Irán. Avi­sa de secue­las para auto­res del ‘acto terro­ris­ta’ en Natanz

Resu­men Medio Orien­te, 11 de abril de 2021-.

Irán con­de­na un “acto terro­ris­ta” per­pe­tra­do este domin­go con­tra la plan­ta nuclear de Natanz y pro­me­te tomar medi­das con­tra los auto­res del mismo.

El jefe de la Orga­ni­za­ción de Ener­gía Ató­mi­ca de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi, ha con­si­de­ra­do un “acto terro­ris­ta y a la deses­pe­ra­da” el inci­den­te ocu­rri­do la madru­ga­da de la jor­na­da de hoy en la red de dis­tri­bu­ción eléc­tri­ca de la plan­ta nuclear de Natanz, situa­da en el cen­tro del país, que, según su por­ta­voz, Beh­ruz Kamal­van­di, no cau­só ni daños ni contaminación.

“La Repú­bli­ca Islá­mi­ca de Irán con­de­na este acto a la deses­pe­ra­da, e ins­ta a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal y a la Agen­cia Inter­na­cio­nal de Ener­gía Ató­mi­ca [AIEA] a lidiar con ese terro­ris­mo nuclear, al tiem­po que se reser­va el dere­cho a tomar medi­das con­tra los per­pe­tra­do­res y auto­res inte­lec­tua­les de dicho sabo­ta­je”, ha sub­ra­ya­do Salehi.

Este suce­so se ha pro­du­ci­do un día des­pués de que Tehe­rán exhi­bie­ra más de un cen­te­nar de nue­vos logros en mate­ria nuclear con moti­vo del Día Nacio­nal de la Tec­no­lo­gía Nuclear; entre los pro­yec­tos figu­ra­ba la ins­ta­la­ción de un con­jun­to de 164 cen­tri­fu­ga­do­ras avan­za­das IR‑6 en Natanz.

Salehi ha dicho que este recien­te acto de sabo­ta­je en Natanz pone al des­cu­bier­to el fra­ca­so de quie­nes tra­ba­jan deno­da­da­men­te para dete­ner el cre­cien­te desa­rro­llo de la indus­tria nuclear de Irán, y des­ca­rri­lar los diá­lo­gos entre Tehe­rán y las cin­co poten­cias mun­dia­les que tie­nen lugar en Vie­na (Aus­tria) para levan­tar las crue­les san­cio­nes que pesan con­tra el país persa.

Sin embar­go, el jefe de la OEAI ha ase­gu­ra­do que Irán segui­rá tra­ba­jan­do con serie­dad para impul­sar el desa­rro­llo de su pro­gra­ma nuclear con fines pací­fi­cos y para el levan­ta­mien­to de las san­cio­nes inhu­ma­nas impues­tas por EE.UU. en su contra.

En julio de 2020, la ins­ta­la­ción nuclear de Natanz fue blan­co de otro acto de sabo­ta­je cuan­do se pro­du­jo un incen­dio en uno de sus pabe­llo­nes en cons­truc­ción y, con­for­me ase­ve­ró la OEAI en aquel enton­ces, no dejó víc­ti­mas, ni inte­rrum­pió las acti­vi­da­des en cur­so en la plan­ta de enri­que­ci­mien­to de ura­nio y sus centrifugadoras.

Días des­pués de dicho inci­den­te, Tehe­rán advir­tió que los posi­bles ele­men­tos extran­je­ros invo­lu­cra­dos en el mis­mo no sal­drían bien parados.

La misión ira­ní ante la Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das (ONU) aler­tó, por su par­te, en aque­llas fechas, que cual­quier sabo­ta­je en los cen­tros nuclea­res o infra­es­truc­tu­ras de Irán podría dar pie a una esca­la­da de dimen­sio­nes inimaginables.

Aun­que no se ha repor­ta­do el gru­po o indi­vi­duo detrás del acto de sabo­ta­je en Natanz, ante­rior­men­te los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia de Esta­dos Uni­dos e Israel, median­te ata­ques ciber­né­ti­cos y ase­si­na­tos de cien­tí­fi­cos nuclea­res de la Repú­bli­ca Islá­mi­ca, han tra­ta­do, sin éxi­to alguno, tor­pe­dear el pro­gra­ma nuclear iraní.

Fuen­te.: HispanTV

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *