban jun­tas, soña­ban jun­tas.
Jun­tas, con sus her­ma­nas, pri­mas, pri­mos y her­ma­nos, iban apren­dien­do que a ellas tam­bién les toca­ba ser pro­ta­go­nis­tas de la cons­truc­ción de un sue­ño más gran­de que la vida mis­ma. Pro­ta­go­nis­tas des­de lo coti­diano; des­de el estu­dio; des­de las tareas de la cha­cra; des­de el apren­di­za­je tem­prano de la res­pon­sa­bi­li­dad en el acom­pa­ña­mien­to a los más peque­ños de la fami­lia como ellas eran acom­pa­ña­das por los mayo­res.
Y ese apren­di­za­je, esa escue­la; los ejem­plos que las rodea­ban y los ejem­plos que cono­cían por los rela­tos, por la pre­sen­cia per­ma­nen­te de quie­nes esta­ban lejos, pero tam­bién cer­ca­nos en el terri­to­rio del amor y del com­pro­mi­so; todo ese apren­di­za­je, esos ejem­plos, se iban refle­jan­do en su carác­ter tem­prano, for­ja­do no en las fan­ta­sías de una reali­dad que se aco­mo­da­ra a sus deseos, sino en la escue­la del deber.
Esa for­ja del deber que, en la fami­lia, pue­de ras­trear­se a Maria­na, la abue­la; y que en los padres y en las madres, en las tías y los tíos de Lichi­ta, de María y de Lilian, toma diver­sas for­mas, pero se reco­no­ce en la mili­tan­cia revo­lu­cio­na­ria de varios de los miem­bros de la fami­lia Villal­ba, de los padres de las tres.
Esa cen­tra­li­dad del deber, ese com­pro­mi­so con los sue­ños de todos los miem­bros de la fami­lia, tam­bién, es la que lle­vó a Lau­ra Villal­ba –su mamá, su tía – , a acom­pa­ñar­las, a asu­mir esa tarea; y son esos valo­res los que no le per­do­nan sus car­ce­le­ros, que no dudan en inven­tar acu­sa­cio­nes para hacér­se­lo pagar.
Fue­ron a bus­car sus raí­ces. Por­que sabían que la iden­ti­dad, pro­pia de cada una, que esta­ban for­jan­do; y su futu­ro al que se lan­za­ban con el ansia, con la ale­gría, con el amor pro­pios de su edad y de su escue­la; esa iden­ti­dad y ese futu­ro, nece­si­ta­ban de raí­ces sóli­das y vigo­ro­sas. Pelea­ron, exi­gie­ron, por sus raí­ces y por su futu­ro.
Noso­tros las enten­de­mos, noso­tros las acom­pa­ña­mos, noso­tros abra­za­mos sus sue­ños y su pre­po­ten­cia de futu­ro; noso­tros las segui­mos abra­zan­do y no las aban­do­na­mos, no las olvi­da­mos. Noso­tros segui­mos exi­gien­do la apa­ri­ción con vida de Lichi­ta y la Jus­ti­cia para Lili­ta y María.
Noso­tros veni­mos has­ta acá, nos movi­li­za­mos en dis­tin­tos luga­res y espa­cios, por­que nos com­pro­me­te­mos a sos­te­ner sus sue­ños, a hacer miles de ban­de­ras con ellos; ban­de­ras de jus­ti­cia, ban­de­ras de lucha y ban­de­ras de vic­to­ria.
¡Apa­ri­ción con vida de Lichi­ta, ya!
¡Lilian y María, pre­sen­tes!
¡Liber­tad para Lau­ra Villal­ba, Car­men Villal­ba y todas las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos del Paraguay!

Tex­to extraí­do del Face­book de la cam­pa­ña inter­na­cio­nal «Eran Niñas»

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *