Méxi­co. Un encuen­tro entre niños ita­lia­nos y zapa­tis­tas se pre­pa­ra en Valle de Susa

Por María Tere­sa Y Vio­la. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 30 de abril de 2021.

Esta­mos pen­san­do en un inter­cam­bio entre niños ita­lia­nos y zapa­tis­tas. Tam­bién nos pre­gun­ta­mos si sería mejor cami­nar por algu­nos luga­res, como en una espe­cie de cara­va­na. Para encon­trar­nos con los zapa­tis­tas tene­mos la posi­bi­li­dad de crear un espa­cio común, nos gus­ta­ría gene­rar un inter­cam­bio no solo teó­ri­co, sino tam­bién de experiencias.

El Movi­mien­to No Tav (No al Tren de Alta Velo­ci­dad) lucha en el Valle de Susa des­de hace 30 años, tie­ne enla­ces y apo­yo en muchas ciu­da­des y terri­to­rios ita­lia­nos y está repre­sen­ta­do en la Red Pie­mon­te Zapa­tis­ta, don­de par­ti­ci­pan comi­tés y movimientos.

Muchos de noso­tros cono­ce­mos al movi­mien­to zapa­tis­ta, algu­nos por­que estu­vi­mos en Chia­pas con Ya bas­ta! o de for­ma indi­vi­dual. En el Valle de Susa hubo encuen­tros sobre el movi­mien­to zapa­tis­ta, con ellos tene­mos la mis­ma idea de la nece­si­dad de la defen­sa del terri­to­rio, la impor­tan­cia de la iden­ti­dad, del rol de las muje­res, el res­pe­to de la diver­si­dad, aun­que no siem­pre es fácil man­te­ner una dimen­sión horizontal.

Para muchas per­so­nas en Ita­lia, No Tav repre­sen­ta la madre de todas las bata­llas, por­que no es sola­men­te una lucha con­tra un tren inú­til, con un cos­to exce­si­vo, peli­gro­so por el daño ambien­tal y los efec­tos nega­ti­vos sobre la salud, tam­bién sig­ni­fi­ca la lucha con­tra los pode­res de dere­cha e “izquier­da” que quie­ren impul­sar su mode­lo neo­li­be­ral, no hay gobier­nos ami­gos. En No Tav con­ta­mos con la pre­sen­cia de cen­tros socia­les, anar­quis­tas, cató­li­cos, ambien­ta­lis­tas. El sen­tir popu­lar del valle está repre­sen­ta­do por las muchas ban­de­ras que hay en cual­quier carre­te­ra, tien­da o casa.

Ini­cial­men­te nacie­ron comi­tés por ciu­da­des, ya que­dan pocos, tam­bién la expe­rien­cia de asam­bleas popu­la­res. Cons­trui­mos casas don­de reu­nir­nos y las lla­ma­mos pre­si­dios, ahí nos reuni­mos, come­mos y dis­cu­ti­mos. Una expe­rien­cia impor­tan­te fue la de la Repú­bli­ca Libre de la Mad­da­le­na cer­ca de la comu­na Chio­mon­te, un espa­cio con­tro­la­do por el movi­mien­to duran­te tres meses en 2011, don­de se vivía en comu­ni­dad y por el que pasa­ron miles de per­so­nas. Aho­ra sigue viva la expe­rien­cia de los Muli­ni, luga­res cer­ca de las obras, don­de gru­pos de jóve­nes viven duran­te más de un año.

Hubo ini­cia­ti­vas para invo­lu­crar más gen­te, como la com­pra de terre­nos en los luga­res don­de quie­ren rea­li­zar las obras. Siem­pre bus­ca­mos el apo­yo de los admi­nis­tra­do­res loca­les y de téc­ni­cos ami­gos. Deci­mos que el movi­mien­to es una mesa con tres patas: la gen­te, los alcal­des y con­ce­ja­les, y los técnicos.

Con la pan­de­mia, ade­más del núme­ro de afec­ta­dos direc­ta­men­te, y lamen­ta­ble­men­te de muer­tos, hay una cri­sis eco­nó­mi­ca, empeo­ra­mien­to de los ser­vi­cios sani­ta­rios y difi­cul­tad para los jóve­nes, ancia­nos y muje­res para tener espa­cios de encuen­tro. Los mis­mos movi­mien­tos socia­les tuvie­ron difi­cul­tad para desa­rro­llar­se, pero logra­mos orga­ni­zar­nos con mani­fes­ta­cio­nes e ini­cia­ti­vas diversas.

Invi­ta­mos a las zapa­tis­tas por­que pen­sa­mos que es impor­tan­te este inter­cam­bio entre las y los de aba­jo. Es ya una tra­di­ción del movi­mien­to No Tav: reci­bi­mos a Hugo Blan­co, a repre­sen­tan­tes del pue­blo mapu­che, a Ber­ta Cáce­res un año antes de su ase­si­na­to, a com­pa­ñe­ros sal­va­do­re­ños, gua­te­mal­te­cos, pales­ti­nos y vas­cos. Aún no sabe­mos cómo se desa­rro­lla­rá la visi­ta, pero cree­mos que el encuen­tro con el movi­mien­to No Tav será uno de los even­tos cen­tra­les de la visi­ta en Italia.

*Inte­gran­tes de No Tav

FUENTE: des­In­for­me­mo­nos

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *