Pue­blos Ori­gi­na­rios. Falle­ció Car­me­lo «Tai­ta» Sar­di­nas Ull­pu, ex mili­tan­te mon­to­ne­ro y refe­ren­te de la cul­tu­ra que­chua /​Mensaje de Mario Eduar­do Firmenich

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, Jalla­lla, 7 de abril de 2021

Fue refe­ren­te, en los años 70, del Movi­mien­to Ville­ro Pero­nis­ta y de Mon­to­ne­ros en la villa 31 de Reti­ro, en la Ciu­dad de Bue­nos Aires, y lo cono­cían como «Tai­ta» por sus cono­ci­mien­tos de la cul­tu­ra andi­na. Era pro­fe­sor de runa simi, uno de los pri­me­ros siku­ris en Bue­nos Aires y fue invi­ta­do a India y Aus­tra­lia para com­par­tir sabiduría.

Entre 1973 y 1976 la Tri­ple A ya prac­ti­ca­ba el terro­ris­mo de Esta­do en Argen­ti­na, que ganó viru­len­cia a par­tir del gol­pe mili­tar del 24 de mar­zo de 1976. El gru­po de tareas inte­gra­do por poli­cías, civi­les y mili­ta­res secues­tra­ba y con­du­cía a miles de per­so­nas a los cen­tros clan­des­ti­nos de deten­ción, don­de eran tor­tu­ra­dos, y asesinados.

Car­me­lo Sar­di­nas fue uno de esos jóve­nes que lle­gó a la Argen­ti­na en bús­que­da de opor­tu­ni­da­des y dio con la Villa 31 de Reti­ro, la que sería su casa y tam­bién su escue­la de lucha.
Nació en Poto­sí, Boli­via, en una fami­lia de agri­cul­to­res y ori­gi­na­rios e ingre­só a la tie­rra del Che a los 24 años de edad, pri­me­ro por Sal­ta y Jujuy don­de tra­ba­jó bus­cán­do­se unos man­gui­tos y de ahí deci­dió jugár­se­la en Bue­nos Aires.
En sep­tiem­bre de 1966 lle­gó a la ter­mi­nal de tre­nes de Reti­ro y estan­do ahí se encon­tró con un pai­sano que iba camino a su tra­ba­jo y que ter­mi­nó por alo­jar­lo en el barrio Comu­ni­ca­cio­nes don­de rápi­da­men­te con­si­guió tra­ba­jo en cons­truc­ción.
Su padre fue su gran ejem­plo de lucha, un vete­rano de la gue­rra del Cha­co con Para­guay que par­ti­ci­pó acti­va­men­te en la Revo­lu­ción nacio­na­lis­ta del 52’ en Boli­via y quien ade­más fue el que le acon­se­jó via­jar a Argen­ti­na para jun­tar dine­ro y estu­diar en la Uni­ver­si­dad de San Simón de Cocha­bam­ba.
En la villa cono­ció al padre Car­los Mugi­ca, sacer­do­te ter­cer­mun­dis­ta y pero­nis­ta que en la igle­sia Cris­to Obre­ro pre­di­ca­ba ser­mo­nes revo­lu­cio­na­rios muy segui­dos por sus habi­tan­tes.
En 1968, José Valen­zue­la, uno de los lucha­do­res his­tó­ri­cos de la villa, citó a una reu­nión a la que asis­tie­ron entre otros, Car­me­lo, Mugi­ca y Rodol­fo Walsh, quien se mos­tró intere­sa­do por las nece­si­da­des del barrio, inter­cam­bia­ron opi­nio­nes y lle­ga­ron al acuer­do de movi­li­zar­se a Pla­za de Mayo. Car­me­lo se inte­gró de lleno a la Juven­tud Pero­nis­ta don­de fue for­jan­do una rela­ción de con­fian­za con Walsh, mili­tan­do por la vivien­da dig­na y la radi­ca­ción defi­ni­ti­va de la villa de Reti­ro. Se fue a vivir a Güe­mes don­de ganó las elec­cio­nes y se con­vir­tió en el nue­vo pre­si­den­te del barrio.

Sus recuer­dos y viven­cias como Mon­to­ne­ro son nume­ro­sos, pero qui­zás uno de los capí­tu­los más con­me­mo­ra­ti­vos fue cuan­do encon­tra­ron el cuer­po de un com­pa­ñe­ro al que lla­ma­ban Galle­tas, un acto sig­ni­fi­ca­ti­vo, pues en tiem­pos de la des­apa­ri­ción for­za­da, tener al menos el cadá­ver de un ser que­ri­do o com­pa­ñe­ro ya era todo un triun­fo.
En un encuen­tro entre com­pa­ñe­ros de la Orga­ni­za­ción entre los barrios YPF y Comu­ni­ca­cio­nes y a la que asis­tió Rodol­fo Walsh, todos pro­me­tie­ron no aban­do­nar el país. Algu­nos de ellos fue­ron dete­ni­dos y aún siguen des­apa­re­ci­dos, pero nin­guno se fue al exte­rior… tam­po­co lo hizo Walsh. Car­me­lo salió del barrio por orden de la Orga por seguridad.

En los años de la últi­ma dic­ta­du­ra cívi­co-mili­tar Car­me­lo se man­tu­vo reclui­do en su nue­va casa en Morón. “Fue­ron años muy difí­ci­les. Ten­go 18 com­pa­ñe­ros des­apa­re­ci­dos de las villas de Reti­ro, Cole­gia­les, Lugano y otros barrios”, lamenta.

La lucha des­de lo ancestral

Pero su lugar de enun­cia­ción no sólo se for­jó des­de la mili­tan­cia polí­ti­ca, sino tam­bién como que­chua, cono­ce­dor asi­duo de la cos­mo­go­nía andi­na, pro­fe­sor de Runa Simi, y músi­co cuyo gru­po de siku­ris se lla­ma­ba Kay­pa­cha­man­ta, que quie­re decir, “de este tiem­po y espa­cio”. Car­me­lo, cono­ci­do como Tai­ta Ull­pu, fue uno de los pri­me­ros refe­ren­tes del mun­do indí­ge­na en Argen­ti­na en difun­dir la cul­tu­ra ori­gi­na­ria en ámbi­tos urba­nos.
Fue con­sa­gra­do en 1998 en Tiwa­na­ku, lugar sagra­do de la cul­tu­ra pre-incai­ca por el con­se­jo de Amau­tas. Allí hizo la cere­mo­nia del Inti Ray­mi, par­ti­ci­pó en la pri­me­ra asun­ción de Evo Mora­les y en la segun­da, hizo guar­dia de honor en el Tem­plo de Kala­sa­sa­ya.
En el últi­mo tiem­po fue pre­si­den­te hono­ra­rio de la Aca­de­mia Mayor de la Len­gua que­chua de Cuz­co, Perú, aso­cia­da con las aca­de­mias de Cocha­bam­ba en Boli­via. Tam­bién se desem­pe­ñó has­ta la actua­li­dad en el Cen­tro Uni­ver­si­ta­rio de Idio­mas de la UBA,

AUDIO DEL MENSAJE DE DESPEDIDA DEL EX COMANDANTE DE MONTONEROS, MARIO EDUARDO FIRMENICH

Des­pe­di­da al Tay­ta Car­me­lo Sardinas

Hoy des­pe­di­mos a uno de nues­tros pro­fe­so­res que ha deja­do camino y hue­llas para seguir tran­si­tan­do, falle­ció el pro­fe­sor Car­me­lo “Tay­ta” Sar­di­nas Ull­pu, pro­fe­sor de que­chua de la Cáte­dra de Idio­ma Ori­gi­na­rio de nues­tra Facul­tad y miem­bro del Con­se­jo de ancia­nos de la Con­fe­de­ra­ción del Cón­dor del Sur. El Tay­ta par­ten­cia al Pue­blo Wisik­sa del Esta­do Plu­ri­na­cio­nal de Boli­via pero lle­go a la Argen­ti­na en la déca­da del 60 sien­do muy joven.

En su juven­tud fue un mili­tan­te pero­nis­ta en la Villa 31, tra­ba­jan­do con el padre Muji­ca y per­se­gui­do por la dic­ta­du­ra cívi­ca mili­tar. Ya con la demo­cra­cia su mili­tan­cia por los dere­chos de los pue­blos ori­gi­na­rios fue crean­do espa­cios de orga­ni­za­ción y arti­cu­la­ción, ense­ñan­do las cos­mo­go­nía de los pue­blos ori­gi­na­rios, rei­vin­di­can­do su iden­ti­dad indí­ge­na, tra­ba­jan­do por la defen­sa de las len­guas, sien­do pro­fe­sor de Que­chua en la Uni­ver­si­dad de La Pla­ta, UNSAM, la Uni­ver­si­dad Nacio­nal de La Matan­za y el CUI (Cen­tro Uni­ver­si­ta­rio de idio­mas) de la UBA.

Acom­pa­ña­mos a su fami­lia con pro­fun­do dolor en estos momen­tos. Des­pe­di­mos con tris­te­za y dolor a nues­tro pro­fe­sor, un maes­tro y un her­mano que abrió puer­tas y cami­nos des­co­lo­ni­zan­do pen­sa­mien­tos, ense­ñan­do des­de el Buen Vivir, lo recor­da­re­mos en la lucha por el dere­cho de los Pue­blos, des­de las whi­pa­las que fla­mean gri­tan­do resis­ten­cia y vida.

Jalla­lla !!

Direc­ción de Pue­blos Ori­gi­na­rios “Emi­lia Usca­may­ta Curí” de la Facul­tad de Perio­dis­mo y Comu­ni­ca­ción Social de la UNLP.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

ENTREVISTA A TAITA SARDINAS EN 2017

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *