Sin­di­ca­to Uni­ta­rio de Anda­lu­cía por el 1º de Mayo: «Por la Paz, el socia­lis­mo y la auto­de­ter­mi­na­ción de los pueblos»

Repro­du­ci­mos a con­ti­nua­ción el comu­ni­ca­do hecho públi­co por el Sin­di­ca­to Uni­ta­rio de Anda­lu­cía con moti­vo de este 1º de Mayo, día de la Cla­se Obrera:

Por la Paz, el socia­lis­mo y la auto­de­ter­mi­na­ción de los pueblos

Paz entre los Pue­blos. Lucha entre las clases.

Las orga­ni­za­cio­nes que sus­cri­bi­mos este mani­fies­to, somos con­se­cuen­cia de la orga­ni­za­ción de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras en dife­ren­tes sin­di­ca­tos y par­ti­dos de nacio­nes sin Esta­do: Víc­ti­mas de la orga­ni­za­ción inter­na­cio­nal del tra­ba­jo que impo­ne el impe­ria­lis­mo y víc­ti­mas la orga­ni­za­ción del tra­ba­jo den­tro de los mer­ca­dos de cada uno de los Esta­dos que ejer­cen su sobe­ra­nía sobre nues­tros pueblos.

Com­par­ti­mos, ade­más de la doble explo­ta­ción como cla­se y como pue­blos, lazos his­tó­ri­cos cul­tu­ra­les, reli­gio­sos, polí­ti­cos, eco­nó­mi­cos… con todos los pue­blos y nacio­nes medi­te­rrá­neas. Lazos rotos por los mis­mos intere­ses que some­ten a nues­tros pue­blos. Así, la tie­rra que nos sos­tie­ne fue con­ver­ti­da en botín de gue­rra pues quie­nes nos con­quis­ta­ron o cons­ti­tu­ye­ron como enti­da­des polí­ti­cas, lo hicie­ron para extraer­nos las rique­zas que noso­tros mis­mos producimos.

Pero no sólo, tam­bién nos usan como pla­ta­for­ma de gue­rra. Todo el nor­te medi­te­rrá­neo está pla­ga­do de bases mili­ta­res usa­das en la agre­sión a los pue­blos her­ma­nos de Libia, Siria, Iraq… Lo que a su vez nos con­vier­ten en dia­nas de gue­rra por posi­bles res­pues­tas defen­si­vas de esos mis­mos pue­blos hermanos.

Por el Socialismo

El sis­te­ma capi­ta­lis­ta es un sis­te­ma eco­nó­mi­co basa­do en el terror. Su con­di­ción de exis­ten­cia es la exclu­sión de la mayor par­te de la huma­ni­dad, los pobres. Obli­ga­dos para sobre­vi­vir a ofre­cer­se a la explo­ta­ción huma­na… La con­quis­ta, la des­po­se­sión y el some­ti­mien­to al tra­ba­jo depen­dien­te, ya fue­ra escla­vo, ser­vil o asa­la­ria­do, son las con­di­cio­nes del naci­mien­to de este sis­te­ma eco­nó­mi­co de muer­te de la vida en el pla­ne­ta.
Los ricos, des­de el Poder, usan todos los ins­tru­men­tos socia­les (par­la­men­tos, ejér­ci­tos, tri­bu­na­les…) para hacer­se más ricos. El capi­ta­lis­mo nos some­te a unas con­di­cio­nes en las que quie­nes acu­mu­lan el fru­to del tra­ba­jo que pro­du­ci­mos la cla­se obre­ra, lo hacen para acu­mu­lar más. Esta es su lógi­ca, esta es su éti­ca. No la defen­sa de la Vida, sino la defen­sa de la acu­mu­la­ción eter­na de capi­tal, de tra­ba­jo humano, de vida humana.

Las orga­ni­za­cio­nes que sus­cri­bi­mos este mani­fies­to, lucha­mos con­tra el sis­te­ma capi­ta­lis­ta aspi­ran­do a par­ti­ci­par en la cons­truc­ción de un nue­vo sis­te­ma eco­nó­mi­co que supere a todos los sis­te­mas de domi­na­ción ante­rio­res. Nos decla­ra­mos ami­gos y fer­vo­ro­sos sol­da­dos de todas las revo­lu­cio­nes y de todos los pode­res revo­lu­cio­na­rios que ven­gan a poner fin a la Dic­ta­du­ra bur­gue­sa, dic­ta­du­ra que ejer­cen los ricos con­tra los pobres y los pue­blos empo­bre­ci­dos median­te la vio­len­cia. Luchan­do al mis­mo tiem­po por un nue­vo sis­te­ma de igual­dad y liber­tad. Es decir, por la igual­dad al acce­so a cubrir todas nues­tras nece­si­da­des mate­ria­les y espi­ri­tua­les y a la liber­tad para el desa­rro­llo indi­vi­dual sin lími­tes y para expre­sar y actuar en consecuencia.

En defi­ni­ti­va y aun­que los nom­bres ven­gan a limi­tar nues­tros más pro­fun­dos deseos, por la Demo­cra­cia en la economía.¡Nosotros pro­du­ci­mos, noso­tros decidimos!

Por la auto­de­ter­mi­na­ción de los pue­blos y nacio­nes sin Estado

Las orga­ni­za­cio­nes que sus­cri­bi­mos este mani­fies­to tam­bién aspi­ra­mos a la Demo­cra­cia en polí­ti­ca y, por lo tan­to, a que cada pue­blo y/​o nación ten­ga las rien­das de sus des­ti­nos en sus manos. No aspi­ra­mos al dere­cho a la auto­de­ter­mi­na­ción que esta­ble­cen los orga­nis­mos inter­na­cio­na­les. Pues ni esas mis­mas ins­ti­tu­cio­nes pue­den eje­cu­tar esos dere­chos, como en Pales­ti­na o en la Repú­bli­ca Ára­be Saha­raui ni esta­mos dis­pues­tos a que nin­gu­na auto­ri­dad exter­na a nues­tros pro­pios pue­blos nos indi­quen o per­mi­tan qué dere­chos ejer­cer y qué dere­chos no.

Noso­tros lucha­mos con­tra todo tipo de pri­vi­le­gio y, por lo tan­to, con­tra el pri­vi­le­gio de cons­ti­tuir­se en Esta­do de algu­nas nacio­nes fren­te a otras que no lo tie­nen, tal como expre­só Lenin en 1905. Y sus­cri­bi­mos la expre­sión un pue­blo que opri­me a otro no pue­de ser libre que Dio­ni­sio Inca Yupan­qui pro­nun­ció en las Cor­tes de Cádiz de 1812. Expre­sión que reco­ge Car­los Marx y que usa como slo­gan de la Internacional.

Aspi­ra­mos a la liber­tad de todo pue­blo o nación a cons­ti­tuir­se en Esta­do sobe­rano y, en tan­to que com­par­tan los valo­res demo­crá­ti­cos que hemos expre­sa­dos, a la libre unión entre los mismos.

1º de mayo de 2021

Ini­cie­mos la rebe­lión medi­te­rrá­nea, obre­ra y popu­lar: por la Paz, el Socia­lis­mo y la auto­de­ter­mi­na­ción de los pue­blos y naciones.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.