Chi­le: Cerra­ron sin encon­trar res­pon­sa­bles 541 cau­sas por vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos con­tra menores

En la mayo­ría de los casos, la deci­sión de dar tér­mino a las accio­nes lega­les se debe al archi­vo pro­vi­sio­nal de los pro­ce­di­mien­tos o la sim­ple deci­sión de no per­se­ve­rar en las pes­qui­sas, según esta­dís­ti­cas infor­ma­das por el pro­pio Minis­te­rio Públi­co. De un total de 1.076, en 491 se decre­tó el archi­vo pro­vi­sio­nal, en 39 se deci­dió no per­se­ve­rar, en diez se optó por la facul­tad de no inves­ti­gar y en una se apli­có el tér­mino por “incom­pe­ten­cia”. En la actua­li­dad, se inves­ti­gan vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos con­tra 603 niñas, niños y adolescentes.

La Fis­ca­lía cerró sin res­pon­sa­bles ni avan­ces 541 cau­sas por vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos con­tra niñas, niños y ado­les­cen­tes (NNA) ocu­rri­das tras el esta­lli­do social del 18 de octu­bre de 2019. Así lo reve­la un infor­me ela­bo­ra­do en mar­zo por ese orga­nis­mo, el que tam­bién está en poder de la Defen­so­ría de la Niñez.

Las cifras indi­can que, de un total de 1.496 cau­sas abier­tas en 2019 y 2020, unas 414 fue­ron reagru­pa­das y otras seis debie­ron ser anu­la­das por erro­res admi­nis­tra­ti­vos, que­dan­do final­men­te 1.076 activas.

Sin embar­go, a lo lar­go de 2020, muchas de estas cau­sas fue­ron cerra­das sin avan­ces. En deta­lle, en 491 casos se decre­tó el archi­vo pro­vi­sio­nal, en 39 se impu­so la deci­sión de no per­se­ve­rar en las pes­qui­sas, en diez se dic­ta­mi­nó la facul­tad de no inves­ti­gar y en una se apli­có el tér­mino por “incom­pe­ten­cia”.

En la actua­li­dad, se inves­ti­gan las vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos con­tra 603 meno­res de edad, agru­pa­das en un núme­ro no deter­mi­na­do de cau­sas, según la infor­ma­ción entre­ga­da por la Divi­sión de Estu­dios de la Fis­ca­lía a CIPER.

La situa­ción, pre­sen­ta fuer­tes dife­ren­cias entre regio­nes. En Ari­ca y Pari­na­co­ta, por ejem­plo, el 84% de las cau­sas fue­ron cerra­das sin con­de­nas ni avan­ces, mien­tras que en Ñuble ese indi­ca­dor cae a 22%. La región con más cau­sas cerra­das es la Metro­po­li­ta­na, don­de de 701 casos, 403 ya fue­ron ter­mi­na­dos sin resultados.

Has­ta aho­ra, sólo una cau­sa obtu­vo una sen­ten­cia con­de­na­to­ria, la que se con­fir­mó el 29 de julio de 2019 en el Juz­ga­do de Garan­tía de Ran­ca­gua. En dicho jui­cio abre­via­do, fue con­de­na­do por homi­ci­dio frus­tra­do, y a la pena de cin­co años de liber­tad vigi­la­da, el cara­bi­ne­ro Juan Gabriel Mau­lén Báez, quien dis­pa­ró el 13 de diciem­bre de 2019 una bom­ba lacri­mó­ge­na a la cabe­za de un mani­fes­tan­te ado­les­cen­te, a una dis­tan­cia de 8,5 metros y por la espal­da (ver sen­ten­cia).

Lo que suce­de con los meno­res de edad tie­ne, por cier­to, un corre­la­to con lo que acae­ce con el res­to de las denun­cias por vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos. Un repor­ta­je ante­rior de CIPER, tam­bién basa­do en datos del Minis­te­rio Públi­co actua­li­za­dos al 28 de enero pasa­do, infor­mó que la Fis­ca­lía deci­dió archi­var pro­vi­sio­nal­men­te, no per­se­ve­rar o no ini­ciar la inves­ti­ga­ción de 3.050 cau­sas por vio­la­cio­nes a los dere­chos humanos.

“Tene­mos una fal­ta de recur­sos en gene­ral, pero ade­más es nece­sa­rio foca­li­zar. Ha habi­do demo­ra en la entre­ga de infor­ma­ción de par­te de las poli­cías”, expli­có en esa oca­sión la direc­to­ra de la Uni­dad de Dere­chos Huma­nos del Minis­te­rio Públi­co, Ymay Ortiz, quien sos­tu­vo que “hay un pro­ble­ma de temor y des­con­fian­za de las per­so­nas hacia el sistema”.

Con­si­de­ran­do toda la pobla­ción, la Fis­ca­lía tenía regis­tra­do en ese repor­te que 97 agen­tes del Esta­do esta­ban for­ma­li­za­dos (92 fun­cio­na­rios de Cara­bi­ne­ros, cua­tro del Ejér­ci­to y uno de la Arma­da). Esto, a pesar de que el Minis­te­rio Públi­co iden­ti­fi­có en 2020 a 466 uni­for­ma­dos que pre­sun­ta­men­te par­ti­ci­pa­ron en vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos (vea el repor­ta­je: “Balan­ce penal del esta­lli­do: Fis­ca­lía inves­ti­ga a 466 agen­tes del Esta­do y gobierno acu­sa a 3.274 per­so­nas de come­ter actos vio­len­tos”)

UN ASUNTO DE ESTADO

Ante este esce­na­rio, la Defen­so­ría de la Niñez indi­có en su últi­mo infor­me anual que entre el 18 de octu­bre de 2019 y el 30 de junio de 2020 inter­pu­so 127 denun­cias a nivel nacio­nal por los deli­tos de tor­tu­ra, apre­mios ile­gí­ti­mos, veja­cio­nes, deten­cio­nes arbi­tra­rias, lesio­nes gra­ves y menos gra­ves, entre otras. Ade­más, pre­sen­tó diez que­re­llas por los deli­tos de homi­ci­dio, lesio­nes gra­ves, lesio­nes menos gra­ves y abu­so sexual (ver infor­me).

En un ofi­cio a par­la­men­ta­rios de Chi­le Vamos, la Defen­so­ría de la Niñez pre­ci­só que sus atri­bu­cio­nes sólo le per­mi­ten que­re­llar­se “en casos de gran impac­to o con­mo­ción públi­ca, en situa­cio­nes excep­cio­na­les” (ver docu­men­to).

Sobre lo mis­mo, la defen­so­ra de la Niñez, Patri­cia Múñoz, dijo a CIPER que es el INDH el que tie­ne la facul­tad legal de pre­sen­tar que­re­llas por deli­tos de tor­tu­ras. “No obs­tan­te, cree­mos que a futu­ro los casos de tor­tu­ra de niñas, niños y ado­les­cen­tes debie­ra poder ver­los tam­bién la Defen­so­ría de la Niñez, aun­que eso supo­ne tener una dota­ción y estruc­tu­ra a nivel nacio­nal”, indicó.

Por su par­te, el jefe de la Uni­dad Jurí­di­ca del Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Dere­chos Huma­nos, Rodri­go Bus­tos, comen­tó que, siguien­do su man­da­to legal, el INDH se que­re­lló en 463 casos de vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos come­ti­das con­tra NNA.

No obs­tan­te, admi­tió que tam­po­co se tra­ta de todos los casos denun­cia­dos ante la Fis­ca­lía que invo­lu­cran a meno­res de edad, pues “el Ins­ti­tu­to pre­sen­ta las que­re­llas en la medi­da que tie­ne los ante­ce­den­tes de las víc­ti­mas direc­ta­men­te” y/​o reci­be la infor­ma­ción de par­te de la socie­dad civil u otros orga­nis­mos del Esta­do, como el Sena­me. Por lo tan­to, una can­ti­dad rele­van­te de cau­sas podría que­dar fue­ra del alcan­ce del INDH.

“Has­ta aho­ra ―ahon­dó― se han pre­sen­ta­do 463 que­re­llas y el 90% de ellas son por deli­tos de tor­tu­ras y apre­mios ile­gí­ti­mos. Ade­más, el 23% de los denun­cian­tes refie­re en estos casos haber sido víc­ti­ma de vio­len­cia sexual, como toca­mien­tos o ame­na­zas de vio­la­cio­nes. Por últi­mo, de todas estas que­re­llas, el Minis­te­rio Públi­co solo ha for­ma­li­za­do seis inves­ti­ga­cio­nes y ha cerra­do otras 26”.

LA MIRADA DE LOS ABOGADOS

En esa pers­pec­ti­va, la abo­ga­da defen­so­ra de dere­chos huma­nos Karin­na Fer­nán­dez sos­tu­vo que “han sido extre­ma­da­men­te difí­ci­les los casos de niñas, niños y ado­les­cen­tes, por­que es muy com­ple­jo que ellos quie­ran denun­ciar”. Agre­gó que “la ausen­cia de resul­ta­dos tam­bién va des­mo­ti­van­do a los denun­cian­tes”, en el con­tex­to de un sis­te­ma poli­cial y judi­cial que, a su jui­cio, no está pre­pa­ra­do para con­te­ner a las víc­ti­mas o sus familias.

“Ade­más, una vez que logra­mos que­re­llar­nos, des­pués de supe­rar todas las difi­cul­ta­des, en mis cau­sas no se ve refle­ja­do en las inves­ti­ga­cio­nes el inte­rés supe­rior de los niñas, niños y ado­les­cen­tes y, mucho menos, lo que se cono­ce como garan­tías refor­za­das. No ha habi­do mayor rapi­dez o prio­ri­za­ción de estos casos”, alegó.

Sobre lo mis­mo, ahon­dó que ha habi­do una inca­pa­ci­dad del Esta­do, para pro­mo­ver una jus­ti­cia real y opor­tu­na. “En mis casos, por lo menos, el Con­se­jo de Defen­sa del Esta­do no está pre­sen­te, aun­que sí se hicie­ron par­te en el caso del caba­llo de Baque­dano. Tam­po­co el Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Dere­chos Huma­nos está invo­lu­cra­do en todas las vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos de niñas, niños y ado­les­cen­tes”, apuntó.

Agre­gó que el Esta­do ha sido inca­paz de actuar pre­ven­ti­va­men­te y citó como ejem­plo el caso del mayor de Cara­bi­ne­ros Hum­ber­to Tapia. Este ofi­cial, como mues­tran videos, dis­pa­ró e hirió en un pul­món a un joven migran­te el 19 de octu­bre de 2019 y lue­go, el 5 de noviem­bre, entró dis­pa­ran­do per­di­go­nes al Liceo 7 Tere­sa Prats.

La abo­ga­da Ale­jan­dra Arria­za, quien repre­sen­ta a una ado­les­cen­te impac­ta­da con una bom­ba lacri­mó­ge­na en su cabe­za, entre otros casos de meno­res de edad, coin­ci­dió en que “ha sido un pro­ce­so com­ple­jo y duro, pues tan­to adul­tos como niñas, niños y ado­les­cen­tes están en el des­am­pa­ro, ya que nece­si­tan con­ten­ción y el Esta­do no los acoge”

A jui­cio de la abo­ga­da, uno de los pro­ble­mas de fon­do es que el sis­te­ma judi­cial chi­leno no está pre­pa­ra­do para lle­var estos pro­ce­sos: “Hay regio­nes don­de ni siquie­ra hay pro­fe­sio­na­les pre­pa­ra­dos para apli­car el Pro­to­co­lo de Estam­bul”, dice, en refe­ren­cia al pro­ce­di­mien­to inter­na­cio­nal­men­te vali­da­do de cons­ta­ta­ción físi­ca y sico­ló­gi­ca de torturas.

A ello se suma, según opi­nó Arria­za, que hay con­duc­tas de obs­truc­ción a la jus­ti­cia de par­te de agen­tes del Esta­do, sin que ello gene­re mayo­res con­se­cuen­cias para quie­nes incu­rren en ellas: “No se ha garan­ti­za­do que esto no se repita”.

En esa pers­pec­ti­va, plan­teó que cada día “se hace más fac­ti­ble per­se­guir las res­pon­sa­bi­li­da­des por estos crí­me­nes en la Cor­te Penal Internacional”.

Fuen­te: Ciper

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *